El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 13°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 13°C

“Toto” sorprendió a todos y colocó US$ 9.000 M

Finanzas colocó tres bonos por US$ 9.000 millones a 5, 10 y 30 años, con tasas de hasta 7%: la demanda alcanzó a los US$ 21.400 M

05-01-2018
Compartir

El Gobierno hizo ayer una emisión internacional de bonos por US$ 9.000 millones, distribuida en un título a cinco años por US$ 1.750 millones y rendimiento de 4,625%, otro a 10 años por US$ 4.250 millones al 6%, y otro a 30 años por US$ 3.000 millones al 6,95%.

“Estas tasas son las más bajas de la historia para Argentina para emisiones en dólares en el mercado internacional y representan una baja de 100 puntos básicos en relación a las tasas pagadas en la emisión de bonos similares de enero de 2017”, aseguró el Ministerio de Finanzas.

Antes de la emisión, en el Gobierno hablaban de buscar al menos US$ 5.000 millones, pero los analistas financieros ya descontaban que la cifra se acercaría a los US$ 10.000 millones.

La demanda por los bonos argentinos totalizó US$ 21.400 millones y superó en 2,4 veces el monto finalmente emitido, con la participación de más de 450 inversores de EE.UU. (46%), Europa (35%), Asia (11%), y otras regiones (8%). Los bancos colocadores fueron el Citigroup, Deutsche Bank Securities, HSBC, BBVA y Santander.

El ministro de Finanzas, Luis Caputo, destacó que la emisión “cubre aproximadamente una tercera parte de las necesidades de financiamiento de 2018 y más del 50% de las inversiones en infraestructura que están contempladas en el Presupuesto 2018”.

Algunos analistas aseguraron que el Gobierno decidió apurar la colocación luego de conocerse que México estaba preparando una emisión similar para este mes. Efectivamente, el país azteca lanzó deuda en dos tramos por US$ 2.000 millones a 10 años y 30 años con tasas del 3,81% y 4,6%, respectivamente.

Los especialistas consideraron que el timing de emisión fue bueno porque muchos bancos de inversión ya están anticipando una suba en las tasas de los Estados Unidos y eso encarecerá el costo de la deuda de los países emergentes.

“Me parece bien que el Gobierno se adelante y trate de prefinanciar gran parte de lo que necesitan ahora en enero por si llegan a cambiar las condiciones del mercado, ya se están asegurando una buena tasa”, aseguró en ese sentido a El Economista el senior trader de Balanz Capital, Martín Saud.

Por su parte, Christian Reos, analista de research de Allaria Ledesma, destacó que el Gobierno “aprovechó una ventana de mercado, con tasas de EE.UU. en niveles bajos, para colocar lo máximo posible y tener cubiertas las necesidades del año”.

Techo deuda

Antes de la emisión, el Gobierno había aumentado en US$ 15.000 millones su techo de emisión de deuda en el exterior para 2018, con lo que se podrán colocar este año títulos por hasta US$ 21.600 millones.

En 2017, el Gobierno había asignado un cupo de hasta US$ 20.000 millones pero sólo se colocaron 13.400 millones, con lo que el saldo remanente quedará disponible para este año. El Ejecutivo calcula que en 2018 necesitará financiamiento por unos US$ 30.000 millones, de los cuales unos US$ 15.000 millones vendrían del mercado internacional.

Sobre el aumento del techo de emisión, desde la cartera de Caputo aseguraron que “es una autorización que se otorga todos los años pero que no es de endeudamiento, sino una herramienta que da flexibilidad a Finanzas para elegir la jurisdicción que más convenga según el momento”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés