El Economista - 70 años
Versión digital

dom 17 Oct

BUE 11°C

Versión digital

dom 17 Oct

BUE 11°C

Todo va a cambiar desde el lunes

El blanqueo siguió alterando el mercado interno y el dólar volvió a bajar

31-03-2017
Compartir

Con claros signos de que todo el planeta está enfrentando una crisis de proporciones, los mercados de todas partes experimentaron ayer variaciones significativas en casi todas las cotizaciones, con movimientos notables en las monedas, en los bonos, en las Bolsas y también en las commodities.

El foco de las oscilaciones que se vio en el exterior tuvo que ver con el Brexit, es decir con la salida de Gran Bretaña de la Unión Europa, que empieza a concretarse de manera irreversible a partir de mañana, y con gran división dentro de las mismas islas británicas, ya que los escoceses están por decidir un contramovimiento que puede tener derivaciones ciertamente sorpresivas.

También hubo avances en otros procesos que acentuaron la modificación del tablero cambiario, como la condena a quince años de prisión a un político clave de la política brasileña o la decisión de la OPEP de seguir extendiendo el cierre de grifos una vez que concluya el primer semestre.

Sea como fuere, todas estas oscilaciones dieron vuelta por completo la dirección de los inversores, que decidieron tomar nuevamente posiciones dólar, por lo que el billete estadounidense volvió a subir de manera consistente y logró su mejor posición de los últimos diez días contra una canasta de monedas principales: el dólar subió casi 1% ayer contra el real, el euro y el franco suizo, tuvo un alza menor contra el chileno y el yen; y se mantuvo más o menos en línea contra la libra esterlina.

Por supuesto, tal como viene sucediendo desde principios de este año, el mercado cambiario argentino evoluciono completamente a contramano de lo que ocurre en el mudo. A un día del final de blanqueo de capitales, el dólar achicó otra vez: el tipo de cambio oficial cedió 6 centavos (hasta $ 15,69) y el blue achicó 4 centavos (hasta $ 15,89), con el dólar mayorista bajando apenas un centavo, hasta $ 15,43.

La baja de precios no fue únicamente para el dólar. El euro medido en pesos argentinos bajó nada menos que 17 centavos (hasta $ 16,46) y el real bajó 5 centavos (hasta $ 4,90), por lo que en este momento tenemos el peso argentino más fuerte de los últimos tiempos.

Con la boca abierta, los operadores veían de qué manera los vendedores de divisas continuaban llegando. “Bajamos el precio pero las ventas siguen, preguntamos para qué es, y contestan que es para pagar la multa del blanqueo. A partir del lunes sabremos donde quedamos parados y empezaremos a operar de manera diferente”.

Esos comentarios ponían las barbas en remojo de los principales negociadores de la city. Con el paro de la CTA en curso, el Ejecutivo mantuvo su línea: el Ministerio de Finanzas colocó este jueves US$ 1.500 millones en licitaciones de Letras del Tesoro a 88, 179, 256 y 375 días de plazo, como así también $ 20.000 millones en Bonos del Tesoro, ajustados a tasa Badlar, con vencimiento en 2022.

Las Letras del Tesoro fueron distribuidas de la siguiente manera: US$ 250 millones en Letras del Tesoro a 88 días (30 de junio de 2017) a una tasa nominal anual de 2,65%; US$ 500 millones a 179 días (29 de septiembre de 2017) a una tasa nominal anual de 2,95%; US$ 500 millones a 256 días (15 de diciembre de 2017) a una tasa nominal anual de 3,20% y US$ 500 millones a 375 días (13 de abril de 2018) a una tasa nominal anual de 3,40%. “Por supuesto -decían en el mercado- esta permanente absorción de dólares con deuda, la mayoría para pagar gastos corrientes en el mercado interno, generan oferta de dólares en nuestra plaza y ayudan mucho a que tengamos en este momento el dólar más bajo en cien días. Y no hay que olvidar que en dos semanas se liberan US$ 16.000 millones, mitad por el vencimiento final de bono AA17 y mitad por los dólares que quedan libres que habían sido congelados en las cajas de seguridad. Y después, por si fuera poco, quedara la súpercosecha de soja, que también traerá una parva de billete verdes a Argentina”.

Haciendo cuentas, los operadores estimaban que el precio del dólar que se consiguió ayer será el más bajo del año, ya que de ahora en más tendremos cada vez menos dólares ofrecidos. En ese sentido, hay analistas que afirman que en menos de un mes tendremos un dólar un poco más caro y ya empiezan a aparecer nombres importantes de las finanzas que ven para fin de año un dólar en la zona de los $ 18,50.

Detrás de todos estos movimientos cambiarios, las commodities también bailaron. El petróleo siguió recuperando terreno, ya que el barril volvió a cotizar por arriba de los US$ 50 (terminó a US$ 50,40) debido a que dentro de la OPEP sigue habiendo países productores que afirman tener la voluntad de seguir con los grifos controlados a partir de julio.

Y, malo para Argentina, las enormes cosechas que se registran en muchos países volvieron a provocar otra rueda a la baja para los granos en la Bolsa de Chicago, con el trigo cediendo 1,3% y la soja bajando 0,7%, en los menores precios desde septiembre del año pasado. En ese contexto, el oro y la plata cedieron algo y los metales básicos estuvieron firmes: el plomo subió 1,4%, el aluminio 1,2% y cinc 0,9%, con el cobre y el níquel planos.

En las Bolsas del mundo hay un momento de incertidumbre sin que nadie sepa para dónde van los precios. Con un día muy volátil, tanto los índices de la Bolsa de Nueva York, como San Pablo y México terminaron con subas del 0,3%, con los analistas advirtiendo que se viene un mes de abril bastante movido.

Para los títulos argentinos el día fue mixto. Los bonos estuvieron ligeramente a la baja, con los analistas afirmando que a partir de ahora enfrentarán un exigente test ya que desaparecen los bonos insignia que se vinieron usando para el blanqueo. Con eso, en los extremos hubo subas del 1% al 2,3% para los bonos CO17, PR13, BD2C0 y PARP. Y bajas del 1% al 2,6% para los bonos AL36, RNG21, PAA0, CO26 y AS17.

Y en línea con la suba leve que hubo en las bolsas del exterior, la de Buenos Aires subió con buen volumen, aunque con tensión porque la CNV sigue retrasando los papeles para que se inicie el funcionamiento del BYMA.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés