El Economista - 73 años
Versión digital

mie 17 Jul

BUE 15°C
Panorama

Tenía que venir una baja y llegaron pretextos precisos

A nivel local, la incertidumbre sigue, hay peleas en las internas, el dólar fuga saltó, los bonos siguen sin fuerza, el riesgo crece y la Bolsa local sigue cuesta abajo

El mundo financiero se sacudió ayer porque Fitch le bajó la nota a la deuda de EE.UU., eso afectó a Wall Street pero fortaleció al dólar global.
El mundo financiero se sacudió ayer porque Fitch le bajó la nota a la deuda de EE.UU., eso afectó a Wall Street pero fortaleció al dólar global.
Luis Varela 03 agosto de 2023

En línea con lo que sucede desde hace casi cuatro semanas, el mercado argentino siguió colocado ayer en un pronunciado tobogán, con los dólares libres en alza, con los bonos apenas sostenidos, con el riesgo país en alza y con una profundización del retroceso en las acciones argentinas, en una jornada en la que la misma Bolsa de Nueva York sufrió una estocada.

El día se inicio con un elemento sorpresivo. La agencia de calificación Fitch Ratings decidió bajarle la nota nada menos que a la deuda de largo plazo de Estados Unidos, llevándola desde "AAA" hasta "AA+", con la secretaria de Estado Janet Yellen discrepando fuertemente con la entidad. Fitch basó su decisión en varios factores, entre los que se destacan la inestabilidad política, los embates judiciales contra Trump, el exceso de gastos del Gobierno de Biden y una deuda pública ya demasiado excesiva.

De este modo, Estados Unidos sale del cuadro de Fitch en el que todavía permanecen 9 de los 180 países que hay en el mundo con calificación "AAA": quedan en el nivel más alto del rating Alemania, Australia, Dinamarca, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Singapur, Suecia y Suiza. Y un descenso de este tipo no es la primera vez que recae sobre EE.UU.: en 2011 la agencia Standard & Poor's le bajó la nota a la deuda norteamericana y lo que sobrevino inmediatamente después fue una dura caída del 14% en la Bolsa de Nueva York. De ahí que esta movida de Fitch abrió una jornada tambaleante.

La demanda de apertura de cuentas en EE.UU. está en uno de los puntos más altos en los últimos años
 

De movida, empezaron a rotar las tasas largas norteamericanas, es decir ya no subieron tanto las más cortas y empezaron a levantar las más largas: se pagó 5,4% anual a 1 año de plazo, 4,2% a 5 años, 4,1% a 10 años y 4,2% a 30 años. Ante esta situación, los inversores globales están refugiándose en bonos cortos norteamericanos, que pagan más del 5%, y en consecuencia ayer en el exterior el dólar subió contra todo: avanzó 1% en Chile, 0,8% en México, 0,5% contra la libra, 0,4% contra el euro y en Brasil, 0,2% en China y 0,1% en Japón.

Mientras tanto, a nivel local, a apenas 10 días de las PASO hubo algunas señales que provocaron bastante turbulencia, ya que los dos líderes de las dos principales coaliciones hicieron declaraciones en contra de algunos de sus candidatos.

Por ejemplo, en medio de una campaña en la que estaba muy callada, Cristina Kirchner salió a pedir que se incluya al actual intendente de Tigre, Julio Zamora, que había sido eliminado de las listas por el ministro candidato Sergio Massa, para favorecer las aspiraciones de su esposa Malena Galmarini para llegar a la intendencia de ese distrito de zona norte bonaerense. Cristina pidió, con precisión, que Zamora sea incluido en una lista en la que está Axel Kicillof, no quiere perder nada de lo que le pueda dar bancas en la principal jurisdicción del país.

Y por otra parte, mientras las 12 encuestadoras principales que recorren radios y canales de televisión todo el tiempo mostrando diferentes resultados en la interna de JxC entre Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta, un día después de que Facundo Manes se inclinara por apoyar al actual jefe de gobierno porteño, ayer sorprendió María Eugenia Vidal también apoyándolo, y Mauricio Macri hizo duras declaraciones contra la ex gobernadora bonaerense por inclinarse por Larreta y no por Bullrich.

Elecciones 2023
 

De este modo, con incertidumbre absoluta sobre quién llegará a ser el nuevo Presidente de la Argentina, el mercado está convencido de que hay un acuerdo con el FMI para hacer una devaluación disruptiva después de las PASO, quizás el mismo lunes 14 de agosto y, con esto, la fuga de capitales sigue a todo vapor.

Así, ayer el BCRA tuvo que vender casi u$s 100 M en el mercado, sin operar en yuanes, al tiempo que hubo liquidaciones por dólar agro por u$s 208 M. Es cierto que esta nueva pérdida de reservas ocurrió porque YPF efectuó un pago de u$s 225 M para cancelar deuda (con todos los inversores preguntándose ¿cómo puede tener deuda YPF con explotación récord de gas y petróleo?). Pero al final del día, con cepo casi total a las importaciones, el BCRA perdió otros u$s 34 M en las reservas y chupó de los bancos depósitos por $ 375 M en Notaliqs a 6 meses. Por lo que según varios analistas, hoy hay reservas líquidas negativas por casi u$s 10.000 M, con sospechas de parte de los ahorristas de que el Gobierno está usando dólares encajados, de depósitos de privados.

Sea como fuere, la intervención permitió que el dólar blue no se moviera, por lo que volvió a cerrar en su récord nominal de 560 pesos. Al tiempo que el dólar Qatar subió 2,20 pesos hasta 580,54 pesos, el dólar senebi brincó 20,31 pesos hasta 569,24 pesos, el dólar mep subió 4,07 pesos hasta 513,52 pesos y el contado con liquidación saltó 8,46 pesos hasta 568,59 pesos. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue fue del 93% y la brecha entre el ccl y el mayorista saltó al 105%.

Mientras esto sucedía con el mercado de cambios, a los titulos públicos argentinos no les fue tan mal para un día como el de ayer. Con récord de volumen operado, los bonos se sostuvieron en pesos, no en dólares, y el riesgo país subió 21 unidades, hasta 2011 puntos básicos.

En tanto que en papeles privados, el foco del movimiento ocurrió en Wall Street. Después de la tarjeta amarilla de Fitch, hubo una dura caída en la bolsa de Nueva York: el Dow bajó 1%, el S&P perdió 1,4% y el Nasdaq cayó 2,2%. Al tiempo que la bolsa de San Pablo cedió 0,3% y la bolsa de México cayó 1,7%.

Y a nivel local, tampoco hubo una buena jornada. Con 7.718 millones de pesos operados en acciones y 11.861 millones en cedears, la bolsa de Buenos Aires bajó 1,7%. Y hubo un especial foco de atención con las ADRs argentinas que operan en NY ya que hubo una caída en bloque del 2 al 6% para Despegar, Francés, Edenor, Macro, Supervielle, Mercado Libre, Loma Negra, Galicia, TGS, Cresud, Telecom, Pampa E, YPF e IRSA.

El contexto no es sencillo. Todos los especialistas creen que la economía mundial va hacia una desaceleración. Muchos inversores conservadores se refugian en bonos cortos de EE.UU. que pagan hasta 5% anual. No les parece preocupar por ahora la advertencia de Fitch, no lo ven como algo serio a considerar, pero prefieren estar fuera de lo más riesgoso y ayer de igual modo los commodities siguieron perdiendo valor.

mercados
 

Hubo una caída del 2,2% para el petróleo, los metales preciosos estuvieron en descenso, los metales básicos actuaron muy débiles y los granos bajando en conjunto en Chicago, mientras que en Rosario el girasol y el maíz se salvaron, ero la soja y sobre todo el trigo tuvieron fuertes bajas. Y en el mundo cripto hubo un temblor: el bitcoin achicó apenas 0,3% pero hubo caídas de hasta el 6% en el resto de los valores del panel.

¿Qué puede pasar de aquí en adelante? La incertidumbre política local es absoluta. Y a nivel global hay inquietud, porque si EE.UU. recibe una menor nota, todos se preguntan qué podrá pasar con Europa, Japón o China, que muestran tendencias económicas peores.

Ayer la encuesta ADP norteamericana, que muestra los niveles de creación de empleo, indicó que EE.UU. muestra menor creación de puestos de trabajo, pero sigue entregando una cifra mejor que la esperada: en julio se crearon 324.000 puestos laborales (después de los 497.000 de junio), cuando se esperaban que julio tuvieron un incremento de sólo 189.000 puestos.

Con esta situación laboral, los inversores especulativos están inclinados por una pausa en la Fed. El 83% de los operadores consultados cree que Powell no hará ninguna movida con la tasa de la Fed en setiembre y apenas el 17% cree que vendrá otro incremento en la tasa base. Igualmente, se ve que a Wall Street ya no le alcanzan buenos balances para seguir hacia arriba, aunque ayer después de cierre Mercado Libre presentó un buen trimestral y recuperaba bastante precio, después de un tropezón.

Y a nivel local, el trade electoral se detuvo. Por las medidas que tomó Massa, los precios volvieron a saltar. Hay remarcaciones del 10% en los supermercados, con alimentos anotando subas aún mayores. Las consultoras empiezan a estimar un IPC de julio de algo más del 7% (tras el 6% aplastado de junio) y esperan que agosto esté con un índice que puede estar con una suba de entre 8 y 9%, y ven variaciones de dos dígitos para diciembre o enero.

De manera determinante, el resultado de las PASO será decisivo para ver si el Gobierno que viene seguirá con las mismas políticas de hace 100 años, o no. Y se sabrá además si el que sea nombrado Presidente tendrá espaldas para enfrentar un marco sindical que empieza a plantear paro sobre paro, y que además pide autoindexación en las paritarias. Pero, irónicamente, un operador decía: "tenemos que quedarnos tranquilos, Alberto fue a Misiones a inaugurar una obra pública y pidió que la Argentina siga avanzando como en estos cuatro años de su gestión. ¿Habré escuchado bien o fue la caña con ruda que me mandé por Pachamama?"

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés