El Economista - 70 años
Versión digital

lun 26 Sep

BUE 23°C
Versión digital

lun 26 Sep

BUE 23°C

Saltó el petróleo y en Nueva York hubo otro triple récord

Con feriado bancario en Argentina, las miradas de los inversores estuvieron en el exterior: el foco de los negocios estuvo en el petróleo que saltó 3%

06-11-2017
Compartir

Por Luis Varela

Sin negocios en Argentina por la celebración anual del Día del Bancario, la mirada de los inversores estuvo centrada ayer en lo que ocurría con los títulos argentinos que cotizan en la Bolsa de Nueva York: y el resultado de las operaciones en Wall Street dio una rueda nuevamente débil para los títulos públicos y una ronda con algunas alzas para los papeles privados argentinos que cotizan en Manhattan.

Este clima de debilidad para los bonos y continuidad en la firmeza para las acciones está ligado con la reforma tributaria que el presidente Macri y su ministro de Hacienda Nicolás Dujovne están impulsando, con la idea de que el Congreso la ratifique ni bien asuman los legisladores que ganaron sus bancas el 22 de octubre pasado.

Ayer, con tendencia bajista en los títulos públicos locales, el riesgo país siguió escalando posiciones: llegó a los 368 puntos básicos, 23 puntos por encima del nivel más bajo en diez años que se logró en la semana posterior a las elecciones legislativas.

El resultado de las operaciones en Wall Street dio una rueda nuevamente débil para los títulos públicos y una ronda con algunas alzas para los papeles privados argentinos que cotizan en Manhattan

Este duro escollo, que ya produjo cinco ruedas seguidas con bajas para los títulos públicos argentinos, llega en un momento bastante complicado para los bonos a nivel global. El ex titular de la Fed, Alan Greenspan, advirtió que los bonos están subidos a una burbuja y, para peor, con los precios internacionales de ayer, la brecha entre los retornos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a mayor y menor plazo se contrajo este lunes a su nivel más bajo en una década, ya que la débil inflación local apuntaló la demanda de deuda soberana con vencimiento más prolongado.

A pesar de este estrangulamiento en los bonos, la Bolsa de Nueva York sigue brindando. Los tres indicadores principales, el Dow Jones de Industriales, el selectivo S&P 500 y el índice compuesto del mercado Nasdaq, terminaron con nuevos máximos históricos. El Dow subió 0,1%, el S&P 0,2% y el Nasdaq 0,4%. Y montados en esa corriente positiva, la Bolsa de San Pablo mejoró 0,5% y la de México ganó 0,9%.

Mientras tanto, las acciones argentinas que cotizan en Nueva York, a través de ADR, iniciaron el día con alguna debilidad pero lo finalizaron con tendencia claramente alcista.

Esta suba de las acciones en Nueva York llega después de que el jueves pasado el presidente Donald Trump eligió a una paloma, Jerome Powell, para suceder a Janet Yellen en la cumbre de la Fed, con la idea de subir las tasas de interés lentamente en los próximos meses.

El petróleo subió más de 3%, debido a las expectativas de una nueva caída de inventarios y productos refinados en el transcurso de la semana pasada: el barril llegó a US$ 57,40, su mayor precio en 28 meses

Sin embargo, esta estimación de baja inflación que se vive en EE.UU. choca con una realidad que se conoció ayer, y que puede ser tomada como el principal tema del día: Los precios del petróleo se catapultaron con fuerza, subieron más de 3%, debido a las expectativas de una nueva caída de inventarios y productos refinados en el transcurso de la semana pasada. El barril llegó a US$ 57,40, su mayor precio en 28 meses.

Según un informe preliminar de Reuters, cinco analistas consultados antes de los reportes semanales del privado Instituto Americano del Petróleo (API, por su sigla en inglés) y la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA, por su sigla en inglés) estimaron en promedio que los inventarios de crudo perdieron 2,8 millones de barriles en la semana que concluyó el 3 de noviembre.

Y detrás de la suba del petróleo, el resto de los commodities también estuvo muy para arriba. Resucitaron los metales preciosos: con un salto del 2,5% para la onza de plata y una suba del 0,9% para el oro. Y hubo una mejora en Chicago, con subas del 1,2% para el trigo y del 0,7% para la soja, y con el maíz sin cambio.

A la caza de oportunidades, los inversores siguen escaneando todo el espectro y, para analizar a fondo debe decirse que el próximo viernes el banco Itaú saldrá a buscar hasta $ 3.500 millones a través de la emisión de ON en Unidad de Valor Adquisitivo (UVA). Serán dos series de ON, Clase 22 y Clase 23, no convertibles en acciones, a tasa fija, con vencimiento a los 48 y 36 meses respectivamente, a ser expresadas y denominadas en UVA por $500 millones cada una, ampliables ambas hasta $ 1.500 millones. Los fondos obtenidos se destinarán al otorgamiento de préstamos a empresas e individuos bajo la forma de adelantos, descuentos u otras financiaciones, para financiar capital de trabajo, inversiones o consumo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés