El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 12°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 12°C

Por malos datos, el mercado local sube menos que el resto

A diferencia de lo que pasó en el tercer trimestre, la economía argentina no está mostrado buenos datos

26-04-2017
Compartir

Después de un lunes en el que las Bolsas europeas y el valor del euro fueron el foco de las finanzas del mundo por el resultado de la primera vuelta en la elección francesa, los mercados del martes corrieron por completo el centro de los negocios: esta vez los inversores giraron la cabeza hacia Nueva York, donde aparecieron muy buenos balances trimestrales de algunas empresas y en consecuencia los índices de Wall Street fueron los que subieron.

Puntualmente, mientras las Bolsas europeas mejoraron 0,2% después de mantiene S&P500 y el Nasdaq mejorando casi 0,7%, con el índice de las empresas tecnológicas superando los 6.000 puntos por primera vez en su historia, un valor que estaba en 4.800 puntos hace un año y en 3.000 puntos hace cuatro temporadas.

La base de este nuevo crecimiento de los índices de la Bolsa de Nueva York no obedece a un tema político como en las Bolsas europeas, sino a resultados empresarios concretos, como por ejemplo los estados contables de McDonald's y Caterpillar, que llegaron con números mejores a lo previsto.

Las Bolsas latinoamericanas también estuvieron con sonrisas, San Pablo ganó 1,2% y México subió 0,8%, pero la Bolsa de Buenos Aires tuvo un resultado algo más rancio: estuvo casi todo el día en territorio negativo y logró remontar algo al final, con buen volumen de negocios, y con una suba del 0,13%, que igual significa otro récord.

El clima de la Bolsa porteña no fue tan positivo porque se conocieron varios indicadores económicos con números todavía pesimistas. Por la alta inflación, el BCRA mantuvo inalterada, alta, la tasa de los pases a siete días, en 26,25% anual, y siguen subiendo lentamente las tasas bancarias de plazos fijos, Badlar de grandes depósitos, call money y adelantos de cuenta corriente.

El Indec repartió además datos que confirman que el crecimiento económico sigue sin despegar (la economía registró en febrero su mayor caída mensual desde 2012) y los números de comercio exterior también son malos: las importaciones crecen mucho por el retraso del tipo de cambio y el rojo comercial voló hasta casi US$ 1.000 millones en marzo.

Con eso, el resultado de los papeles privados en la Bolsa fue mixto, muy selectivo. Con un buen volumen de negocios de $ 420 millones, hubo  subas del 2% al 6,5% para Polledo, Comercial del Plata, Metrogas, Havanna, Santander y Caputo. Y  bajas del 2% al 5,3% para TGS, Morixe, Repsol, Grupo Oeste, Andes, Santander Río, Grimoldi y Edenor.

Entre los ADR que cotizan en Nueva York hubo subas del 1% al 2% para Nortel y Tenaris; pero bajas del 1% al 4,5% para TGS, Edenor, Pampa y Petrobras Argentina. En general se está viendo cierto estancamiento en los papeles vinculados a Vaca Muerta porque el valor internacional del petróleo está débil y los granos siguen sin despegar.

Más allá de esta pausa en los papeles privados, los bonos argentinos siguen firmes. Ayer también hubo precios hacia arriba en los bonos de Brasil y el riesgo país de los socios del Mercosur sigue bajando lentamente. Ayer, en los extremos de los bonos hubo subas del 1,5% al 4,2% para los bonos ERF25, PMY24, PARYC, I21J7 y CCO26, y una baja del 3,5% para el bono NDG21.

El frente cambiario global siguió dando sorpresas. El dólar volvió a debilitarse en Europa, con el euro acercándose a una paridad de 1,10 dólares, y con la libra y el franco suizo también mejorando, pero menos. Pero el billete verde se entonó en el resto del mundo: subió muy firme en Japón y estuvo también hacia arriba en toda América Latina, con subas en México, Brasil y Chile.

En Argentina, sin que el Banco Central intervenga en la compra de dólares, el  oficial subió tres centavos (hasta $ 15,75) y el blue bajó dos centavos (hasta $ 16,10). Al tiempo que el dólar mayorista subió dos centavos, hasta $ 15,44.

La relación del peso argentino contra el resto de las monedas principales fue mixta: medidos en pesos, el euro subió 13 centavos (hasta $ 16,87), la libra ganó 10 centavos (hasta $ 19,79). Pero el real sigue planchándose: bajó otros 4 centavos hasta $ 4,90..

Con renovadas críticas de más economistas sobre el tamaño del rojo fiscal (Roberto Cachanosky dijo que “el rojo fiscal nacional es del 8% del PIB, sin incluir provincias y municipios ni el déficit cuasifiscal),el Gobierno dio un nuevo paso en su repetida estrategia de endeudarse para tapar agujeros que no se pueden cubrir ahora de otra manera.

El Gobierno dispuso la emisión de Letras del Tesoro por US$ 800 millones de dólares, a través de dos resoluciones publicadas en el Boletín Oficial. La colocación se realizará en uno o varios tramos, según lo determine el Ministerio de Finanzas y bajo ley argentina.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés