El Economista - 73 años
Versión digital

dom 21 Jul

BUE 13°C
Panorama

Los mejores bonos en 2 meses y la mejor Bolsa en 4 años

Parece ganar espacio el trade electoral, con sensación de cambio de ciclo.

Con volúmenes record, las acciones y los bonos llenaron de sonrisas a los inversores locales.
Con volúmenes record, las acciones y los bonos llenaron de sonrisas a los inversores locales.
Luis Varela 07 junio de 2023

Pasó de todo, como si empresarios e inversores estuvieran sumergidos en una tómbola con resultado incierto, ayer hubo un cúmulo de novedades que al final del día terminaron con el mercado cambiario en bastante calma, con algún movimiento en el dólar fuga alternativo (Senebi), pero con un notable incremento en el valor de los papeles argentinos, tanto acciones como bonos, y con volúmenes operados muy por encima de los usuales.

Otra vez, todos los focos iluminaron lo ocurrido en la Bolsa de Buenos Aires, que siguió volando, con volumen récord histórico operado en papeles locales, y con un salto en las cotizaciones de los papeles nacionales, pero también un aumento en bloque para los ADR que operan en Nueva York, en un día en el que Wall Street movió poco las agujas.

Suba para los bonos

Sergio Massa Pesos
 

Pero si las acciones generaron emoción, lo ocurrido con los títulos públicos, que venían muertos en la ultratumba, hizo que los inversores se entusiasmaran todavía más. Se sabe, mañana el Gobierno realizará un mega canje de bonos en pesos por una cantidad kilométrica, pero como buena parte de esos papeles están en manos del Estado, con los inversores privados encepados en pesos, se cree que la bomba de deuda pasará al Gobierno que asuma en diciembre, y eso determinó una suba muy importante también para los bonos, y con un volumen operado con un nivel que no tenía registros.

Tal como informamos en la columna de ayer, en los próximos noventa días hay vencimientos de bonos en pesos por $ 7,4 billones, pero Sergio Massa y su viceministro Gabriel Rubinstein resolvieron lanzar un canje para postergar pagos por $10 billones, de los que $8 billones está en manos amigas (empresas públicas) y $2 billones en manos privadas, en zona de pesos encepados. Con eso, se espera que el canje no sea un fracaso y que se aceptarán los títulos que se ofrecen en un cambio voluntario: que son papeles ajustables por inflación o por tipo de cambio con vencimientos en 2024 o 2025.

Lo particular de este gran día para los papeles argentinos, el mejor en mucho tiempo, es que este movimiento se concretó en una jornada en la que hubo malas señales desde varios frentes. Por ejemplo, se conoció que otra empresa internacional gigante resolvió irse de Argentina: el Banco Itaú, el banco más grande de América Latina, entró en conversaciones con Banco Macro para vender la pequeña estructura que tiene en el país desde hace treinta años.

Las razones de los inversores

como votar en las elecciones presidenciales de 2023 en argentina
 

¿Qué fue lo que hizo entonces que apareciera esta ola de compra de bonos y acciones? Sin dudas, comienzan a aparecer inversores que están convencidos de que el peronismo kirchnerista perderá el poder en diciembre, no solo en el Ejecutivo, sino también gran influencia en el Parlamento. Y con esa alternativa como base, más la publicación de un informe de la Bolsa de Cereales que confirmó que la sequía ha terminado, por lo que 2024 tendrá una cosecha mucho mejor que la de este año, la apuesta por cuentas públicas más positivas es lo que se instala en el centro del escenario.

También tuvieron mucho que ver, por supuesto, el gran éxito electoral que tuvo JxC en las elecciones locales cordobesas el domingo, la decisión de JxC de rechazar el intento de Rodríguez Larreta de incorporar a última hora a Schiaretti a la coalición, en un intento por mejorar su intención de voto ante Bullrich. Y también gravitó un revés para el BCRA, con la Justicia concediéndole a Schiaretti la cautelar para pagar la deuda de Córdoba con dólares de las reservas. Aunque a última hora de ayer desde Reconquista 266 respondieron que tras un reclamo, el juzgado en cuestión se declaró incompetente y que el caso pasa a la Corte, por lo que el BCRA procederá a interponer los recursos contra la medida cautelar dispuesta por el Juzgado Federal de Córdoba.

Toda esta gran puja política local, que traba las condiciones de liberación o restricción de fondos, se da con un mercado internacional donde también bullen las pujas. EE.UU. le inició causas a las exchange Coinbase y Binance por "violar normas del mercado", y esas dos empresas sufrieron fuertes retiros de dinero en muy pocas horas, por lo que sus cotizaciones bursátiles se desplomaron: ayer Coinbase cayó 12% en Wall Street y el lunes Binance llegó a perder más del 10%, pero ayer repuntó 2%. Más allá de todos estos impedimentos, los criptofanáticos se defendieron, colocaron sus valores en billeteras virtuales personales y al final del día tanto el Bitcoin como el resto de las criptomonedas recuperaban casi todo lo perdido el lunes.

Los desafíos globales

mercados
 

Los gobiernos de todas partes están enfocados en dos cosas: ver de qué modo enfrentan los procesos inflacionarios y buscar distintos caminos para que las monedas que emiten sigan perdiendo campo de acción entre los inversores internacionales. Ayer temprano el Banco Central de Australia subió 25 puntos básicos su tasa, de 3,85% a 4,1% anual a máximo nivel en once años y promete más subas. Y hoy planteará su nuevo movimiento en Banco de Canadá y mañana el Banco de India. Todo como antesala de la movida probablemente alcista que realizarán la Fed el miércoles 14 y el BCE el jueves 15.

Con ese escenario propuesto por los bancos rectores, ayer las tasas largas de EE.UU. volvieron a subir: se pagó 5,3% anual a 1 año de plazo, 3,8% a 5 años, 3,7% a 10 años y 3,9% a 30 años. Y detrás de eso, en el exterior el dólar subió 0,3% contra el yuan y 0,1% contra la libra y el euro, no cambió en Japón, pero bajó 0,3% en Brasil y Chile y cayó 0,5% en México.

El mercado local

dolar
 

Y en el mercado cambiario local, ya sin dólar soja en juego, el BCRA debió vender US$ 48 millones en el mercado y cortó una racha de veinte ruedas con saldo positivo. Pero lo más grave es que al final de día informó que perdió reservas por US$ 137 millones (se esperan los DEG del FMI con mucha ansiedad porque hay un vencimiento inminente) y, además, Reconquista 266 chupó de los bancos depósitos por $ 1,8 billones en Leliq cortas.

Con toda esa quema de fondos y todo ese endeudamiento, el mercado cambiario local funcionó con bastante tranquilidad. El dólar blue bajó $1 hasta $485, el dólar Qatar saltó $1,74 hasta $509,40, el Senebi brincó $7,41 hasta $498,46, el MEP cedió 82 centavos hasta $473,87 y el contado con liquidación subió 45 centavos hasta $493,46. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue fue del 91% y la del CCL con el mayorista fue del 103%.

Con inversores cada vez más convencidos de que se viene un Gobierno y un Congreso más amigables con el mercado, los títulos públicos tuvieron un volumen diario récord operado que derivó en una fuerte suba del 3,5%, por lo que el riesgo país cayó 122 unidades, hasta 2.396 puntos básicos, el menor nivel en ocho semanas.

Las bolsas para arriba

img_7358
 

Mientras tanto, con los papeles privados, la reacción fue diferente en distintas plazas. Tras cinco meses de subas insólitas sobre todo en el índice tecnológico Nasdaq por el impulso de unas pocas empresas de inteligencia artificial, ahora, ante la posibilidad de que la Fed vuelva a subir un cuarto de punto la tasa base en junio o julio, ayer hubo una nueva suba suave en la bolsa de Nueva York, con alza del 0,1% para el Dow, del 0,2% para el S&P y del 0,4% para el Nasdaq. Mientras que en tándem, las bolsas de San Pablo y de México anotaron subas del 1,7% cada una.

A nivel local, como dijimos, el mercado bursátil fue festivo. Con monto histórico, la Bolsa de Buenos Aires pegó otro salto y alcanzó su mejor precio en dólares desde antes del tuit con el que Cristina nos colocó a Alberto, en agosto de 2019. Con un volumen récord diario de $11.403 millones operados en acciones y $13.532 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires saltó 5,2%. Y detrás de eso, mientras Wall Street se movió muy poco, los ADR argentinos en Nueva York mostraron una suba en bloque del 3% al 14%, con Macro en la cumbre por su negociación para quedarse con el Itaú de Argentina, seguida por Supervielle, Galicia, Francés, IRSA, Despegar, Telecom, Cresud, YPF, Edenor, Pampa E y Loma Negra. La única baja fue para Mercado Libre, del 2,7%, porque enfrenta cada vez más competidores que hacen lo mismo.

Commodities tranquilas

La producción de petróleo de 2021 fue 7,3% menor a la de 2011 y está en el mismo nivel que en 1991
 

Desde el lado de las commodities, todo estuvo bastante tranquilo. El petróleo bajó 0,4% a pesar de las amenazas de recorte de la Opep+. Los metales preciosos estuvieron frenados. Los metales básicos actuaron mixtos. En Chicago hubo mejoras para todo los granos, fundamentalmente para el maíz. Y en el panel de las criptomonedas hubo un fuerte rebote del 5,1% para el bitcoin con repuntes menores para el resto de los valores del panel.

Sin dudas, mañana se enfrentará un test decisivo por el megacanje voluntario de bonos, por lo que hay que seguir las cotizaciones al minuto. Además, desde el campo vienen dos noticias contrapuestas. Una es de corto: se vienen lluvias, habrá pasto, retención de ganado y fuerte suba en el precio de la hacienda en Cañuelas, de ahí que el Gobierno haya colocado otro tope a las exportaciones del sector. Pero, con gran alivio, se conoció que la Bolsa de Cereales sacó un informe donde ratifica que La Niña ha finalizado y que la sequía se da por terminada. ¿Volverá la Argentina desde diciembre próximo a los niveles que tenía antes de las PASO de 2019? Muchos inversores parecen creer que esa pregunta tiene una respuesta positiva.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés