El Economista - 70 años
Versión digital

vie 14 Jun

BUE 19°C

Los fondos comunes vienen ganando terreno en el blanqueo

26 octubre de 2016

En la competencia contra el “bono mágico” en el segundo tramo del blanqueo, los fondos comunes de inversión (FCI) vienen posicionándose como la inversión mejor considerada por los que quieren blanquear. Según explicó la directora de la sociedad de Bolsa Cohen, Jackie Maubré, a El Economista, los tres rubros de FCI con mayor potencial para crecer son los de energías renovables, inmobiliarios y agropecuarios.

Con los de energías renovables, destacó especialmente su potencial gracias a las ventajas diferenciales que tiene Argentina: “En energía eólica tenemos vientos constantes en la patagonia, con una diferencia sustancial con otros parques del mundo. Y en energía solar, la constancia de la radiación en Jujuy es de las mejores”. La ventaja de este sector se potencia además por el plan de energías renovables que lanzó el Gobierno hasta 2025, que establece que para esa fecha el 25% de la generación eléctrica deberá provenir de este tipo de fuentes.

Además de estar preparando un FCI para ese rubro, Cohen ya lanzó un fondo inmobiliario y hasta quiere incursionar en el sector agropecuario: “Estamos analizando armar un fondo de ganadería, un sector con potencial porque Argentina ha perdido su stock ganadero”. La agencia de Bolsa recibió además consultas para estructurar proyectos que salen de los tres rubros mencionados: funcionarios provinciales ya indagaron para instrumentar fondos aplicados a infraestructura, como cloacas.

Según la Ley de Sinceramiento Fiscal, los tipos de fondos en los que se puede invertir son los destinados a infraestructura, inversiones productivas, inmobiliarios, energías renovables, pymes, préstamos hipotecarios actualizados por UVA, economías regionales y “otros objetos vinculados con la economía real”.

Para poder lanzar un FCI, explicó Maubré, “se deben tener al menos tres proyectos (para diversificar riesgos si alguno se cae) e invertir en nuevos desarrollos, no en stock ya existente”. Además, ninguno de estos tres proyectos puede tener participación mayor del 50% sobre el total y el fondo debe tener al menos 10 inversores y un tamaño mínimo de US$ 10 millones.

Impuestos y “bono mágico”

Maubré estimó que el blanqueo será un gran impulsor “para que los FCI continúen desarrollándose, ya que aún no se usan mucho en el mercado vehículos de esta naturaleza”. Esto último ocurre porque el problema que tienen estos instrumentos es su elevada carga impositiva: “Los fondos cerrados pagan exactamente lo mismo que una sociedad anónima, es decir IVA, Impuesto al Cheque, Ingresos Brutos, Ganancia Mínima Presunta y Ganancias”.

Esto impide que el inversor reciba un retorno apropiado si no es con un negocio exuberante: “Considerando que sólo Ganancias saca el 35%, toda la carga impositiva reduce un tercio del retorno”. Sin embargo, Maubré es optimista de que el Gobierno “le quitará carga tributaria al vehículo y se lo pasará a las personas (cuotapartistas)”.

Otra discusión que hay con estos instrumentos es si son una mejor alternativa que su otro competidor en el blanqueo: el bono mágico, que exige dejar “anclado” un peso por cada tres que se blanqueen. Maubré no tiene dudas de que los FCI son mejores porque pueden dar retornos “superiores al 5% y están en actividades productivas que devengan un 10%”, mientras que el bono mágico “deja apenas 1%”.

En igual sentido opinó la vicepresidenta de Southern Trust, Sigrid Tolaba, aunque aclaró que “todo depende de cómo sea cada proyecto particular” y de que no sea complicado el llamado “evento de salida” (es decir, cómo hacer para salir del FCI antes que termine el proyecto).

En sentido contrario, también desde Southern Trust, el gerente de inversiones Gastón Moltrasio consideró que la mejor opción es el “bono mágico” por la posibilidad que brinda de dejar disponibles ? del capital. “Con un fondo no se conoce a ciencia cierta el activo subyacente que hay atrás, pero con el bono se deja inmovilizado un tercio del capital y el resto queda disponible para ponerlo a trabajar”, concluyó.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés