El Economista - 70 años
Versión digital

dom 17 Oct

BUE 12°C

Versión digital

dom 17 Oct

BUE 12°C

Los bancos critican la inacción del BCRA por la baja del dólar

16-02-2017
Compartir

La inacción del BCRA con el tipo de cambio está preocupando a las mesas de dinero de los bancos privados. Desde las pantallas de operaciones, los traders ven que casi todos días el tipo de cambio viene desinflándose violentamente. La esperanza que tienen es que la “mano invisible” de la autoridad monetaria deje de serlo y actúe para frenar la caída del dólar.

La contrapartida de esta baja del dólar es el denominado “superpeso”, que traerá más dolores de cabeza para la tan mentada recuperación de la economía. “Es un problema ya ahora para gran parte de los industriales y algunos exportadores, que creen que esto viene para quedarse gran parte del año. O sea, el atraso cambiario vino para quedarse”, decían desde un banco privado de capitales nacionales.

La misma visión tenían desde la mesa de dinero de una entidad de capitales extranjeros. “Es difícil de entender que el BCRA, a esta altura, no haya intervenido en el mercado. Por lo menos para marcarle un piso al dólar. Una barrera eran los $15,70, y pasado eso se vio quebrar el otro mínimo de $15,50. Más abajo de eso ya es realmente un precio obscenamente bajo”, definía un experimentado trader de esa entidad.

El dólar mayorista cerró ayer en un mínimo de $15,36, potenciando el escenario del “súperpeso” que vive Argentina. No extraña, entonces, que la fuga de capitales, o dolarización, sea cada vez más importante. Se compraron billetes por casi US$ 8.000 millones en los últimos tres meses. El dólar barato potencia la dolarización de portaflios que, a su vez, le otorga un poco más de demanda ante un oferta tan abrumadora que pulveriza el valor del dólar.

El Gobierno está otorgando un seguro de cambio implícito a los inversores. Para los financistas del exterior, el esquema actual es casi un regalo. Ingresan dólares para posicionarse en pesos a tasa, sea fija, CER o Lebac, y con el dólar planchado y para abajo, se llevan toda la ganancia que existe. “Argentina es el país del carry trade”, decían en las mesas. Larga vida a la “bicicleta financiera” con un tipo de cambio insólitamente apreciado.

“Los chacareros no pueden creer este tipo de cambio. Tienen que liquidar a este dólar con una inflación que acumula 30% anual. Es una locura. Sólo liquidarán los que necesiten los pesos para el negocio, y el resto esperará”, indicaba un economista de fuertes lazos con el sector sojero.

Por ahora, la película sigue corriendo y el BCRA no muestra señales de querer detener el super peso. A pesar de las críticas de los bancos a la política oficial, la autoridad monetaria parece decidido a dejar correr un poco más. La pregunta es ¿hasta cuándo?

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés