El Economista - 70 años
Versión digital

lun 17 Jun

BUE 14°C

Llueven dólares y la Bolsa tiene una suba explosiva

20 octubre de 2016

por Luis Varela

Con China y Gran Bretaña rompiendo la convertibilidad que mantuvieron en los últimos tiempos, con la zona euro al borde de achicar la ayuda cuantitativa del Banco Central Europeo y con EE.UU. entregando cifras mixtas en su economía, a pocos días de su elección presidencial, lo más distintivo de la rueda de negocios de ayer fue significativa de capitales ingresando a casi todos los países de América Latina.

La entrada de dólares a la región fue tan importante que el billete verde achicó su valor en casi todos los mercados. Desde los 3,34 reales de mediados de septiembre, Brasil tiene ahora un dólar a 3,168 reales. También se enfrió el precio de 19,88 a 18,51 mexicanos y de 2975 a 2915 colombianos. Y en Uruguay el billete achicó de 29,70 a 28 uruguayos con una novedad: el Gobierno tuvo que salir a realizar la compra de dólares más grande en tres años para evitar que el valor de su moneda siguiera subiendo.

En Buenos Aires la condición fue parecida. El billete verde achicó ayer otro centavo, estirando la baja en lo que va del mes a 20 centavos, con el oficial a $ 15,43 y el blue a $ 15,63. Con el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, reconociendo preocupación por la abundancia de dólares y la persistente baja que muestra el tipo de cambio. Desde febrero (mes en el que el oficial terminó a $ 15,86 pesos), el valor del billete acumula una baja del 2,7%, al tiempo que la inflación desde ese momento acumula un 32%, por lo que los precios locales han subido casi 35% en dólares en los últimos doscientos días.

Esta lluvia de dólares, que podría convertirse en inversiones si las economías de la región demuestran que son sólidas y consistentes, tienen por ahora característica típica de dinero golondrina. Es decir, plata financiera que sale de las zonas en crisis con bajo rendimiento como Europa, Asia o EE.UU. y vienen a buscar ganancias rápidas al mercado local.

Y lo particular del caso es que la entrada de dólares al país se hace con objetivos muy puntuales. En bonos solo compra títulos en pesos o papeles cortos en dólares, descartando de plano los bonos largos dolarizados. Y lo que se ha dado en las últimas ruedas, no solo en Buenos Aires, sino también en otros recintos, es el notable incremento en compra de acciones, con volúmenes operados muy importantes y precios en algunos casos por las nubes.

En ese sentido, ayer la Bolsa de Buenos Aires volvió a vivir otra fiesta. Influida por subas externas para el petróleo y los granos, los papeles privados de la Bolsa porteña reunieron un volumen de negocios de casi $ 728 millones, el triple de lo que se venía operando normalmente. Gracias a eso, el índice Merval de papeles líderes tuvo un nuevo avance, del 1,56%, y su indicador principal llegó a los 18.125 puntos por primera vez en su historia.

Para intentar entender ese nivel récord puede decirse que el Merval se ubicaba en la zona de los 10.000 puntos a principios de este año, por lo que las acciones principales, medidas en pesos acumulan una suba de más del 80% en menos de 10 meses. Medida en dólares la Bolsa porteña sube de US$ 815 a US$ 1.160 este año, con una expansión del 42,3% en un mundo en el que la tasa de interés que más abunda se acerca bastante al 0%.

Toda esta oleada bursátil se concentra en muy pocos papeles. Ayer el 75% de lo operado en acciones se transó en apenas 12 compañías: Telecom se quedó con el 18% de los negocios, Pampa Energía tuvo el 13%, Petrobras Argentina el 11%, Petrobras Brasil 9%, Galicia y Francés 4% cada una, YPF, Siderar y Comercial 3%.

Con ese escenario se anotó un salto del 3 al 17% para Andes Energia, Gas Natural, Camuzzi Gas, Transener, Polledo, Banco Frances, TGN, Petrobras Argentina, Central Costanera, Pampa Energía, Petrolera Pampa, Garovaglio, Rigolleau Y Carboclor. Al tiemo que hubo bajas del 1,5 al 5,2% para Solvay Indupa, Inversora Juramento, Grimoldi, Ledesma, Ferrum, Quickfood, San Miguel, Domec, Fiplasto Y Caputo. Y la euforia por los papeles no se vivió únicamente en Buenos Aires: los ADR que cotizan en Nueva York tuvieron una suba de entre 1% y 4,8% en los casos de Francés, Ternium, Petrobras Argentina, Pampa Energía, Banco Macro, Edenor, Galicia, TGS y Bunge.

¿Son sostenibles estas cotizaciones? Todo dependerá del manejo fiscal que realice el Gobierno. Por lo pronto hoy saldrá a colocar dos bonos, uno en dólares a 98 días con una tasa del 3% anual, y uno en pesos a tres años y medio, con una tasa del 2,25% más CER. Hay que moverse con mucha cautela, sabiendo que estos capitales que entran y hacen saltar todo por los aires, tienen patas cortas y pueden irse tan pronto como llegaron, y dejar a los desprevenidos colgados de un pincel.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés