El Economista - 70 años
Versión digital

mar 18 Jun

BUE 15°C

Las ocho razones para apostar a las inversiones en pesos

19 octubre de 2016

por Gustavo Neffa (*)

Argentina se ha convertido, como en el mundo del revés, en un mercado totalmente sobreofertado de dólares. Muchos se convencieron de que ya no es redituable pensar en moneda extranjera a la hora de invertir y tampoco deberían seguir haciéndolo.

A un año vista, el dólar a septiembre de 2017 cotiza en torno a los $18, una tasa de devaluación del 20% sobre el valor actual, en línea con la inflación proyectada por el consenso ?19,3% para el 2017 según el último REM de octubre?, pero debajo del 23,6% del consenso de economistas relevados por Bloomberg. Se podría esperar una nueva apreciación del tipo de cambio real en los próximos trimestres, y eso refuerza el atractivo de las colocaciones en pesos.

No es negocio hoy especular con una suba del dólar de aquí a fin de año. Entre los factores que nos llevan a esta conclusión podemos mencionar las siguientes ocho buenas razones para seguir apostando a las inversiones en pesos:

La tasa de Lebac a 35 días no bajaría agresivamente de aquí a fin de año.

Es un argumento muy fuerte, a lo sumo dicha tasa de referencia bajaría hasta la zona de 24% y seguiría siendo elevada, por encima de la inflación proyectada. Las tasas de las Lebac del Banco Central seguirán por un tiempo largo siendo más elevadas que la tasa implícita de los contratos de futuros del dólar del Rofex, lo que ofrece un seguro de cambio de entre 3 y 4% para plazos muy cortos.

El blanqueo.

Estimo que aportaría unos US$ 15.000 millones frescos al sistema financiero que antes estaban en cajas de seguridad y el colchón (de un monto total de unos US$ 50.000 millones incluyendo lo que se exterioriza y se mantiene en el exterior). Si bien la gran mayoría permanecerán en dólares, algunos de esos fondos se destinarán a inversiones en pesos y al consumo inmediato (los que paguen el 10% sino en seis meses el resto cuando se liberen los fondos inmovilizados).

Entre octubre y diciembre se pagan diversos cupones de bonos en dólares.

Si parte de esos dólares los inversores los transforman en pesos para consumo, esto generará una mayor presión sobre el dólar.

El cronograma de emisiones provinciales.

La semana pasada la provincia de Buenos Aires salió a tomar deuda en los mercados mundiales a una tasa del 4,5% a 3 años y del 7,37% a diez años y medio por un total de US$ 750 millones, que se suman a la oferta de divisas en el mercado de cambios. Santa Fe saldrá a emitir bonos en el mercado internacional por US$ 250 M y Córdoba volverá a emitir deuda en dólares para refinanciar vencimientos y para invertir en obras de infraestructura (en el mercado local). Entre Ríos (US$ 250 millones) y Tierra del Fuego hacen cola para emitir.

El cronograma de emisiones corporativas.

Compañía General de Combustibles emitirá esta semana un bono en el mercado internacional por US$ 300 M para financiar proyectos de expansión previstos en el país y para recomprar ON's que tiene en circulación. Genneia también saldría con un bono por US$ 400 M a 7 o 10 años de plazo y con una tasa de entre 7%-8%.

Letes cortas en dólares.

Si bien el Gobierno Nacional no tiene previsto tomar más deuda larga, sigue licitando Letes cortas, en parte financiadas por inversores extranjeros que traen sus dólares a Argentina.

Licitaciones en pesos con participación extranjera.

Además, las recientes licitaciones de bonos soberanos a tasa fija en pesos a siete y diez años tuvieron una elevada participación de inversores extranjeros, que venden sus dólares para poder suscribir estos instrumentos. A juzgar por lo dicho por el Gobierno, habrá nuevas emisiones. La curva de rendimientos ahora cuenta con cinco títulos: en el tramo corto, dos con vencimientos en 2018 que parten de un retorno del 20,83%, dos en el tramo medio con vencimiento en 2021 y 2023 y uno en el tramo largo que vence en 2026 que cuenta con un rendimiento del 14,74%. Todos los bonos cotizan por encima de la par, algo inimaginable tan solo unos trimestres atrás.

IED.

Las reservas crecen al ritmo de la colocación de deuda en el exterior, a lo cual se sumaría en los próximos trimestres la inversión directa extranjera tan largamente demorada, que se convertirá en una nueva oferta de dólares en la economía, una buena noticia para el país y que refuerza la preferencia de las alternativas en pesos. El negocio seguirá siendo a corto plazo la tasa en pesos por sobre las colocaciones en dólares. Si el inversor se convence de esto, obtendrá retornos por encima del promedio en los próximos meses. La semana que viene exploraremos todas las inversiones de renta fija en pesos en detalle.

(*) Socio y director de Research for Traders (RfT) @gneffa

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés