El Economista - 70 años
Versión digital

jue 28 Oct

BUE 30°C

Versión digital

jue 28 Oct

BUE 30°C

La rotación de carteras de cara a las elecciones

La pregunta que se hacen todos es si, confirmada la noticia del triunfo de Cambiemos (el mercado no espera sorpresas), seguirá el rally

18-10-2017
Compartir

Por Matías Daghero Autor de “Con los $ que tengo, ¿qué hago?”

Desde que Cambiemos sorprendiera al mercado con el muy buen resultado en las PASO de agosto, las acciones y bonos desataron un rally impresionante. Este llevó a que el Merval marcara records tanto en su versión en pesos como en dólares, al mismo tiempo que el riesgo país marcaba mínimos de más de diez años haciendo subir el precio de los bonos.

Han sido meses muy buenos para aquellos inversores que se animaron a asumir un poco más de riesgo. Las posiciones más perdedoras se han encontrado en aquellos que apostaron por dolarizar portafolios con alternativas de corto plazo como las Letes o bonos con vencimientos en los próximos tres años. Es que, con un dólar planchado y que se encuentra bastante por debajo del máximo por encima de $18 que mostró en agosto, no se han conseguido buenos rendimientos por ese lado.

Sin embargo, en la jornada de ayer se notó una leve cautela entre los inversores, propia de estas semanas decisivas. Pero si comparamos lo sucedido ayer con lo que pasó en la semana previa a las PASO parecería que algunos inversores aprendieron la lección y no quieren irse del todo de la fiesta.

En la semana previa a las PASO, muchos analistas recomendaban acortar duration y posicionarse en dólares. Y esta resultó ser la peor opción de todas si nos guiamos por los resultados obtenidos en las jornadas (y meses) posteriores.

Quizás debido a este antecedente, es que ayer se observó una rotación de carteras desde la renta variable hacia la renta fija, pero permaneciendo en instrumentos que se beneficiarían en caso de que el optimismo siga, como los bonos largos en dólares.

En esa línea, se observó al Merval cayendo 1,91% (con papeles como PAMP y AGRO con caídas superiores al 4%) mientras que bonos en dólares largos subían más del 1% (con el AA37 como el gran ganador, pero también subas fuertes en el AC17). Todo esto en medio de una relativa calma y parsimonia en la cotización del dólar, por lo que se trató de cambios genuinos y no de derivaciones del comportamiento de la divisa norteamericana.

¿Continuará?

La pregunta que se hacen todos en estos momentos es si confirmada la noticia del triunfo de Cambiemos (el mercado no espera sorpresas en los resultados del domingo) continuará el rally. El famoso dicho “comprar con el rumor y vender con la noticia” suele dar resultado en las inversiones. Esto sucedió claramente en 2015 con la corrección que experimentó el Merval luego de que Mauricio Macri fuera electo presidente, a contramano de lo que este acontecimiento indicaba.

Sin embargo, existen fuertes drivers que podrían continuar impulsando en el largo plazo a las acciones y bonos, más allá de correcciones de corto plazo. Entre ellos, la casi segura recategorización como mercado emergente por el MSCI en 2018 (ya se cumplió lo que hizo que suframos un aplazo en este año) como también la reforma fiscal y tributaria que el gobierno empezara a poner en agenda una vez que pasen las elecciones. A esto se suma también el hecho de perspectivas de crecimiento económico para los próximos años y valuaciones de compañías que se encuentran muy por debajo de indicadores de empresas comparables de la región.

Para aquellos inversores con perfiles más agresivos y con horizontes de más largo plazo, ir construyendo posiciones de manera escalonada para ir promediando precios de acá a fin de año puede convertirse en una buena estrategia para beneficiarse con el optimismo del mercado respecto al futuro de Argentina.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés