El Economista - 70 años
Versión digital

mar 27 Feb

BUE 22°C

La CNV cargó contra las criptomonedas: "Son inversiones especulativas de alto riesgo"

La entidad advirtió que el inversor de ofertas iniciales de monedas virtuales (ICO) debe estar "preparado para perder, eventualmente, toda su inversión"

04 diciembre de 2017

La Comisión Nacional de Valores (CNV) alertó hoy que las ofertas iniciales de monedas virtuales (ICO) "son inversiones especulativas de alto riesgo" y, ante el avance de estas operaciones, advirtió que el inversor debe estar "preparado para perder, eventualmente, toda su inversión".

"Sólo debería invertir en ICO un inversor experto, que está capacitado para analizar el proyecto financiado por la ICO y está preparado para perder, eventualmente, toda su inversión", advirtió la CNV en un comunicado.

Las ofertas iniciales de monedas virtuales (conocidas como ICO, por las siglas del inglés "initial coin offerings") son herramientas usadas cada vez más por startups para recaudar fondos, que negocian futuras criptomonedas a cambio de otras existentes de valor líquido inmediato, como Bitcoin o Ethereum, entre otras. Así, al invertir en una ICO se adquieren “cupones digitales” emitidos en una blockchain (o cadena de bloques, un registro público y distribuido que es la base de las criptomonedas), lo que las hace fácilmente intercambiables y, a diferencia de las acciones tradicionales, no confieren los derechos de propiedad.

Para la CNV, entre los riesgos que enfrentan "todos aquellos que en nuestro país optan por invertir en ICO" están la "falta de regulación específica, volatilidad de precios y falta de liquidez, fraude potencial, inadecuado acceso a información relevante, proyectos en etapa inicial, fallas tecnológicas y de infraestructura y carácter trasnacional de las negociaciones con ICO".

"Las ICO son inversiones poco líquidas, lo que puede impedir al inversor comprar y/o vender el activo en cierto momento", advirtió la CNV

"Las ICO son inversiones poco líquidas, lo que puede impedir al inversor comprar y/o vender el activo en cierto momento", y tienen además una "naturaleza extremadamente volátil, susceptibles de fluctuaciones pronunciadas en sus precios de cotización", agregó la CNV. Esto hace que "cada inversor o potencial inversor debe tener presente que, si decide comprar o vender una determinada cantidad de monedas virtuales o tokens, en un momento dado el precio puede llegar a desplomarse".

Pese a la falta de regulación específica, aclaró la CNV, según "cómo cada ICO es estructurado, podríamos encontrarnos ante valores negociables cuya emisión por oferta pública en la República Argentina debe ser materia de autorización por parte de ésta Comisión". En estos casos, "de no solicitarse y no obtenerse autorización previa" dichas ICO "serían consideradas como oferta pública no autorizada, lo que podría generar responsabilidades tanto administrativas como penales para los sujetos involucrados", advirtió.

El organismo hizo alusión también a la "alta incertidumbre respecto del destino certero que algunas de tales emisoras les darán a los fondos recaudados".

El llamado de atención sobre estas alternativas financieras no tradicionales para recaudar dinero está en línea con los realizados recientemente por otros países y organismos supranacionales, e incluso con las prohibiciones en Corea del Sur y China, uno de los principales mercados de criptodivisas del mundo.

Es que el crecimiento de este tipo de operaciones avanza a paso veloz, como muestra el ejemplo de lo ocurrido en Europa: las empresas en ese continente lograron desde 2014 recaudar US$ 1,76 mil millones gracias a las ICO, según un informe publicado el viernes por la firma de capital de riesgo Atomico.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés