Havanna sale a la cancha

La empresa argentina hará una OPI la semana que viene con la intención de ampliar su capital en 10% y recaudar $160 M para inversiones.

31-05-2016
Compartir

En el nuevo marco económico nacional, el Grupo Supervielle fue la primera firma en apostar en grande y salir a ofertar acciones en el mercado bursátil y, como El Economista ya lo había anticipado, Havanna no se quiso quedar atrás. La tradicional empresa argentina de alfajores realizó ayer el lanzamiento de una Oferta Pública Inicial (OPI) de acciones que cotizarán en las próximas semanas en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires con el objetivo de ampliar el 10% de su capital y recaudar $160 M para proyectos de inversión.

La OPI

La oferta la realizará Havanna Holding SA ?sociedad que actualmente posee el 95% de las acciones? y pondrá a disposición de los inversores interesados el 17,5% del capital social de la empresa en la Bolsa porteña.

El paquete de acciones estará compuesto por 7.480.476 acciones Clase B, de las cuales 4.270.558 serán títulos nuevos (que representan una expansión del capital del 10%) que se inyectaron en una emisión primaria, mientras que las restantes 3.209.918 acciones (que representan el 7,5% de la propiedad de los accionistas existentes) se lanzarán en una emisión secundaria. Cabe aclarar que esta segunda inyección de acciones no tendrá como beneficio un mayor ingreso de dinero en la compañía dado que será un intercambio entre particulares, pero le servirá a Havanna para afirmar su presencia en el mercado y darle mayor liquidez en la Bolsa porteña. El rango de precio estimado se ubica entre $32 y $37 por acción, y la organización y colocación de los papeles correrá por cuenta del banco de inversión Puente. La difusión de la oferta comenzará mañana, el 6 de junio próximo será la colocación de las acciones, y tres días más tarde la liquidación de las mismas.

La operación significaría un movimiento entre ingresos para la empresa, y transacción entre individuales de unos US$ 20 M. Según Alan Aurich, gerente general de Havanna, la empresa estuvo lista para salir a cotizar en Bolsa el año pasado pero “no pareció oportuno cuando iba a producirse un cambio de Gobierno”. El directivo explicó a la agencia Télam que “el capital que ingrese para la compañía se va a utilizar básicamente en la nueva planta que se construirá en el parque industrial de Batán”, a 13 kilómetros de Mar del Plata, en la provincia de Buenos Aires, y “en la remodelación de locales propios”. Actualmente, la empresa cuenta con 212 locales en el país y otros 91 en el extranjero, y emplea a 1.300 trabajadores.

La última emisión de acciones, de similares características, de una empresa nacional en la Bolsa porteña fue en 2011, cuando Ovoprot, los actuales dueños de la productora avícola Cresta Roja (junto con Tanacorsa y la familia Lacau), hizo una OPI por 3,3 M de papeles, por la cual obtuvo US$ 6.4 M.

Los números

Si bien falta una semana para empezar a ver qué impacto tienen las acciones en la Bolsa, para cualquier inversor resulta esencial empezar a tantear los números de la empresa. Según los datos que dio a conocer la gente de Havanna, el año pasado la empresa tuvo ganancias por $ 70.000 M, lo que significó un aumento del 67% con respecto al 2014. El resultado neto de Havanna fue creciendo consecutivamente a partir del 2011, cuando obtuvo beneficios por $ 20.000 M, hasta alcanzar ganancias por $ 47.000 M en 2014.

En cuanto a su facturación, la firma tuvo un ingreso por ventas el año pasado de $ 843.000 M. Esto representa una suba del 28% por encima del 2014, año en el cual facturó $ 659.000 M. En los últimos años, el peor rendimiento de Havanna en este rubro fue entre 2011 y 2012 cuando tuvo una variación de casi 14% en el total de sus ventas. Por el lado de los pasivos, la empresa acumuló hasta el año pasado un stock de deuda de $ 163.000 M, mientras que la cifra en 2014 fue de $ 106.000 M y en 2013 de $ 85.000 M.

Las predicciones

Las expectativas que comunicaron desde Puente, la firma colocadora de estas acciones, a Télam, parecen ser positivas. Emilio Ilac, director de la compañía, afirmó que “se recibieron una gran cantidad de acercamientos de fondos internacionales que están interesados principalmente en lo que es la marca Havanna; les encantan los números y porque ven el potencial de la compañía en Argentina y en el exterior”. A su vez, destacó que la valuación actual de Havanna se encuentra entre los US$ 105 M y US$ 127 M, y asegura que los inversores se encuentran interesados en la empresa.

Sin embargo, Diego Martínez Burzaco, economista en Inversor Global (IG), fue consultado por El Economista, y afirma que las nuevas acciones son caras y que la empresa no muestra números muy atractivos. “La relación precio- ganancia de las acciones de Havanna podría ser de 22 veces, y eso es caro, mientras que tenés títulos de bancos y empresas como Consultatio que tienen una relación de diez veces, o menos”, explica. Y agrega: “Creo que al principio van a tener buena performance, pero en el mediano plazo la empresa deberá mostrar mejores números si quiere mantenerse firme en la Bolsa”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés