El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

FGS: ¿Está bien invertido el dinero de los jubilados?

Luego de años de misterio, el jefe de Gabinete detalló donde se encuentran colocados los fondos.

29-08-2016
Compartir

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, reveló en qué se encuentran invertidos los casi $800.000 millones del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses. El patrimonio se encuentra distribuido inequitativamente entre plazos fijos, bonos, acciones y fondos de inversión.

“La Anses tiene una cartera muy grande que heredó de las AFJP y prácticamente no hubo demasiadas modificaciones fuertes tanto en acciones como en títulos públicos. Esto se debe a que las participaciones son muy importantes y el mercado argentino es muy chico como para hacer grandes cambios”, explica Diego Martínez Burzaco, Head Economist en Inversor Global.

Del documento entregado por la Jefatura de Gabinete al Congreso se desprende que la inversión en renta fija representa 66% del total de la cartera, 14% se encuentra colocado en acciones, 11% en proyectos de infraestructura y menos del 2% en plazos fijos.

La caja del Tesoro

“En la cartera del FGS hay una ponderación muy grande de bonos. Esto responde a la historia de la Anses que, más que cuidar la plata de nuestros jubilados, era una caja más de financiamiento para el Tesoro”, explica Nery Persichini desde Inversor Global.

Entre las principales inversiones en renta fija se destaca el bono Cuasipar: un bono con vencimiento en 2045, sumamente ilíquido y en el cual el FGS tiene colocados $98.325 millones.

Sin embargo, Franco Tarducci, analista de la gerenciadora de patrimonios FDI, considera que la cartera del FGS “tiene algunos puntos interesantes”. El punto débil, dice, “es la tenencia de Cuasipar, pero también tiene otros activos interesantes como el Dica y algo de Bonar 24, que tiene muy buena perspectiva”.

En el Dica, un bono en dólares que rinde 6,5%, el FGS tiene asignados $57.608 millones y en el Bonar 24, $16.311 millones.

Un mercado condicionado

Actualmente, las acciones representan el 14% de la cartera y entre las inversiones se destacan los $20.000 millones asignados al Banco Macro, $13.000 a Telecom y diversas participaciones en Siderar, Molinos Río de la Plata, Grupo Clarín, Edenor y Metrogas entre otras empresas nacionales, y algunos bancos de capital extranjero.

De acuerdo a Martínez Burzaco, “no se puede tratar la cartera de la Anses como un inversor tradicional porque heredó las inversiones de las AFJP que tenían restricciones en distintas categorías”. Sin embargo, admite que de tratarse de “cualquier inversor” y “considerando una estrategia de diversificación, habría que aumentar la posición en acciones argentinas y disminuir en bonos”.

“Como inversor, lo que haría sería bajar la exposición de bonos. Los bonos en definitiva se los ofrecería al inversor extranjero que hoy en día quiere deuda argentina y aumentaría la exposición en acciones. Más que nada para aportar al potencial que tiene nuestro país, principalmente en sectores como las telecomunciaciones, el real-estate, la construcción, bancos o empresas ligadas a las exportaciones, en caso de que se corrija el tipo de cambio”, agrega Persichini.

Ambos coinciden en que el manejo de las acciones realizado por el FGS “no era una locación profesional de portafolio”. A esto, Tarducci agrega que “se entiende que es un organismo muy condicionado políticamente”.

Perspectivas

“El FGS tiene un porcentaje bajo en acciones si piensa a largo plazo. Sin embargo, con lo que tiene, le está sacando liquidez a un mercado que es muy chiquito”, explica Persichini.

“La Anses no tiene una óptica activa de manejo profesional de la cartera, sus participaciones son muy grandes y no puede vender las acciones en empresas privadas. Eso es algo que la actual administración quiere cambiar, no para vender inmediatamente pero sí para bajar las exposiciones en acciones porque considera que el Estado no tiene mucho que hacer en los directorios de privadas”, agrega Martínez Burzaco.

Tarducci coincide con los analistas de Inversor Global y añade que “con una lectura de mercado, en vistas a que el año que viene quizás Argentina sea considerada mercado emergente, el Estado salga del juego de los privados para aumentar liquidez”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés