El Economista - 70 años
Versión digital

sab 18 May

BUE 8°C

Explican en el Congreso la reforma del mercado de capitales

23 noviembre de 2016

El Gobierno defendió en la cámara de Diputados la ley de reforma del mercado de capitales y dio nuevas precisiones sobre el esperado proyecto, que apunta a darle más desarrollo y operatividad al mercado.

La propuesta fue presentada ante las comisiones de Finanzas, Legislación General y Presupuesto por el secretario de Finanzas, Luis Caputo, el presidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV), Marcos Ayerra, y el subsecretario de Asuntos Regulatorios, Eugenio Bruno.

Según explicó Ayerra ante los legisladores, uno de los objetivos principales de la ley será darle más volumen al mercado aumentando la base de inversores y empresas que se financien por esta vía, especialmente las pymes.

La idea será desarrollar un mercado de financiamiento en pesos “a tasas razonables y plazos más largos”, algo que consideró posible luego de la última colocación en pesos a tasas fijas que hizo el Gobierno. “Hasta ahora no teníamos una curva (de endeudamiento) de largo plazo en pesos, y si las empresas no pueden acceder a un fondeo en pesos no hay mercado que pueda desarrollarse. Ahora ya tenemos una curva a diez años que permite empezar a soñar”, afirmó.

Mayor volumen

En este escenario, algunas medidas para darle mayor volumen al mercado serán “alentar la integración y federalización de los distintos mercados del país” e “incorporar nuevos productos financieros, como los pagarés, que son muy pedidos por los productores”.

Según Bruno, uno de los principales focos en la emisión de nuevos instrumentos estará puesto en las pymes, que podrán recibir documentos financieros de hasta veinte días por sus facturas. “Van a tener el derecho a cobrar las ventas o recibir un título de crédito (pagarés, cheques de pago diferido, étcetera) de las grandes compañías que podrán negociar en el mercado, si necesitan liquidez, antes del vencimiento de la factura”, explicó.

Además de la CNV, esta tipo de operatoria estará controlada por la AFIP, que tendrá un registro para “inscribir los títulos o informar los pagos en efectivo”. Y también, afirmó Ayerra, para fomentar las emisiones pyme se permitirá solicitar autorizaciones por vía electrónica, ya que “si por ejemplo hoy una pyme de Tucumán quiere emitir debe venir directamente a la CNV”.

El otro gran instrumento para darle volumen al mercado serán los FCI, a quienes, según Ayerra, se les dará mayor “eficiencia impositiva” al desplazar la carga de Ganancias desde el instrumento al inversor particular. “Hoy los fondos son ineficientes por estar sujetos al impuesto, por lo que ahora se vuelve fiscalmente neutro al FCI y el que paga es el inversor”, sostuvo.

Ayerra destacó además como medida para expandir el volumen bursátil la prohibición de que una empresa pueda vender sus acciones sin pagar impuestos si no pone a flotar como mínimo el 60% de su capital, algo que hoy cualquier compañía puede hacer exponiendo bajos volúmenes.

Pero más allá de los instrumentos propiamente dichos, Ayerra cree que para hacer crecer al mercado se deberá hacer foco en la educación financiera: “Tenemos que reconstruir la demanda (de instrumentos financieros), ya que sólo el 1% de las familias tiene un producto en el mercado de capitales”. El funcionario consideró que llevará tiempo “educar a los actores” sobre estas cuestiones y dejó en claro que la idea “no es reemplazar al financiamiento a través de los bancos”, que deberán “crecer en paralelo” para acompañar todo este proceso.

Nuevas facultades

Respecto a los procedimientos operativos, los funcionarios detallaron algunas de las nuevas atribuciones que tendrá la CNV, a la que proyecto busca fortalecer en su rol de regulador y de protección de los inversores.

Entre otras cuestiones, destacaron que el organismo tendrá potestades para “mitigar el riesgo sistémico y evitar que ocurran crisis generadas por ausencias de regulaciones”. Un ejemplo de esto serán los requisitos de administración de riesgos (de crédito, contraparte, mercado, liquidez, operacional y legal) que podrá fijar a las cámaras compensadoras.

También dijeron que la CNV podrá fijar topes a las comisiones que cobran los distintos agentes -como la Caja de Valores- y que “las multas mínimas serán aumentadas de $ 5.000 a $ 100.000 y las máximas de $ 20 millones a $ 100 millones, siempre con la posibilidad de elevar la sanción hasta cinco veces del beneficio obtenido”.

Pero además, y como tanto esperaba el mercado, confirmaron que la CNV ya no podrá designar veedores con poder de veto en los directorios de las empresas: consideraron estas atribuciones como “ilegales” y dijeron que “la Ley de Sociedades requiere de un procedimiento judicial” para intervenir una compañía.

Por último, los funcionarios valoraron que se permita al organismo tomar examen para operar a los agentes bursátiles y poder definir sus atribuciones específicas. Según dijeron, la ley actual “no contempla el funcionamiento puntual” de las más de diez categorías existentes y eso es algo que la CNV “debe poder definir dinámicamente ante las nuevas necesidades del mercado”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés