El Economista - 70 años
Versión digital

vie 24 May

BUE 7°C

En 2017, el tipo de cambio real se seguirá atrasando

E&R espera una apreciación cambiaria sostenida.

16 agosto de 2016

Dólar cada vez más barato, lo que seguirá perjudicando a la economía real (especialmente si se combina con apertura comercial). Esa es la principal predicción del último informe publicado por Economía y Regiones para lo que queda del 2016 y el 2017. De la mano de un gasto público que se expandirá, y que será cubierto con endeudamiento o emisión, lo que abaratará al tipo de cambio real ya sea por bajar su precio nominal en el primer caso o por subir los precios locales en el segundo y un blanqueo exitoso, el tipo de cambio real (TCR) estaría condenado a seguir su derrotero histórico de estabilización de largo plazo a la baja, lo que suele terminar en crisis y devaluaciones.

Todos los caminos

Antes de la liberación del cepo, para Economía y Regiones, el tipo de cambio real se ubicaba en $0,98, con la apertura llegó a $1,32 y hoy se apreció hasta $1,16.

“Es esperable que el aumento del nivel general de precios le gane al dólar de aquí a fin de año. Según nuestras estimaciones, la inflación interanual de diciembre alcanzaría aproximadamente 43%. Paralelamente, el tipo de cambio nominal se ubicaría en torno a $15,8 a fin de año. En este marco, el tipo de cambio real se abarataría hasta $1,11 para fin de año”, sostiene el informe.

Y para diciembre del 2017 llegaría a $1,06. Es decir, la inflación le seguiría ganando a la devaluación. “Se descuenta que la política fiscal expansiva será más agresiva cuando se compare 2017 contra 2016. En este sentido, hay que destacar que la obra pública despegará fuertemente. De hecho, la meta de déficit fiscal primario (3,3% del PIB) no se puede cumplir en 2017, y es por eso que se espera que sea subida cuando se envíe el Proyecto de Presupuesto 2017”, explica.

Esta obra pública expansiva, y el consiguiente déficit, implicaría un freno al dólar nominal si se financia con deuda o una pausa a la desaceleración de la inflación que frenaría el TCR si se financia con emisión y si no hay un alivio de costos para las empresas.

Por eso, el informe sostiene: “La meta de inflación 2017 (entre 12% y 17%) podría no cumplirse. De hecho, las expectativas de mercado relevadas por el BCRA ubican la inflación en 20% interanual para fines de 2017, lo cual implica un promedio anual de entre 23% y 25% para el próximo año”.

Otros factores

Dos factores más podrían ayudar a este proceso: el blanqueo y un hipotético ingreso de IED. Al respecto, Economía y Regiones ofrece sendas predicciones. Ambas podrían significar un ingreso de divisas que implicaría un incremento del TCR.

“Según nuestro análisis, el blanqueo lanzado por el Gobierno posee todos los ingredientes para que sea exitoso. De todos modos, una cosa es el blanqueo y otra si los montos ingresan al país o quedan fuera. Cuánto más capitales ingresen al país, mayor será la apreciación del tipo de cambio”, expresa.

Acerca del ingreso de IED, Economía y Regiones es un poco más escéptico por el alto costo en materia tributaria de las empresas locales. Para 2017, no espera un incremento significativo de la IED.

Con todo, el TCR llegaría a diciembre en $1,06, muy cercano al nivel previo a la salida del cepo, lo que según la historia, marca Economía y Regiones, es una caída importante de la competitividad que suele terminar en una brusca devaluación que, para colmo, luego vuelve a generar la misma apreciación por su carácter inflacionario.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés