El Economista - 70 años
Versión digital

lun 25 Oct

BUE 28°C

Versión digital

lun 25 Oct

BUE 28°C

El efecto Trump sobre las emisiones de deuda

11-11-2016
Compartir

El triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos puede complicar a la Argentina en sus emisiones de deuda, la llegada de inversiones y en la valuación de sus activos, sostienen en el mercado. Según varios analistas, los próximos meses tendrán “un piso de volatilidad mucho más alto” hasta que vayan apareciendo señales de lo que hará Trump y de si el Congreso estadounidense estará dispuesto a frenar sus decisiones más controvertidas.

El gerente de Informes y Estrategia de Puente, Ezequiel Zambaglione, aseguró a El Economista que la política fiscal expansiva de Trump podría generar presiones inflacionarias en EE.UU. que harían subir las tasas de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años. Esto, a su vez, aumentaría el riesgo país argentino y generaría “un mayor costo de financiamiento para Argentina”.

Además, esto ocurriría en un contexto de mayor aversión a invertir en los emergentes, ya que la “postura defensiva hoy continúa siendo lo más atractivo”. Sin embargo, Zambaglione aclara que los inversores igual seguirán “buscando riesgos” en estas latitudes por los rendimientos a tasa cero que hay en el mundo.

El mayor costo de financiamiento para Argentina podría afectar también, sostiene Puente, a “la sostenibilidad del crecimiento, ya que las inversiones en infraestructura y la reducción gradual del déficit fiscal dependen en gran parte de la capacidad de financiamiento externo”.

Y otro problema será “lo que pase con la inversión extranjera directa”, ya que “de los US$ 55.000 millones que podrían llegar al país, el 20% son de empresas estadounidenses”. En otras palabras, si Trump “favorece a sus empresas bajando los impuestos, puede ser más atractivo para ellas invertir en EE.UU. y no acá”.

Divisas y acciones

Por otra parte, como una de las principales medidas de Trump sería la revisión de los tratados comerciales, un mayor proteccionismo y una apreciación del dólar, varias monedas de países ligados comercialmente a EE.UU. ya empezaron a registrar pérdidas.

Además de los activos de refugio -como el euro, el yen y el oro-, el peso vino por ahora manteniéndose al margen de la volatilidad por la incidencia de otros factores locales, como las altas tasas que viene fijando el Banco Central.

Según Puente, la moneda local se mantendría en los niveles actuales, “aunque con un valor más cercano a los $ 15,5, considerando el nuevo escenario menos favorable para las monedas emergentes”. Y entre los activos en pesos, “las Lebac a 35 días, los bonos ajustados por CER y los títulos de corto a mediano plazo -entre 2021 y 2024-” seguirán siendo “lo más atractivo para reducir la exposición a una suba de tasas” de los bonos norteamericanos.

Respecto a las acciones, “las ligadas al crecimiento (del país) son las que presentan mayor incertidumbre, ya que la menor certeza sobre los flujos de inversión directa y el costo de financiamiento podrían afectar” la recuperación económica. También algunas relacionadas al sector exportador podrían resentirse, como fue esta semana el caso de la productora de limones San Miguel, que tenía pactado reanudar sus envíos a EE.UU.

Según Puente, el sector de servicios públicos no debería tener un impacto importante, ya que el precio de sus acciones dependerá fundamentalmente “de la revisión de las tarifas de electricidad y gas”. Y en el sector energético, YPF quedaría al margen de la volatilidad externa porque “le vende el petróleo a sus propias refinerías a un precio determinado localmente”, mientras que las “productoras de gas” mantendrían su rentabilidad porque “la necesidad de producción interna para sustituir importaciones sugiere que los precios subsidiados continuarán”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés