El Economista - 73 años
Versión digital

sab 20 Jul

BUE 8°C
Panorama

El dólar subió más y la Bolsa local fue la peor de todas

El Estado dejó de pagar algunas cuentas y trabó las operaciones de muchos privados. A pesar de eso, el dólar fuga subió casi 10% en la semana. Y el miércoles (último dato oficial conocido) hubo gran salida de depósitos en dólares.

Los bonos dejaron de subir y la Bolsa agudizó su baja.
Los bonos dejaron de subir y la Bolsa agudizó su baja. EE
Luis Varela 07 agosto de 2023

A apenas cinco ruedas operativas de las benditas PASO, acabamos de transitar otra semana caliente -la más intensa de los últimos tiempos- con fuerte corrida cambiaria, bonos y acciones aplastados, y gran incertidumbre porque nadie tiene la menor idea sobre quién es ciertamente el que puede llegar a ocupar la Casa Rosada desde el 10 de diciembre.

Con una intervención mucho más agresiva -más que nunca- la administración de Sergio Massa resolvió pisar todo: los pagos del Estado a empresas tanto a nivel local como internacional y limitó aún más las operaciones, estirando los plazos para poder volver a operar: en mercados internacionales para comprar y vender todo es inmediato, en Argentina, primero se debía esperar un día, luego a 2, después a 3 y ahora hay que quedarse plantado más tiempo.

Se sabe, la semana pasada se le hicieron pagos al FMI para no caer en default con el organismo. Se lo hizo con un crédito de la CAF y con fondos de Qatar, que supuestamente son fondos temporales, hasta que el FMI suelte los DEG prometidos. Hasta ahora Massa dijo que en la segunda mitad de agosto se liberarán DEGs por u$s 7.500 M. Para conseguir esa promesa el ministro candidato ya hizo una devaluación impositiva, y se teme que el próximo lunes 14, con el resultado de las PASO ya conocidos, vendrá otra grajea en el mismo sentido. Luego, entre el 19 a 23 de agosto, el board del Fondo definirá si los US$ 7.500 millones para Argentina son liberados, si Massa no sigue cumpliendo con las metas acordadas por el Congreso el oro entregado como garantía también podrá esfumarse.

Las reservas del Central

Banco Central BCRA
 

En este momento, según expertos, hay en el BCRA dólares líquidos negativos por unos US$ 9.000 millones. Había cierta tranquilidad porque los depósitos en dólares de los inversores no se tocaban, pero el miércoles 2 de agosto -último dato oficial difundido por el BCRA- se fueron de los bancos US$ 129 millones en un día, y falta conocer qué pasó el jueves y el viernes. Hasta ahora los ahorristas dejaban sus dólares porque los cajeros entregaban sólo billetes "cara chica", y eran rechazados. Pero en la condición actual los consultores advierten que se pueden retirar los "cara chica", ver la crisis desde afuera, hasta conocer las medidas del nuevo Presidente, y en febrero o marzo volver a depositarlos sin problemas, ya que son moneda de curso legal (y el origen del dinero es el ticket del retiro, no habrá problemas con la vigilancia de la AFIP).

Con temor a que la crisis se extienda a un problema bancario, los operadores especulan con que Massa acordó más medidas con el FMI inmediatamente después de las PASO, por lo que habrá que seguir con gran atención el movimiento del "crawling peg" (la micro devaluación diaria). Y el tema es inquietante porque el "plan llegar a ser presidente" de Massa empieza a hacer agua. 

El marco electoral

Elecciones 2023
 

Y el tema, por cierto, no es sencillo, porque el kirchnerismo duro está pugnando para que se vote por Grabois en la interna de UxP, y por Lousteau para borrar a los Macri de Ciudad de Buenos Aires. Y probablemente no se haya pensado en el efecto secundario, pero si Massa no logra apoyo electoral en la PASO, el FMI ya no lo considerará como interlocutor válido, y pedirá empezar a hablar con los que tengan chances ciertas de ser el nuevo Presidente desde diciembre.

La foto actual es compleja. Lo pagado con dinero de la CAF y con dólares de Qatar debe ser devuelto dentro de tres semanas. Si no se hace, las reservas de oro se evaporarán. La pobreza ya roza el 39%: sumó más de dos millones de argentinos en los últimos doce meses, todos con Massa como virtual Presidente. Con ese resultado, Massa no se animó a ir a La Matanza, porque iba a haber agresiones. Buscó inventarse escenarios amigables en las provincias, donde lo rechazaron con duros cánticos. Y, en línea con eso, mientras se le dio respaldo a las obras sociales sindicales, hubo una sucesión de paros gremiales, a días de las PASO, algo que no había pasado en los tres años y medio que ya tuvo Alberto Fernández en el cargo.

Massa, sin embargo, no se rinde. La devaluación impositiva que realizó le permitió al BCRA sumar reservas por US$ 339 millones en cuatro ruedas de agosto, pero eso significó emitir $115.260 millones, que empezaron a volar hacia el consumo y el dólar. Los alimentos saltaron más del 10%, la carne más del 25%. Ya hay más inflación: calculan 7% en julio y 8,5% en agosto, con probable dos dígitos mensuales para fin de año y pronósticos que ya vuelan a más del 200% anual. Este viernes fue postergado el REM, lo quisieron ocultar antes de que la gente vote, sin saber lo que pasa. En la apertura de julio esa muestra ya había calculado para 2023 un IPC del 142,4%. Temían que fuera mucho mayor.

Para peor la incertidumbre es absoluta. Hay 22 encuestadoras con 48 resultados posibles. ¿Quién ganará en JxC, Bullrich o Larreta? ¿Cuánto le restará Grabois a Massa? ¿Votarán los K de Ciudad de Buenos Aires a Lousteau para desintegrar a los Macri? Recordarán los porteños que el radical fue el que hizo la "125" que inició la guerra con el campo. 

Más emisión

Pesos inflación
 

Con emisión a dos manos (para pagar el dólar maíz y para contener al dólar mep con operaciones con bonos) se acentuó la corrida: en la semana hubo récord para los dólares libres, con el dólar fuga (CCL) disparado, con el Gobierno vendiendo deuda carísima para atrasar el mep todo lo que pueda, aplastándolo como si fuera un resorte.

Muchos inversores quisieron hacer desde computadoras y celulares que encontraron la misma respuesta "esta operación no se puede realizar". Con eso, el susto creció y el dólar fuga saltó $ 49,24 en una semana, explosivo. En variaciones porcentuales, el CCL subió 9,2% la semana pasada, el blue avanzó 4,2% y el MEP fue contenido con una intervención que le otorgó una suba de solo 1,4%.

Los inversores se comunicaban con sus operadores directos, y la respuesta generó más inquietud: "Tomó tal velocidad la suba del dólar que aplicaron un nuevo cepo o traba en los plazos a las cuentas bancarias. Por ejemplo, para que los dólares no se vayan de los bancos, se bloqueó la compra de ON en dólares con dólares. Y, por supuesto, la fuerte suba del dólar libre detona el "carry trade": un plazo fijo paga 8,04% por mes, el CCL subió 9,2% en una semana, y consultoras dicen que este mes la inflación puede estar entre 8% y 9%.

A todo esto se suma la también inquietante situación internacional. Tras la baja de la nota de Fitch para la deuda de largo plazo de EE.UU. (de AAA a AA+), algo que ya pasó en 2011 de parte de S&P, por lo que en ese momento Wall Street se derrumbó 15%, el viernes dieron un paso atrás las tasas largas norteamericanas: se pagó 5,3% anual a 1 año de plazo, 4,1% a 5 años, 4% a 10 años y 5,2% a 30 años. Y, a pesar de eso, en el balance semanal el dólar global siguió firme: subió 2,8% en Brasil y Chile, 0,8% contra la libra, 0,4% en Japón, 0,3% en Suiza y China y 0,1% contra el euro.

Y junto con la baja de nota de la deuda norteamericana, llegan datos de freno en la actividad económica en China, Europa y recesión permanente en Japón. Por lo que las commodities se plancharon en la apertura del mes: lo mejor es el maíz en Rosario que sube 3,5% y el petróleo que avanza 0,9%, con el sorgo rosarino sin cambios. Pero luego, todo lo demás está con precios hacia abajo: la soja Chicago cede 0,7%, el bitcoin baja 0,7%, el oro 1,2%, el girasol de Rosario declina 1,6%, el aluminio 2,1%, el cobre 3,2%, la onza de plata 4,5%, el níquel 4,6%, el trigo rosarino se pincha 8,8% y la soja del puerto de Santa Fe se hunde un inquietante 14,8%.

Con todo esto, a nivel local, el trade electoral desapareció: los bonos argentinos, que venían como una locomotora, bajaron 0,4% en la semana y el riesgo país volvió a 2.020 puntos básicos, por lo que está sin cambios durante los últimos 30 días.

Las bolsas para abajo

mercados
 

Y a nivel internacional, hay claroscuros en los balances trimestrales que van entrando, se demoran los balances que deben entrar en la bolsa porteña, por lo que las bolsas mundiales bajan de la estratósfera, con los papeles argentinos otra vez llevándose el título de "los peores de todos". En el balance semanal, la Bolsa porteña bajó 5,3% en dólares ó 1,3% en pesos, Madrid achicó 3,3%, Frankfurt 3,1%, el tecnológico Nasdaq de NY cedió 2,8%, Tokio 1,7%, México 1,7%, el Dow Jones Industrial de NY perdió 1,1%, Santiago de Chile se deslizó 0,7% y San Pablo estuvo 0,6% abajo.

En este momento hay una rotación gigantesca de parte de inversores altamente especulativos. Adivinan que la Fed quizás estacione su tasa base en este nivel durante un tiempo y dudan de Wall Street porque sus precios equivalen a 20 veces ganancias de las empresas. Se inclinan por jugar una fichas en Latinoamérica, donde Brasil y Chile bajan sus tasas, y sus compañías cotizan con precios que significan 14 veces ganancias.

¿Qué puede venir por delante? Dependerá de las PASO. ¿Qué resultado tendrán las PASO? Nadie lo sabe. En lo que sí parece haber coincidencia es que el lunes 14 habrá otro mercado, con salto de precios y de tasas. El horizonte social es difícil: las familias destinan cada vez más ingresos para comprar alimentos. Y del alquiler, ni hablar. Cada presión que hace la Secretaría de Comercio se ve desabastecimiento en las góndolas. Y aunque duela verlo, hay especialistas que advierten que el default ya comenzó, ya que hay una virtual parálisis en los pagos del Estado tanto a nivel local como internacional, y eso corta la respiración.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés