El Economista - 73 años
Versión digital

jue 25 Jul

BUE 11°C
Panorama

El BCRA se vacía y se endeuda, pero el dólar sigue subiendo

El BCRA pierde reservas y se endeuda pero no logra frenar a los dólares libres. Las acciones y los bonos no mejoran y el riesgo sube.

El mundo empieza a mostrar signos de desaceleración, con dólar global en alza y materias primas en baja.
El mundo empieza a mostrar signos de desaceleración, con dólar global en alza y materias primas en baja.
Luis Varela 12 mayo de 2023

Sin prisa pero sin pausa, a pesar de un contundente regalo de reservas y un gran aumento en la deuda del Tesoro y del Banco Central, el dólar blue va subiendo lentamente, acercándose otra vez a la zona de los $500, con otro día también muy firme para el dólar fuga (CCL), acciones y bonos quietos medidos en dólares y riesgo en alza, en un mundo que va deflacionando, con precios de las materias primas inquietantemente hacia la baja.

Ayer aparecieron señales internacionales que se convierten en viento en contra para los mercados emergentes, en general proveedores de materias primas: China reportó una inflación de 0,1% anual en abril, la más baja en dos años desde la pandemia, en un dato que sorprendió porque se esperaba al menos un 0,4 % respecto al año anterior. Esto se conoce pocos días después de que el gobierno unilateral de Xi Jinping cortara la información económica, ya que empezaban a aparecer datos de desaceleración, y ahora se teme que la economía con más volumen del mundo se coloque en un riesgoso proceso de deflación.

Más frío en EE.UU.

La demanda de apertura de cuentas en EE.UU. está en uno de los puntos más altos en los últimos años
 

Al mismo tiempo, Estados Unidos también entregó estadísticas en las que mostró una mayor debilidad en empleo y una menor suba en los precios mayoristas. Se reportaron 264.000 pedidos de ayuda por desempleo contra 242.000 pedidos del dato anterior. Y también ayer se supo que la inflación mayorista norteamericana bajó al 2,3% anual, contra 2,7% del dato previo. Esto significa que probablemente no sea necesario que la Fed vuelva a subir su tasa base en junio, aunque un 30% de los analistas cree que Powell la puede subir de 5,25% a 5,5% anual, en la última movida alcista, para luego quedarse en esa meseta por al menos nueve meses. 

Mientras tanto, el Banco de Inglaterra subió su principal tasa por duodécima vez consecutiva hasta, en 25 puntos básicos, hasta 4,5% anual, colocándola en su nivel más alto desde octubre de 2008, en un intento de combatir la inflación en el Reino Unido.

Todos estos elementos hicieron que ayer siguiera la descompresión de las tasas largas de EE.UU.: se pagó 4,7% anual a 1 año de plazo, 3,3% a 5 años, 3,4% a 10 años y 3,7% a 30 años. Por lo que el foco de atención de los analistas ya no es tanto la inflación, sino en cuál será el costo recesivo que habrá generado la Fed con la suba de tasas más pronunciada desde la década del 1980.

Dólar firme en el exterior

dolar
 

Con estos datos más tranquilizadores en cuanto a la inflación, el dólar global se fortaleció: en el exterior el dólar subió ayer 0,9% contra la libra, 0,7% en Chile, 0,6% contra el euro y 0,2% en Japón, México y China, y solo tuvo una baja del 0,4% en Brasil, donde hay una pelea del Presidente Lula con su Banco Central, porque tiene una tasa de interés extremadamente positiva (13,5% contra 4,6% de inflación anual).

Este rebote en el valor del dólar generó una fuerte baja para las materias primas, con expectativa de deflación de precios en muchos mercados, sobre todo con inquietud por lo que pase con China: hubo descensos del 2% para el petróleo, fuerte caída para los metales básicos, precios mixtos para los granos y, de manera inesperada, consistentes retrocesos en las posiciones consideradas como reserva, como los metales preciosos y las criptomonedas (el Bitcoin perdió 2,7%, pero hubo caídas de hasta el 5% en el resto de los valores del panel).

Mientras tanto, en el mercado cambiario argentino, mientras la vocera del FMI Julie Kozack dijo oficialmente que el Fondo está considerando la fuerte sequía para reordenar el acuerdo con Argentina, los DEG siguen sin llegar y el BCRA se sigue vaciando y endeudando, para tratar de frenar una corrida cambiaria que se devora todo lo que encuentra.

Pocas compras del Central

Banco Central BCRA
 

Ayer en dólar soja hubo liquidaciones por US$ 163 millones, pero el BCRA pudo comprar en el mercado apenas US$ 11 millones y, lo peor de todo es que al final del día perdió reservas por otros US$ 91 millones. Y, de manera inquietante, se endeudó por un récord de $ 1,5 billones en Leliq cortas. Todo ese costo fue realizado para frenar a los dólares libres, y sin embargo el dólar blue saltó $3 hasta $475, el dólar Qatar no cambió y siguió a $479,18, el Senebi bajó $3,09 hasta $440,80, el MEP subió $1,19 hasta $433,54 y el contado con liquidación saltó $3,20 hasta $439,64. Por lo que la brecha entre el oficial y el blue fue del 98% y la del CCL con el mayorista fue del 92%.

Debajo de lo que pasaba con el dólar, hubo un estruendoso movimiento con títulos públicos, con un volumen operado notable, cuatro veces más alto que el normal debido a la imparable intervención del Estado. Con eso, los bonos tuvieron una escasa variación, pero el riesgo país volvió a subir, ya que tuvo un alza de 16 unidades hasta 2523 puntos básicos.

Bolsas más débiles

mercados
 

En cuanto a papeles privados, el centro de escena de Wall Street fue sacudido por el impacto de otro temblor en otro banco y con enormes distorsiones, selectividades extremas en diferentes papeles. Hubo un duro traspié de casi 23% en la cotización del Pacwest Bancorp y, al mismo tiempo, se vio una diferencia pasmosa en dos papeles grandes: el fabricante de neumáticos Good Year subió 20%, mientras que la mediática Disney se desplomó 8%. 

Con todos esos movimientos en el medio, al cierre de negocios hubo otro día débil en la bolsa de Nueva York, con suba del 0,2% para el Nasdaq, con baja del 0,2% para el S&P y merma del 0,7% para el Dow, mientras que la Bolsa de San Pablo subió 0,7% y la  de México bajó 0,9%.

En el mercado bursátil local, con $5.447 millones operados en acciones y $12.138 millones en Cedears, la Bolsa de Buenos Aires subió otro 0,9% en pesos, pero sigue sin abandonar el mismo nivel en dólares que tiene desde principios de año. Y los ADR argentinos en Nueva York mostraron ayer subas entre el 1% y el 10% para Bioceres, TGS, Francés, Pampa E, Galicia, Despegar, Edenor, Macro, Loma Negra y Supervielle; con bajas del 1% al 3% para IRSA, Cresud y Central Puerto.

Por supuesto, persistieron las discusiones sobre la suspensión de las elecciones en Tucumán y San Juan, la expectativa por lo que se votará este domingo en Salta, La Pampa y Tierra del Fuego. También hay mucha expectativa por el IPC que difundirá hoy el Indec (los especialistas creen que el número estará entre 7,4% y 7,8%). Pero lo que más ruido político generó fue el pedido  de Sergio Massa para que no hay primarias competitivas en el Frente de Todos y lo volvió a hacer en el marco de anuncios para dar créditos para el sector aviar y el trigo. Parece buscar que surja un operativo clamor para que él mismo sea el único candidato del FdT, algo que al menos por ahora no estaría consiguiendo.

En esta nota

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés