El Economista - 70 años
Versión digital

lun 27 May

BUE 10°C

El BCRA, entre la espada y la pared

La entidad compró US$ 900 M la semana pasada y generó exceso de pesos que debe aspirar vía Lebac.

24 mayo de 2016

El presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, advirtió más de una vez que la entidad intervendrá en el mercado cambiario en ocasiones puntuales. La semana pasada las operaciones del BCRA fueron contundentes y el ente monetario sumó a sus arcas US$ 700 M, fijando de este modo un total de reservas internacionales de US$ 32.000 M. Y ayer compró US$ 240 M

Intervención

El aumento de US$ 700 M en las reservas estuvo explicado esencialmente por la intervención del BCRA en el mercado de cambios, ya que la autoridad monetaria compró casi US$ 900 M, llevando el total del mes a US$ 1.400 M. Los datos muestran que en el mismo período de 2014 y 2015 el BCRA compró US$ 700 M, es decir, una cifra menor a la actual.

Por otra parte, el ingreso de divisas por liquidación de las empresas exportadoras para las primeras tres semanas de mayo fue de US$ 1.950 M, mientras que en el mismo período de 2014 y 2015 había sido de US$ 1.940 M y US$ 2.400 M, respectivamente. “Es decir, que a pesar de que la liquidación de exportaciones agrícolas es similar o menor que en años anteriores, el BCRA está comprando más dólares debido al aumento en el ingreso neto de capitales”, afirmó un economista que pidió off the record.

Del mismo modo, Julio Piekarz, ex gerente general del BCRA, asegura en un informe que “el período de mayor estacionalidad en la liquidación de divisas del agro, la atractiva tasa de interés en pesos, el ingreso de capitales financieros y por colocaciones de deuda ?las provincias no tienen vencimientos en moneda extranjera este año? fuerzan la intervención del BCRA y lo alejan de sus convicciones cambiarias”. Y agrega: “No cree en el atraso cambiario pero no podría permitir o alentar que el tipo de cambio nominal suba, ya que la prioridad absoluta es bajar la inflación. Considera que no se requieren demasiadas reservas en un régimen de tipo de cambio flotante, pero se ve obligado a aumentarlas. Y considera que sus compras de divisas son inflacionarias, pero no puede dejar que el tipo de cambio nominal caiga y se aprecie más el peso, ya que eso afectaría la reactivación”.

Las consecuencias

Para evitar la caída del dólar, el BCRA intervino la semana pasada y pudo mantener a la divisa arriba de los $ 14. El problema con esto es que compra divisas en el mercado de cambios emitiendo pesos, y esto provoca un exceso de las circulación de dinero en la economía que cada martes debe ser “aspirado” vía Lebacs (lo que se conoce como esterilización). Esto significa más deuda a futuro para la entidad, que podría rondar para fin de año cerca de los $ 530.000 M.

En este toma y daca entre intervenir en el mercado de cambio y mantener controlada la inflación, en las últimas semanas tuvo mayor peso el tipo de cambio. Con vistas a futuro, Piekarz afirma que “el BCRA tiene un margen importante para intervenir”, y “debe hacerlo”. “Si el programa antiinflacionario tiene credibilidad, como es muy probable, el BCRA deberá seguir lidiando con oferta excedente de dólares e intervenir por varios meses más, con seguridad”, concluye.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés