El Economista - 70 años
Versión digital

dom 26 May

BUE 6°C

El Banco Central baja más la tasa para salir del pantano

23 noviembre de 2016

por Luis Varela

El mercado argentino dio ayer muestras de que los negocios locales siguen metidos en una maraña desde donde está costando bastante encontrar el despegue que todos vienen imaginando: los dólares y las inversiones siguen empastadas, tal como sucedió primero para el primer semestre de este año, después en el arranque del segundo semestre, luego en lo que va del último trimestre, y ahora para lo que pueda venir de 2017.

Ayer, fomentado a pura especulación Trump, las Bolsas del mundo siguieron volando, con los inversores cambiando drásticamente de posición, sumergiéndose en las compañías que pueden llegar a multiplicar sus negocios por la idea que tiene de la economía el magnate que asumirá el 20 de enero como Presidente de EE.UU. Gracias a ese impulso, (luego de saber que la ventas de casas usadas en EE.UU. tocaron el máximo de más de nueve años y medio en octubre) el índice Dow Jones superó por primera vez en su historia los 19.000 puntos, acumulando un avance del 6,3% desde que Trump consiguió la llave para entrar en la Casa Blanca (en el mismo lapso el S&P avanzó 5,2% en tanto que el Nasdaq mejoró “sólo” 4,6%).

En las Bolsas latinoamericanas la evolución es muy diferente. Ayer la Bolsa de Buenos Aires mostró un notable avance del 2,7% en el índice Merval de papeles líderes. Pero esa variación es un tanto mentirosa. Hubo más volumen negociado ($ 394 millones), pero casi 20% de esas operaciones tuvieron que ver con el traspaso de un solo papel: para poder pagar el ajuste a los jubilados, el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses anunció la venta por US$ 156 millones del 11,85% del capital social que poseía en la empresa Petrobras Argentina a la compañía Pampa Energía.

De hecho, si se mide la evolución del índice Merval en dólares, la Bolsa argentina registra un aumento de apenas el 0,7% desde que ganó Trump mientras que las de México y Brasil, por las fuertes devaluaciones del peso mexicano y del real brasileño, tienen valores con cotizaciones en dólares hacia abajo.

Ayer, además, mientras las Bolsas del mundo seguían firmes, el planeta cambiario se partía en dos. Después de que Trump se manifestó contrario a seguir con las alianzas del Pacífico y proclive a orientarse hacia sus alianzas del Atlántico, el dólar estuvo débil en Europa y América Latina, pero firme en Asia.

En Buenos Aires el dólar oficial subió cuatro centavos hasta $ 15,66 pero el blue siguió inmóvil en $ 15,82, con una particularidad: los industriales le están pidiendo al Gobierno, cada vez con mayor insistencia una aceleración en el tipo de cambio.

Y no faltó tensión orque el titular del Banco Central, Federico Sturzenegger, diciéndoles a los hombres de la industria, en sus propias narices, que “el plan antiinflación encontró en ustedes al crítico más acérrimo”, y con la gobernadora María Eugenia Vidal reclamándoles “inviertan, arriesguen”.

Los hombres de empresa resoplaban: piden y piden pero no aflojan con la presión impositiva, luego de conocerse que el proyecto oficial para modificar Ganancias llega al Congreso sin toda la miga que se esperaba. Frente a todo eso, los bonos argentinos volvieron a tener otra rueda para abajo, en línea con lo que sucede con los títulos públicos de casi todas partes.

Ayer, el 72% de lo operado en bonos se transó en 4 títulos: AA17 29%, DICA 25%, AY24 11% y DICP 7%. Con ese marco, hubo una suba del 1 al 3,4% para los bonos L2DD6, PUM21, TVPP, BDC18, BP28, BD2C9 y CO26D. Y una baja del 1 al 3,5% para los bonos NO20, PAA0, BPLDD y PARAD.

Para las acciones, siguiendo la ola internacional, con novedades risueñas como el comunicado de la cementera mexicana GCC, quien anunció que podría vender materiales para muro de Trump. En Buenos Aires, mientras tanto hubo saltos del 3% al 7,5% para Ledesma, Rigolleau, Transener, Pampa, Introductora, Edenor, Francés, TGN, Holcim, Camuzzi, Siderar e Hipotecario. Y una baja de hasta el 2% para Tenaris, Cuyana y Morixe. Entre los ADR argentinos que cotizan en Nueva York hubo subas del 1% al 7,7% para Ternium, Francés, Pampa, Edenor, Macro, TGS y Cresud, y bajas del 1% al 3,4% para Nortel, Tenaris y Petrobras Argentina.

Causó un sabor agridulce el anuncio del blanqueo. Los dólares del colchón fueron 7.185 millones (en las próximas horas van a flexibilizar más la exteriorización de inmuebles). Entre bienes y efectivo de aquí y del exterior ya se lleva acumulada una exteriorización de casi 21.900 millones de dólares. Eso no movió el amperímetro en la negociación con tasa (el call siguió estacionado entre 22 y 24% anual), a pesar de que Sturzenegger siguió obedeciendo a Prat- Gay (y a Macri) al ejecutar la tercera baja de las Lebac de este mes con la tasa corta en 25,25% anual (y larga subiendo de 22,89 a 22,95%), justo en el momento en el que la UTDT salió a decir que la inflación esperada por la población para los próximos doce meses subió cinco puntos porcentuales al 25% anual. La baja de tasa en la Lebac fue anunciada después del cierre, por lo que los operadores esperaban para hoy un escaloncito mas para el dólar.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés