El Economista - 70 años
Versión digital

dom 17 Oct

BUE 13°C

Versión digital

dom 17 Oct

BUE 13°C

Dólar en baja, bonos firmes y la Bolsa todavía de fiesta

25-10-2016
Compartir

por Luis Varela

Con los exportadores del agro liquidando otra vez una suma importante (ayer nada menos que U$S 532 millones) y con los primeros brotes verdes del blanqueo), el mercado argentino volvió a tener una rueda con dólar en baja, bonos firmes y acciones en una suba que ya está por las nubes.

El patrón de todo el movimiento tiene que ver con un mundo muy inestable, donde todos parecen querer ponerse en línea, ya que los estados siguen cobrando multas por doquier, para cubrir gastos públicos insostenibles, que seguramente llevarán a muchas economías a una nueva crisis.

En los últimos días muchos bancos de Europa y de Estados Unidos estuvieron enviando a los argentinos que tienen cuenta en esas entidades diferentes cartas indicando que si no regularizan sus posiciones impositivas deberán cerrar sus cuentas o tendrán problemas para hacer movimientos en el futuro. Detrás de esto, con mucho trastorno de parte de mucha gente que quiere blanquear, hay infinidad de gestiones con los contadores para cumplir con trámites ciertamente intrincados.

Al mismo tiempo, también ayer se supo que Irak, presionado por sus cuentas fiscales, no está dispuesto a sumarse a la iniciativa de la OPEP, que decidirá este viernes en Viena cerrar los grifos para subir el precio del petróleo. Por esa noticia, el crudo cedió algo ayer, achicando hasta US$ 50,60 por barril.

La fluctuación del crudo le está poniendo un techo al veranito que venían mostrando los granos en Chicago. Ayer la soja logró subir 0,8%, pero el maíz perdió 1% y el trigo achicó 2,6%. Y, con este movimiento, muchos productores se decidieron a dejar de esperar: vendieron sus posiciones ya que la expectativa de mayores suban amainaron.

De ese modo, entre dólares del blanqueo y del agro, el oficial estuvo otra vez para abajo, en quinta rueda consecutiva: el 17 de octubre el cotizó a $ 15,45 y ayer cerró a $ 15,34. El blue, en cambio, sin la influencia del agro y el blanqueo, estuvo para arriba: ganó 6 centavos, terminó a $ 15,62 y lo novedoso del caso es que volvió la brecha cambiaria, mínima, que se amplió hasta el 2% (con diferencia de 3% ya pululan los arbolitos).

Ayer los operadores estuvieron con la mirada puesta en las reservas del BCRA. El lunes de la semana pasada habían ingresado desde el exterior a la autoridad monetaria nada menos que US$ 3.000 millones, pero ayer hubo alguna decepción: entraron apenas 300 millones, por lo que las reservas llegaron a US$ 40.567 millones y el 2016 ya es el año del Siglo XXI con mayor aumento anual de reservas.

“¿Por qué vinieron menos dólares si mañana (por hoy) se hace otra licitación de Letes y todos felices?”, preguntaba un operador a un gerente de la línea oficial. “Hay cierto resquemor por que se difundió que el déficit fiscal sumó $ 223.064 millones hasta septiembre y ya todos ven que el Gobierno está colocando un nuevo bono cada seis días”, respondió el funcionario.

Lo que sigue generando una sorpresa que deja a muchos con la boca abierta es la fiesta interminable de la Bolsa de Buenos Aires. Ayer, con menos volumen que el jueves y el viernes pasados (pero con nada menos que $ 440 millones operados), el índice Merval anotó su décima suba al hilo. Ganó otro 0,73% pero, atención: con selectividad extrema.

De hecho, ayer hubo una suba del 2 al 8,8% para Santander, Carboclor, Petrolera Pampa, Edenor, Irsa, Hipotecario, Indupa, Comercial del Plata, Petrobras Brasil, Camuzzi, Molinos y Ledesma. Y bajas también del 2 al 8,8% para Andes Energía, Gas Natural, Juramento, Grupo Oeste, Celulosa, Colorín, Longvie, Holcim y Caputo. Entre los ADRque cotizan en Nueva York, mientras tanto, hubo una suba del 1 al 6,5% paa Globant, Edenor, IRSA Inv, Ternium y Nortel; y una baja del 1 al 2,1% para Francés, Cresud e IRSA Prop.

Los consejeros de inversión les siguen advirtiendo a sus clientes que los precios de las acciones están muy entonados y que puede venir una depuración. Pero las compras por ahora siguen, porque el cambio económico de Argentina hace creer a muchos que la salida será por el crecimiento.

Pero la Bolsa de San Pablo tuvo menos negocios. Eso está ligado, entre otras cosas, a los notables flujos de capitales que tiene Brasil en estos días. Ayer, mientras el dólar estaba firme en Europa y Asia, el billete verde bajó en Brasil hasta apenas 3,12 reales, su menor precio desde julio de 2015. Esto beneficia al comercio bilateral con Argentina, y es otro de los elementos que sigue impulsando la compra de algunos papeles privados.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés