El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Commodities y acciones caen; bonos resisten

Resumen semanal de los mercados.

19-08-2011
Compartir

Con malos datos económicos en Europa y Estados Unidos, los mercados del mundo volvieron

a atravesar otra semana con duras caídas en las Bolsas, fundamentalmente en Europa, donde

las acciones sufrieron su peor derrumbe semanal de los últimos dos años y medio. Detrás de los problemas de solvencia que vienen mostrando varios países del Viejo Continente, se conocieron cifras sobre un mayor desempleo en Inglaterra y un crecimiento cada vez más lento en Alemania, con lo cual las naciones más potentes de Europa también muestran señales de agotamiento.

Esas estadísticas llegaron junto con números de cierto estancamiento en la industria de Estados Unidos y, lo peor de todo, se supo que el mercado interbancario europeo empieza a diferenciar entre bancos confiables y otras entidades no tanto, lo cual generó una sensación de que se vienen tiempos neblinosos.

La posibilidad de que el mundo desarrollado entre en recesión puso los precios de las materias primas para abajo. El petróleo cayó a menos de 82 dólares por barril (pierde 15% en lo que va de agosto) y detrás del crudo se vieron números también rojos para los metales básicos, con el cobre y el aluminio cayendo a los peores precios en 10 meses.

Sin embargo, trayendo algún alivio para la Argentina, el precio de los granos también estuvo para

abajo, pero con descensos mucho menores, de hasta el 3% únicamente en Chicago, y con valores

mucho más sostenidos en el mercado de Rosario.

Semejante caída en los precios de las commodities derrumbó el valor de las acciones. El peor de todos esta vez fue Frankfurt, que acusó una caída semanal del 6,6% (en apenas 20 días pasó de ser el mejor mercado del mundo a estar entre los peores del planeta). Detrás de la baja alemana se encolumnaron los descensos del 3,8% en Madrid y Wall Street (donde el índice industrial Dow

Jones actuó mucho mejor que el tecnológico Nasdaq), y luego hubo bajas del 3,3% en Buenos Aires, del 1,6% en Santiago de Chile, del 1,3% en San Pablo y de apenas 0,3% en México.

Los bonos, de todas partes, recibieron los pedidos de compra de quienes salían de las acciones, y

pudieron mostrar precios por lo menos sostenidos. Pero como la mayoría de los compradores se dirigió hacia los bonos de Estados Unidos, el riesgo país de toda América Latina se puso para arriba de manera preocupante. La tasa promedio de riesgo país de Brasil, México y Uruguay, que estaba en 150 puntos hace tres meses, se colocó ahora por arriba de 200 puntos (algo que no ocurría desde junio de 2010). Y el riesgo país de la Argentina, que estaba 300 puntos arriba de esos tres países vecinos, subió a 500 puntos, mostrando que la situación ha cambiado por completo.

Por supuesto, el tema que más preocupa es el sostén que puede tener el precio de los granos. Si la soja y demás productos de exportación tienden a bajar, Cristina Kirchner o quien gobierna el país, tendrá mucho menos dinero para seguir soportando gastos. ¿Qué precio se espera para la soja? Antes de esta semana complicada, uno de los bancos de inversión que más sigue el precio del cereal lo imaginaba subiendo de los 505 dólares de hoy a 518 a fin de año, 492 a fines de 2012 y 482 a fines de 2013. Pero con el cisne negro que están sufriendo los mercados “estamos revisando

nuestras proyecciones a la baja”, indicaron.

Detrás de esa tendencia, el titular de la Aduana recibió esta semana una reprimenda que se repetirá a partir de ahora. Desde el Gobierno le dijeron, ¿qué pasa que estás recaudando menos? “Es que los precios en dólares bajan y el tipo de cambio sube menos que la inflación”, fue la respuesta.

En ese sentido, el otro sector a tener en cuenta fue justamente el dólar: muchos inversores se asustan y compran billetes: en muchas casas de cambio ya está a 4,20 pesos, el paralelo a 4,39 y a un año a 4,74. El Gobierno, para que nada se desboque de aquí a octubre, está vendiendo divisas a dos manos. El Banco Central tiene la menor cantidad de reservas en 12 meses.

¿Seguirá el temporal? Hay muchos inversores muy asustados, tanto que el oro brilla en un récord

absoluto de 1.828 dólares (y hay quienes dicen que llegará a 1.900 a fin de año). El clima es muy

incierto y la montaña rusa puede seguir, pero muchos valores ya tienen precios de regalo y en ese

marco los expertos analizan las perspectivas de inversión.

(De la edición impresa)

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés