El Economista - 70 años
Versión digital

jue 13 Jun

BUE 21°C

Blanqueo: presentan el primer FCI para el campo

20 octubre de 2016

En la carrera por lanzarfondos comunes de inversiónpara el blanqueo, se acabade presentar ante la ComisiónNacional de Valores (CNV) elprimer FCI que invertirá en elsector agropecuario. Hasta ahoravenían predominando losdel rubro inmobiliario, pero seespera que también empiecen aganar lugar los ligados al campoy las energías renovables.

El instrumento que presentóFirst Capital Markets, denominado“First Renta Agro”,permitirá a los cuotapartistasevitar el impuesto del 10% delblanqueo y obtener además,según el prospecto, una rentaestimada “del 6%”. Apuntaráa invertir en activos financieros(Obligaciones Negociables,pagarés bursátiles, etccétera)que emitan empresas del sectoragropecuario “a tasas fijas yplazos determinados”.

“No vamos a invertir en laeconomía directa del campo,como vacas, ovejas o soja, sinoen papeles financieros del sector.A diferencia de un fondoinmobiliario, vamos a los activosfinancieros y el campo esun sector que tiene asegurado un retorno en dólares”, aseguró a El Economista el presidente de First Capital, Miguel Angel Arrigoni.

Según estimó, en unos 180 días, a medida que sigan entrando más flujos, se va a terminar de armar la cartera completa” en la que invertirá el FCI: First Capital ya tiene en vista “unos US$ 200 millones” de instrumentos de empresas con un buen historial previo de cumplimiento de pago.

En números, Arrigoni explicó que si alguien blanquea US$ 1 millón, se ahorrará los US$ 100.000 del impuesto del blanqueo y percibirá una renta anual de US$ 60.000 (6%), que se cobrará cada seis meses en dos cuotas de U$ 30.000 dólares. Así, “al final del camino se habrá llevado poco más de US$ 1,3 millones, contra los US$ 900.000 que le hubiera dejado otro instrumento”.

Características

El fondo estará nominado en dólares (se suscribe y paga renta y capital en esa divisa), los intereses serán semestrales y los títulos agropecuarios en los que invertirá vencerán antes de la liquidación del FCI a los cinco años. El mínimo de aporte para entrar es de US$ 250.000, mientras que para ser lanzado el fondo común deberá conseguir juntar al menos unos US$ 10 millones.

Quienes blanqueen deberán dejar el dinero inmovilizado durante cinco años, aunque tendrán la ventaja, según Arrigoni, de que sus fondos no pagarán Ganancias porque el FCI invierte en activos financieros. Otros fondos, en cambio, corren peor suerte: deben pagar una doble imposición del tributo, tanto sobre el propio FCI como sobre cada cuotapartista.

El prospecto destalla además que el fondo tendrá un riesgo de volatilidad “bajo” porque tendrá una gran atomización de empresas deudoras, hasta un 20% de concentración de obligaciones por deudor, hasta un 40% de exposición en instrumentos sin garantía y una gran diversificación sectorial de deuda (37% para planta industrial, 26% pequeños productores, 20% economías regionales y 17% genética).

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés