Se formalizó el ingreso del país a la AEN

Aranguren y Malcorra fueron recibidos por el secretario general de la OCDE, entidad de la que depende la agencia nuclear

08-06-2017
Compartir

Argentina formalizó ayer su ingreso a la Agencia de Energía Nuclear (AEN) dependiente de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con un encuentro entre el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, la canciller Susana Malcorra, y el secretario general de la OCDE, Angel Gurría, en el marco de la Semana Anual de la entidad, que se celebra desde ayer y hasta mañana en París. Asimismo, el país será incorporado como miembro pleno del Banco de Datos del Consejo de la entidad internacional.

La aceptación del país como miembro pleno de la agencia había sido anunciada el 17 de mayo pasado. “Estamos muy satisfechos de que Argentina y Rumania se incorporen a la NEA, un paso que refleja la creciente cooperación entre la OCDE y ambos países y evidencia su compromiso con las mejores prácticas en el terreno de la energía nuclear”, había destacado Gurría en aquel entonces. Desde ese momento, según lo convenido, el secretario general de la OCDE y los ministros argentinos venían coordinando la formalización concretada ayer. Formalmente, no obstante, la incorporación ocurrirá a partir del 1 de septiembre próximo.

La AEN es un organismo intergubernamental bajo la égida de la OCDE que busca crear un espacio para el intercambio de experiencias y recursos entre los países miembros, con el fin de desarrollar, las bases científicas, tecnológicas y jurídicas necesarias “para un uso seguro, ecológico y económico de la energía nuclear con fines pacíficos”.

En un comunicado conjunto difundido ayer por las carteras que encabezan Aranguren y Malcorra, el Gobierno destacó que con el acceso a la AEN, “Argentina se convierte en el primer país sudamericano en ser miembro de dicho foro, lo que refleja el liderazgo regional de nuestro país en el desarrollo de la tecnología nuclear para usos pacíficos”.

Además de Aranguren y Malcorra, participaron del encuentro con Gurría, Julián Gadano, subsecretario de Energía Nuclear; Rubén Semmoloni, presidente de Nucleoeléctrica Argentina (NA-SA), la administradora de Atucha I y II y de Embalse; y el titular de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), Osvaldo Calzetta.

Contexto

La aceptación de Argentina como miembro pleno de la agencia con sede en París se produce en un contexto particular en varios sentidos. En primer lugar, se da luego de concretarse un acuerdo con China para el financiamiento y la construcción de Atucha III y una quinta central nuclear que se emplazará en la costa atlántica de Río Negro. En segundo lugar, y más abarcativamente, se da en el marco de la estrategia oficial de Presidencia de impulsar un acercamiento a la OCDE, para lo cual el Ministerio de Hacienda presentó un Plan de Acción de relacionamiento Argentina-OCDE que se propone “aumentar la participación en los comités de la OCDE, adherir a instrumentos clave de la Organización y llevar a cabo estudios de políticas públicas” y del cual la incorporación a la AEN es uno de sus puntos.

“Uno de los principales objetivos de la política exterior del gobierno argentino es profundizar la inserción del país en el mundo. En ese marco se inscribe la actual política de acercamiento a la OCDE, orientada a adquirir un nuevo status en ese organismo y capitalizar su experiencia, sus altos estándares y sus buenas prácticas para mejorar las políticas públicas del país”, señaló Hacienda en un comunicado esta semana, en ese sentido.

Así todo, la invitación al país a integrar la AEN obedece también a la trayectoria argentina en la energía nuclear de décadas y no solo a los esfuerzos de la administración actual, reconocen especialistas al interior y por fuera del Gobierno, que no obstante, advierten sobre la influencia que ello tuvo para terminar de concretar la incorporación del país a la agencia.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés