El Economista - 70 años
Versión digital

mie 29 May

BUE 14°C

Aranguren anticipó un barril criollo a US$ 55

14 diciembre de 2016

El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, proyectó un precio sostén para el barril de crudo producido localmente de US$ 55 para mediados del año que viene. En ese sentido, ratificó su intención de avanzar hacia una convergencia más acelerada hacia los precios internacionales, tal como viene reclamando en reuniones con operadoras, provincias y sindicatos en las últimas semanas. “En pocos meses, la industria petrolera deberá encontrar el precio de equilibrio con los mercados internacionales”, sostuvo su exposición en el marco de la celebración del Día del Petróleo.

“Cuando se alcance la paridad internacional, el mismo acuerdo lo va a prever: pasados quince días, se libera y no será necesario un precio sostén, salvo que baje nuevamente. En ese caso, se va a dejar un precio sostén de US$ 55 para la cuenca neuquina y de US$ 47 para el crudo Escalante”, profundizó el ministro y aseguró que los términos del contrato “van a quedar por escrito”, a diferencia de lo que sucedió en otros casos en el sector.

El lunes, el ministro volvió a reunir ?luego de varias oportunidades? a directivos de las empresas productoras, refinadoras y comercializadoras de hidrocarburos para consensuar el criterio con el que se hará esa convergencia a precios internacionales y qué sucederá con los precios de las naftas.

El acuerdo no se logró todavía y ?sin eso ni el acuerdo con los sindicatos por el nuevo convenio colectivo de trabajo para la actividad en yacimientos no convencionales? el Gobierno no pudo hacer ninguno de los anuncios relevantes que esperaba dar en el Día del Petróleo.

No obstante, en la reunión del lunes, las operadoras se fueron adaptando a la necesidad planteada por el Gobierno de avanzar hacia precios internacionales. La suba del crudo gracias al acuerdo de OPEP con los no miembros de la entidad, contribuye a esa búsqueda. Pero las tensiones con los sindicatos a causa de la baja de equipos de YPF en la cuenca neuquina complica la participación de los gremios petroleros en el acuerdo, un requisito indispensable para que el acuerdo sea abarcativo a todo el sector.

“La industria está haciendo los deberes para ordenarse y encontrar en pocos meses un equilibrio con los mercados internacionales, que sea para no separarse más de los mismos. Y el Gobierno Nacional garantiza que no va a hacer nada para que ello ocurra. Lo mejor es competir”, sostuvo.

Las naftas

En otro plano de su exposición, Aranguren se refirió a otro tema que atraviesa las reuniones que viene manteniendo con los empresarios del sector en las últimas semanas: el precio de los combustibles. Al respecto, el ministro defendió el reclamo de estacioneros y compañías del downstream al resaltar que la inflación fue de 40% cuando la suba de naftas fue de 31%. “Hay un retraso entre el incremento de los combustibles y los precios promedio de la economía”, manifestó aunque rechazó un aumento de 8% en enero, como trascendió en el sector.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés