El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 17°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 17°C

¿Vuelve la salida de capitales?

Posibles tendencias 2012.

23-12-2011
Compartir

El Gobierno sabe que la batalla por los dólares no terminó. No por nada la presidenta Cristina

Fernández confió al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, una tarea clave: evitar que se vayan más divisas del sistema financiero. Para ello el economista recorre las plantas industriales más grandes del país. ¿El objetivo? Convencer a los empresarios para que apuesten a conseguir más insumos locales en reemplazo de bienes importados.

Cálculos privados señalan que la balanza comercial de la industria registrará un déficit de U$S 30.000 millones en 2011. El Gobierno está en conocimiento de que más allá de algunos  comportamientos empresarios desleales, la economía argentina adolece de un problema estructural: demanda una dosis elevada de componentes importados para producir y crear empleo. La Casa Rosada entiende las restricciones de la industria pero no está dispuesta a tolerar que se demanden dólares para atesorar. Por eso Moreno y Mercedes Marcó Del Pont pusieron los controles a la compra de divisas que, en principio, ralentizaron la salida de capitales.

La reacción del Gobierno

Los economistas, por su lado, dudan si el fenómeno está solucionado  definitivamente. El Estudio

Bein, en su último informe, señala que la suba de las tasas de interés alentó la demanda de pesos y eso frenó la compra de dólares. Pero la consultora cree que se trata de un arma de doble filo. “Es evidente que a pesar de que el tamaño del crédito en la Argentina es reducido, una suba de 800 puntos básicos en la tasa de interés (1.500 puntos básicos en las tasas activas) va a tener impacto sobre el nivel de actividad”.

Para el Estudio Bein los controles que para la compra de dólares que puso el Gobierno no son suficientes para solucionar el fenómeno si no se toman otras medidas que eviten la expansión de los agregados monetarios y fiscales. Para Ramiro Castiñeira, economista de Econométrica, la dolarización del sector privado está reprimida. La fuga de capitales se frenó gracias a una serie de medidas, coinciden los expertos. El BCRA puso a disposición de los bancos los dólares encajados (más de la mitad de los depósitos), el Gobierno ordenó la liberalización de 2,7 millones de toneladas de trigo y 3 millones de toneladas de maíz para exportación (U$S 1.100 millones en total) y además obligó a repatriar los fondos que las compañías aseguradoras tenían invertidos en el exterior (U$S 2.000 millones). Además, la mayor necesidad de pesos para los consumos de fin de año contribuyó a estabilizar las reservas.

En los últimos días el Banco Central volvió a la vereda compradora, situación que permitió que las reservas retornaran a U$S 46.700 millones, justo antes del pago del cupón del PIB que las llevó a U$S 44.700(cinco días más tarde volvieron a  U$S 45.200 millones).

¿Por qué hay fuga?

Se calcula que la fuga de capitales será de U$S 22.000 millones para todo el año. Los economistas dieron distintas explicaciones a lo largo del año sobre las razones de un número tan elevado. Primero dijeron que era culpa de la incertidumbre política. Pero eso no fue cierto porque la fuga se aceleró luego de las primarias de agosto (en el mes de las elecciones generales se fueron U$S 3.800 millones). Entonces se dijo que los particulares (hogares y empresas) en verdad compraban porque veían el precio de dólar barato (en los últimos años la tasa de inflación fue mayor a la de devaluación). El Gobierno no devaluó pero puso controles.

¿Qué pasará en 2012? Si en verdad la demanda de dólares es producto del tipo de cambio atrasado, y el Gobierno sigue sin corregir su precio, la batalla por los dólares no habrá terminado. Y el trabajo de Moreno, menos.

(De la edición impresa)

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés