El Economista - 70 años
Versión digital

vie 22 Oct

BUE 25°C

Versión digital

vie 22 Oct

BUE 25°C

Nueva deuda en la era Macri alcanza ya los US$ 40.000 M

17-10-2016
Compartir

por Leandro Gabin

La inédita emisión de deuda en el mercado local, en pesos, y a tasa fija que realizó el Tesoro la semana pasada dejó tela para cortar. En el Gobierno festejaron el voto de confianza del mercado que le presta dinero en moneda local a tasas relativamente bajas teniendo en cuenta la alta inflación actual y a largo plazo. “Pensar que no hace mucho a la Argentina sólo le prestaban Chávez (a tasas usurarias) o la Anses (a tasas ruinosas para nuestros jubilados)”, escribió el ministro de Hacienda y Finanzas Públicas, Alfonso Prat-Gay, en su cuenta de Twitter al comentar la emisión del jueves pasado.

De todas formas, hay algunas voces críticas del proceso de endeudamiento actual del macrismo. Si bien en el oficialismo repiten, como lo hiciera el secretario de Finanzas, Luis Caputo, que la “deuda no nos preocupa”, lo vertiginoso del nuevo endeudamiento es un tema por donde le pegan al Gobierno. Y le pegan tanto por derecha como por izquierda. Lo cierto es que el endeudamiento bajo el mandato de Mauricio Macri ya alcanza los US$ 40.000 millones.

Según la consultora ACM, “luego de la resolución del conflicto judicial con los holdouts en abril, Argentina ha realizado 18 emisiones en los mercados voluntarios, consiguiendo tasas de interés decrecientes y mayores plazos, tanto para los bonos en moneda local, como en dólares y euros”. El monto total de nueva deuda emitida asciende a US$ 39.706 millones, lo que representa el 6,4% del PIB. Esto es el 53,6% de la deuda de “mercado” (excluyendo los pasivos con el propio sector público y con organismos oficiales) que a fines de 2015 sumaba aproximadamente US$ 73.993 millones (16,5% del PIB). Pasado todo a pesos, el nuevo endeudamiento del Gobierno asciende a $582.810 millones.

En el desagregado, se observa que el Tesoro emitió $ 204.503 millones en bonos en pesos a tasa fija mientras que tan sólo colocó $ 4.626 millones en títulos en moneda local ajustables por CER. En dólares contantes y sonantes se emitió nueva deuda por US$ 20.138 millones. De ese total, para el pago a los holdouts fueron US$ 16.500 millones mientras que por otras operaciones de mercado se alzaron con US$ 3.638 millones. En euros, por su parte, hubo emisiones por 5.600 millones (que incluye la última colocación), según ACM. Las nuevas emisiones se encuentran nominadas en dólares en 49,6%, 35% en pesos a tasa fija, 15% en euros y 0,4% en pesos ajustables por CER.

“Nuestra deuda en diciembre será del 25% del PIB. Por debajo, entre 30 y 50 puntos, de nuestros vecinos. La deuda no es una preocupación. Hacia 2019 estaríamos en 35% del PIB. Hoy podemos financiarnos a tasas razonables”, dijo Caputo durante una conferencia el mes pasado. La visión de Finanzas es que desarrollar el mercado de capitales es un objetivo primordial, y que ellos están dándole volumen al mercado.

Pero en el mercado financiero ya tomaron nota de las nuevas emisiones del Gobierno y algo de preocupación empezó a aparecer. La luz de alerta en el mercado no es porque el macrismo emita bonos sino porque podría ser la señal de que no quieren bajar el déficit fiscal más rápidamente. Se sabe que el Gobierno financia ese bache con más deuda. El temor es que esa práctica haga perpetuo el rojo de las cuentas públicas. Por ahora, sólo luces de alerta.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés