El Economista - 70 años
Versión digital

sab 18 May

BUE 12°C

No aumentó tanto el desempleo: aumentó la participación laboral

El Gobierno anterior habría “ocultado”, o no reportado correctamente, a la población que participaba del mercado de trabajo.

Jorge Colina 24 agosto de 2016

por Jorge Colina (*)

El Indec informó que la tasa de desempleo en el segundo trimestre del 2016 fue del 9,3% de la población activa. Si bien el organismo estadístico oficial alerta de que estos datos no son comparables con los del año pasado, a causa de las manipulaciones a que fue sometido el Indec en la gestión anterior, sirve una contrastación para entender por qué este número es bastante más elevado que el 6,6% de desocupación que se informaba en el segundo trimestre del 2015.

La explicación es que este año se reporta una mucha mayor cantidad de gente que declara participar del mercado de trabajo, es decir, que está ocupada o que dice estar buscando activamente un empleo. En el segundo trimestre del 2015, el Indec intervenido señalaba que la cantidad de gente participando del mercado de trabajo era de 11,9 millones en los 31 grandes aglomerados urbanos de todo el país mientras que la gestión actual del Indec señala que Funcionarios del Poder Ejecutivo porteño concurrirán hoy a la Legislatura de la Ciudad para explicar ante los legisladores el proyecto de ley que remitió el Gobierno para adherir al blanqueo de capitales que puso en marcha la Casa Rosada. La cita es a las 11.30 en el marco de la reunión de la comisión de Presupuesto que preside el legislador del PRO Alejandro García. Allí se espera la presencia de Demián Tujsnaider, director de Rentas porteño, informaron fuentes legislativas y gubernamentales. La iniciativa busca acompañar “las políticas del Gobierno, evitando encarecer el blanqueo de bienes por la posible incidencia” de tributos existentes en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires. “Quedan liberados del pago de todo tributo omitido en el ámbien el mismo período del 2016 hubo 12,5 millones de personas trabajando o buscando activamente un trabajo. El incremento es de casi 600.000 personas. Un número inusualmente elevado y difícil de justificar con criterios técnicos. Luego, el Indec actual informa que las personas empleadas en el segundo trimestre del 2016 fueron 11,3 millones cuando el año pasado se reportaban 11,1 millones y, por lo tanto, la ocupación creció en 200.000 personas. Como los que participan del mercado laboral crecieron en 600.000, esto implica que la desocupación registrada creció en 400.000 personas. Por eso la tasa de desempleo el año pasado era 6,6% y este año es 9,3%.

Aunque el Indec no lo afirma, subyace que la intervención del Indec durante el Gobierno anterior habría “ocultado”, o no reportado correctamente, a la población que participaba del mercado de trabajo. De esta forma, la tasa de desempleo aparecía más baja porque se reportaba a mucha gente en edad de trabajar como inactivas que no buscaban empleo.

La sospecha siempre estuvo en que la intervención del Indec podía estar reportando como inactivos a personas que eran desempleadas. De todas formas, cabía la posibilidad de que estas personas desempleadas hubieran estado desalentadas y entonces dejaban de buscar trabajo y, con ello, técnicamente pasaban a la inactividad laboral. Pero los números que muestra la gestión actual del Indec son muy sugerentes en la dirección de que habría habido una manipulación de los indicadores laborales.

Es muy triste que se haya llegado a tanta bajeza. Solo queda por esperar que manipular estadísticas oficiales para hacer propaganda política reciba por parte de toda la sociedad y las futuras generaciones un rotundo nunca más.

(*) Economista de Idesa.

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés