El Economista - 70 años
Versión digital

dom 14 Ago

BUE 16°C
Versión digital

dom 14 Ago

BUE 16°C

Los salarios podrán recuperarse frente a la inflación en 2019

Según un informe de la consultora Ecolatina, a partir de agosto del año próximo los salarios subirán en términos reales

10-12-2018
Compartir

El año próximo, los salarios podrán recuperar parte del terreno perdido este año contra el dólar, las tarifas y la inflación, según un informe de la consultora Ecolatina, difundido ayer.

Este leve alivio se explica sobre todo porque se espera una mayor estabilidad en el tipo de cambio y en la inflación, que no aumentarán tanto como lo hicieron durante 2018. La recuperación comenzará recién en el segundo semestre del año próximo, ya en plena disputa electoral.

Mientras que este año los salarios aumentaron solo 31%, se estima que la suba interanual de precios cierre en 47,5%. Eso implica una caída en términos reales y resulta en una fuerte pérdida del poder adquisitivo.

"En las economías con elevada tasa de inflación, cada año se disputa una carrera nominal. En ella, distintas variables compiten entre sí para ver quién avanza más y logra ganar terreno en términos reales. Las más significativas son los salarios, el tipo de cambio y las tarifas”, explica el informe de Ecolatina.

El informe destaca que para este año se esperaba una inflación del 22% y un dólar a $22,5, pero la crisis cambiaria alteró el panorama proyectado. El notorio aumento de la divisa estadounidense, que cerrará el año en $39 y con una suba mayor al 100%, se trasladó a precios y profundizó, así, la espiral inflacionaria.

A ello se le sumó el efecto del aumento de tarifas, que se proyectan en 65% para 2018. Así, los salarios fueron los claros perdedores de la “carrera nominal”. Se debe a que las paritarias cerraron durante el primer cuatrimestre, cuando todavía parecían vigentes las estimaciones más optimistas y la inestabilidad cambiaria estaba lejos de ser una realidad. Siquiera un temor.

Pero 2019 parece brindar un horizonte más ameno y tranquilo. Por ahora, cuanto menos. Ecolatina proyecta que los salarios comenzarán el año próximo con fuertes subas, gracias a las cláusulas de revisión pactadas en las paritarias de este año. Luego, se le agregarán las subas propias de 2019. En total, los salarios de los empleados formales alcanzarían 35% de aumento. Mientras tanto, la inflación se estima en 30% para el año siguiente, lo que supone una suba de los salarios en términos reales.

Frente al dólar y las tarifas, volverán a imponerse los salarios, según el informe de Ecolatina. Las bandas que delimitan las zonas de no intervención otorgan una mayor estabilidad a la moneda estadounidense y evitan atrasos cambiarios. Se estima que el dólar cierre 2019 con un aumento menor al 30% y llegue a $51,5.

En cuanto a las tarifas, habrá aumentos de agua, electricidad y gas en el primer cuatrimestre y la consultora también proyecta nuevos aumentos en agosto y octubre. Aunque también señala que los aumentos puedan postergarse para después de las elecciones. En total, las tarifas sumarán una suba de entre 3233% en 2019, levemente por debajo de los salarios.

Sin embargo, resuenan algunas señales de alarma para la consultora. Los salarios no le ganarán durante todo el año a la inflación. Durante el primer semestre, el aumento de precios será superior a la suba salarial. Recién en agosto de 2019 los empleados podrán recuperar parte de su poder adquisitivo y los salarios estarán por encima de la inflación. Si se realiza un promedio anual de la relación entre salarios e inflación, los sueldos caerían 2% en términos reales en 2019.

Además, la proximidad de las elecciones podría generar inestabilidad en el dólar. La incertidumbre acerca de quién será el próximo presidente podría causar preocupación sobre la capacidad de pago de la deuda argentina, y ejercer una presión alcista sobre el dólar. El dólar se situaría en el techo de la banda cambiaria, según la consultora. Estiman que sería un fenómeno transitorio y que la divisa norteamericana luego volvería a estabilizarse. Pero el riesgo existe y debe tenerse en cuenta.

La consultora también destaca que no todas las demandas en la negociación salarial podrán cumplirse al cerrar paritarias. “Como resultado de la caída de la demanda y un deterioro del mercado laboral, solo una porción de los reclamos salariales podrá ser satisfecha”, señala el informe.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés