El Economista - 70 años
Versión digital

jue 11 Ago

BUE 9°C
Versión digital

jue 11 Ago

BUE 9°C

La industria se hundió 5,6% interanual en agosto y sumó cuarta caída consecutiva

Cayeron 10 de los 12 sectores relevados por el Indec. Los más castigados: el textil (-16,6%), los productos de caucho y plástico (-13,2%) y la metalmecánica (-10,8%)

04-10-2018
Compartir

En plena profundización recesiva, la actividad industrial continuó en agosto su desplome. Cayó 5,6% interanual y sumó su cuarta baja consecutiva, informó esta tarde el Indec. Así, el acumulado anual del estimador mensual industrial (EMI) pasó por primera vez en 2018 a terreno negativo: mostró un retroceso de 0,8% con respecto a los primeros ocho meses de 2017.

La caída fue generalizada. 10 de los 12 sectores relevados por el Indec produjeron menos que en agosto del año pasado.

Los rubros más castigados fueron el textil (-16,6%), los productos de caucho y plástico (-13,2%) y la metalmecánica (-10,8%). Los siguieron el bloque de sustancias y productos químicos (-9,3%), la refinación del petróleo (-7,8%), la industria del tabaco (-6,9%), la edición e impresión (-5,9%), el bloque de papel y cartón (-2,8%), los productos minerales no metálicos (-1,1%) y la industria alimenticia (-1%).

Los únicos dos sectores que crecieron fueron la industria automotriz (13,7%) y las industrias metálicas básicas (7,7%).

Expectativas por el piso

El informe del Indec incluyó también el resultado del relevamiento de expectativas entre las empresas del sector. Las exportaciones subirían pero la producción y el empleo seguirían cayendo.

Respecto a la demanda interna, 59,7% de las empresas anticipa una baja para el período septiembre-noviembre respecto al mismo trimestre de 2017; 32,4% prevé un ritmo estable; 7,9% espera un aumento. En cuanto a los stocks de productos terminados, el 46,9% de las empresas no espera cambios, el 27,1% anticipa una disminución y el 26% espera una suba.

Las empresas prevén que continuará la sangría de empleos industriales

En esa línea, el 51,1% de las firmas no anticipa cambios en la utilización de la capacidad instalada durante el período septiembre-noviembre de 2018; 40,6% prevé una baja; 8,3% vislumbra una suba.

En el rubro dotación de personal, 61,4% de las empresas no espera cambios en la dotación de personal durante el período septiembre-noviembre de 2018 respecto a igual trimestre de 2017; 31,1% anticipa una disminución; 7,5% prevé un aumento, lo que demuestra que el empleo en el sector seguirá su fuerte caída. A fines de 2015, la industria comenzó una sangría que ya expulsó a más de 90.000 trabajadores. Respecto a la cantidad de horas trabajadas del personal afectado al proceso productivo, el 49,6% de las empresas no

anticipa cambios; 41,1% anticipa una caída; 9,3% prevé un aumento.

En contraposición, y apuntaladas por la devaluación del peso, las exportaciones crecerían. El 52,6% de las compañías no anticipa cambios en sus exportaciones, el 31,1% espera

una suba y 16,3% prevé una disminución. Consultados exclusivamente respecto de las exportaciones destinadas a países del Mercosur, el 64,8% considera que no habrá cambios

en sus ventas, el 19,9% vislumbra una suba y el 15,3% pronostica una baja.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés