El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 14°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 14°C

Hoy le toca mover al BCRA en su partido contra la inflación

En la licitación de Lebac, la última antes de las PASO, se espera un ajuste al alza para que compita con un dólar que mete presión

18-07-2017
Compartir

 Por Mariano Cúparo Ortiz

Partidazo de martes: al BCRA le toca hoy la licitación de Lebac de julio y los ojos están puestos sobre la decisión que tome respecto a la del plazo más corto. Parada importante para la política de tasa, tras la depreciación del tipo de cambio de principios de mes, que encontró un nuevo piso, y la suba de la tasa (también una decisión de política) de la Lebac que vence hoy, que llegó a un pico de 28% y que cerró a 27% ayer, buscando competir con la divisa, que a su vez cerró 6 centavos arriba en $17,19.

Lo que parece claro es que entre las presiones que ejerce el tipo de cambio y una desaceleración inflacionaria que se niega a sostenerse durante un período prolongado en la buena senda (en julio se espera aceleración y aún faltan los tarifazos de octubre-noviembre), la baja de tasas por muchos esperada está cada vez más lejos.

El cambio

El tipo de cambio parece estar jugando un papel clave en las decisiones de tasa. Claro: el discurso público del BCRA, fiel a su visión ortodoxa, afirma que la única explicación para las aceleraciones inflacionarias viene del lado de los agregados monetarios. Pero la suba de tasas de la Lebac más corta, que el viernes pasado llegó a un pico de 28% y que ayer cerró a 27%, daría a entender que el canal cambiario de la política monetaria sería clave.

En ese sentido, el director socio de, Consultora Ledesma, Gabriel Caamaño Gómez, dijo a El Economista: “Por dónde y cómo la subió parecería que está preocupado por el impacto de esta suba del tipo de cambio en las expectativas de inflación y por cómo el ruido político puede pegarle a la demanda especulativa de pesos. No vi otra cosa que no haya visto antes que justifique esa suba, luego de haber dejado sin cambios los pases la semana pasada y de haber dicho lo que dijeron en el comunicado acerca de la desinflación”.

Subirá

Lo que sí pasará hoy, coinciden los analistas unánimente, es que el BCRA subirá la tasa respecto a lo que ofreció el mes pasado. El economista y profesor de la maestría en Finanzas de la UTDT, Federico Furiase, dijo a El Economista que, para tener una referencia de cómo quedaría la tasa, se puede mirar en torno al último precio en el mercado secundario tanto para las que vencen hoy (27%) como para las que vencen en agosto (26,5%).

Para el director de FyEConsult, Hernán Hirsch, cerraría entre 26,25% y 26,50%. Caamaño Gómez opinó que habrá que ver cómo cierra el mercado el martes. También habrá que tener la vista puesto en cómo cierra el dólar. Furiase afirmó: “Si llegamos con dólar tranquilo y un mercado que piensa que ya hizo buena parte del recorrido de corto plazo, el esfuerzo de tasa de interés que tendrá que hacer el BCRA para renovar los vencimientos y controlar la expansión de la base monetaria será menor; en cambio si llegamos con un dólar subiendo y con expectativas de devaluación más altas, el esfuerzo de tasa de interés requerida será mayor”.

Los canales

Esa discusión es clave. ¿Qué está mirando el BCRA? ¿Competir con el dólar para aminorar la depreciación y las expectativas de su traspaso a precios? ¿O simplemente absorber moneda?

Para Furiase, un poco y un poco. “Los altos vencimientos de Lebac y la presión sobre el mercado cambiario le meten presión a la tasa de interés requerida para renovar buena parte de los vencimientos, controlar la base monetaria, acotar el traslado a precios de la devaluación y mantener ancladas las expectativas de inflación. Me parece que el BCRA con la tasa de referencia intenta anclar las expectativas frente a la resistencia a la baja que muestra la inflación núcleo y con la tasa de Lebac en los mercados secundarios intenta controlar la expansión de la base monetaria y la presión cambiaria para mantener ancladas las expectativas de inflación luego del corrimiento del tipo de cambio”, dijo.

Por el lado de los agregados, la presión que ejerce el déficit fiscal y los altísimos vencimientos de Lebac se vuelven protagonistas: “La base monetaria acumula un aumento del 12% desde fines de mayo, muy por arriba del aumento de los precios en el mismo período. Esto por la presión que ejerce el déficit fiscal en los agregados monetarios vía giro de adelantos transitorios ($ 42.300 M en junio), compra de dólares al Tesoro ($ 8.487 M) y principalmente por la expansión generada en la licitación primaria de junio ($ 136.722 M). Encima el canal de los pases volvió a generar expansión de liquidez ($ 80.314 M). El mercado secundario de Lebac es hoy el único factor por el cual el BCRA esteriliza el excedente de pesos”.

No aflojará

En un informe publicado ayer, Hirsch observó que la progresiva baja de tasas que se esperaba para lo que resta del año se vería postergada. Afirmó: “El ajuste de política monetaria para cumplir la meta es inviable sin afectar la actividad económica. La inflación requerida para cumplirla es 0,76% mensual, con ajustes de precios por delante. Nuestra estimación es 23-24% para el IPC Nacional en 2017”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés