El Economista - 70 años
Versión digital

jue 28 Oct

BUE 33°C

Versión digital

jue 28 Oct

BUE 33°C

“Hacen política efectista con la plata de los jubilados”

21-02-2017
Compartir

Entrevista a Eugenio Semino, Defensor de la Tercera Edad

La semana pasada el Gobierno intentó modificar a la baja el cálculo de actualización de las jubilaciones, y debió volver sobre sus pasos. Para el defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, no se trató de un error, sino a la “decisión de generar una quita”. En diálogo con El Economista, señaló que el macrismo hace pie sobre los “desaguisados” de la gestión kircherista ?como el “vaciamiento de recursos humanos de la Anses”? para avanzar hacia un ajuste sobre las prestaciones sociales, que considera la variable de ajuste permanente del país.

¿Qué opinión tiene sobre lo que sucedió la semana pasada?

No lo atribuyo a un error. Creo que hubo una decisión de generar una quita, porque la ley de movilidad no sólo ajusta jubilaciones y pensiones, sino el resto de las prestaciones sociales tales como AUH, pensiones no contributivas, asignaciones familiares. Estamos hablando de casi 17 millones de beneficiarios y una estimación de “ahorro” anual de entre $3.000 y $5.000 millones. Creo que hubo un intento que terminó desactivado por una fuerte oposición tanto de propios como de ajenos.

¿Para el Gobierno los jubilados y pensionados son una variable de ajuste?

Siempre en Argentina lo fueron. Me parece que lo que desnuda esto es el estado paupérrimo de los haberes jubilatorios, porque estamos discutiendo, conforme a los términos brusados tales y desafortunados que utilizó algún funcionario, sobre $20, que para algún jubilado puede ser llegar o no a un hospital; $20 que son significativos en haberes de $5.600. Hay 4 millones de jubilados y pensionados en la mínima, que cobrarán alrededor de $6.400 a partir de marzo, que no llegan a cubrir el 30% de su canasta básica, que en diciembre pasado nos daba $14.000. Inclusive si uno quisiera hacer alguna comparación con el Salario Mínimo Vital y Móvil, que es de $8.080 a partir de enero, ni llega a cubrir eso. Me parece que ese es el problema de fondo que se tiene que abocar a discutir y resolver el sistema político institucional argentino.

¿Cómo evalúa el funcionamiento de la ley de Reparación Histórica, que el presidente Macri exaltó como uno de sus “grandes logros”?

A algunos jubilados los ha favorecido, muchos otros están desde septiembre a la espera de que les hagan conocer el quantum. En cualquier caso, es el resultado de los desaguisados históricos sobre el sistema: una enorme litigiosidad mantenida durante veinte años como sistema o fondo compensador del propio sistema. Así que no está mal que se haga, pero no es la solución al sistema, como no lo fueron en su momento tampoco las moratorias entre el 2005 y 2014. No porque estuviéramos en desacuerdo con la inclusión de quienes estaban afuera del sistema, sino porque el Estados no las pagó, las pagaron el resto de los jubilados. Acá se hace política efectista a partir de que los jubilados, antes y ahora, pongan la plata.

A esto se suma la eliminación de 150 medicamentos de la lista de cobertura al 100% y la eliminación de ese beneficio para aquellos jubilados que cuenten con una prepaga, un auto de menos de 10 años o dos propiedades.

Sí, y obviamente que no estamos de acuerdo porque eso no es exposición de riqueza. Pero el PAMI a través de la anterior gestión fue vaciado de recursos humanos como para hacer el informe socioeconómico sobre el beneficiario, por lo cual de eso se valen las actuales autoridades, de los desaguisados anteriores, para hacer la quita actualmente. Entre unos y otros dejan expuesto al jubilado a las peores situaciones.

También se dio la desarticulación de los beneficios de la tarjeta Argenta.

La tarjeta Argenta era un autopréstamo que se hacía el jubilado por medio de los propios fondos de la Anses. Anses presta de su Fondo de Sustentabilidad y Garantía (FSG) a empresas a tasas más bajas que al propio jubilado, así que me parece que ha sido absolutamente irresponsable darle de baja sin reemplazarla por otro medio. Pero el problema central, insisto, es que los jubilados tienen mínimas de miseria y que nunca más se habló del 82% móvil; el anterior gobierno lo vetó y el actual gobierno hizo campaña con eso, pero ahora resulta que no llegamos al 69%. Me parece que debemos apelar a tomar el tema de la seguridad social en forma de políticas de Estado y que haya un fuerte consenso de lo sectores políticos para tratarlo. Sino todos serán corresponsables de la enorme postergación que sufren hoy los jubilados.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés