Fracasó el Consejo del Salario y Triaca laudó una suba de 24% en tres cuotas

Tras el rechazo de las tres centrales sindicales a la oferta del Ejecutivo, el Ministerio de Trabajo definió subir el salario mínimo a $ 10.000 pero recién en julio de 2018

27-06-2017
Compartir

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, dispuso una suba de 24% en tres cuotas para el salario mínimo, vital y móvil (SMVyJ), luego del rechazo de la CGT y las dos CTA a la propuesta de aumento de 21,6% también en tres cuotas. Los montos serán actualizados en tres tramos: $ 8.860 a partir de julio, $ 9.500 en enero y $ 10.000 en julio.

"Ante la ausencia de un acuerdo, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social resolvió elevar a través de un laudo la pauta del mínimo salarial que debe percibir un trabajador soltero en Argentina por la jornada laboral acordada a $ 10.000, lo que equivale a un aumento del 24%", comunicó la cartera laboral en un comunicado.

Esta tarde, en medio de una movilización de movimientos sociales y algunos gremios, que incluyó un acampe en las puertas del edificio de Leandro N. Alem al 600, se reunió el Consejo del Salario, que nuclea a sindicatos, empresarios y al gobierno para fijar el piso salarial.

Participaron Triaca; Carlos Acuña, Juan Carlos Schmid, y Héctor Daer (el triunvirato cegetista); Andrés Rodríguez (UPCN); Gerardo Martínez (UOCRA); Carlos Frigerio (Cerveceros); José Luis Lingeri (Obras Sanitarias); Julio Piumato (Judiciales); Oscar Rojas (MAestranza); Sergio Romero (UDA); Pablo Micheli (CTA Autónoma), Pedro Wasiejko, José Rigane y Roberto Baradel (CTA de los Trabajadores), como representantes del sector trabajador.

Por el lado del empresariado, estuvieron Daniel Funes de Rioja (UIA), Juan José Etala, Julio Cordero, Ricardo Güell, Horacio Martínez, Eduardo Franciosi, Sergio Nunes, Juan Carlos Mariani, Alberto Frola (CRA), Graciela Fresno (FEHGRA), Pedro Etcheverry (CAC), Carlos Echezarreta, Adelmo Gabbi (BCBA),Verónica Sánchez (FEHGRA), Daniel Asseff (CONINAGRO), Luis Galeazzi (ARGECON), Ignacio De Jauregui (CAME) y Jorge Hulton (CAMARCO).

En la reunión no se alcanzó un acuerdo entre las partes. Es que la demanda de los sindicatos de $ 14.060 para alcanzar el valor de la canasta básica para una familia con dos hijos equivalente a un incremento del 75%, chocó con la oferta del sector empleador del 20,3% en tres tramos ($ 8.860 en julio, $ 9.200 en enero y $ 9.700 en julio).

El SMVyJ es el piso salarial para los trabajadores sin convenio colectivo pero también impacta indirectamente en los informales, que muchas veces negocian sus aumentos a partir de esta pauta; en los trabajadores precarizados que cobran planes (cuyo haber fue fijado en la mitad del salario mínimo por la Ley de Emergencia Social); y el sector docente, cuya piso a nivel nacional se actualiza 20% por encima del SMVyJ.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés