El tema del empleo, en el centro del debate público

Las visiones sobre el estado del mercado laboral

25-04-2016
Compartir

El paso de Cristina Fernández por Buenos Aires no dejó un peronismo más unido que antes sino que las diferencias quedaron más expuestas. En ese contexto, se elegirán las autoridades partidarias en los primeros días de mayo. Claramente será consagrada una conducción con la cual el kirchnerismo no se sentirá identificado. La brecha no se cerrará y esa situación de fragmentación favorece al Gobierno Nacional. En donde sí se procurará mostrar un frente unido es en el ámbito sindical, ya que las cinco centrales convocaron a un acto para viernes 29 con el objetivo de conmemorar el Día del Trabajador pero que tendrá un fuerte tono antigubernamental. Esa convocatoria se produce en el marco de una situación compleja en el mercado laboral. Desde la oposición se habla de ola de despidos mientras que desde el Gobierno se sostiene que las pérdidas de empleos han sido mínimas y concentradas en el sector de la construcción. No hay datos confiables sobre el tema, pero parece obvio que en una economía que desde hace mucho no crece haya riesgos de que se pierdan empleos. Aunque tampoco puede afirmarse que se asiste a una destrucción masiva de puestos de trabajo. De todas maneras, el contexto creó las condiciones para que los legisladores de la oposición impulsasen proyectos ?que obtuvieron dictámenes de comisión en ambas cámaras? para establecer la prohibición de despidos y la doble indemnización. Más allá del debate que generaron las iniciativas que pueden producir el efecto contrario al que buscan, no cabe duda de que no serán sancionadas porque, en caso de ser aprobadas en el Congreso, el Presidente ya dejó en claro que las vetará. Las consecuencias Sin embargo, la movida opositora tuvo su impacto político. Le demostró al Gobierno que, al menos en el Congreso, la oposición tiene posibilidades de unirse para temas puntuales, tanto para impulsar proyectos propios como en este caso o para, eventualmente, bloquear en el futuro iniciativas del Ejecutivo. Pero el bloque opositor tuvo una deserción parcial porque el Frente Renovador va a presentar un proyecto propio al que define como superador. Sergio Massa procuró por esa vía limar las diferencias internas en su espacio dado que Facundo Moyano acompañó las iniciativas destinadas a limitar los despidos mientras que Ignacio de Mendiguren se opuso. Al mismo tiempo, le permite a Massa seguir cultivando su perfil de “opositor con propuestas” que aspira a que redunde en un fuerte caudal electoral en 2017. La ventaja de la propuesta del FR es que pone el acento en crear las condiciones para que las pymes puedan mantener ?y eventualmente incrementar? el número de empleados. Es decir que coloca en primer lugar a la oferta teniendo en cuenta que las pymes son las que más empleo generan en el país. Por otra parte, el debate en torno a la situación del empleo que planteó la oposición obligó al Gobierno a tener una agenda más activa en la cuestión. Hoy se enviaría al Congreso un proyecto de empleo joven destinado a favorecer el ingreso al mercado laboral. También se le dará mucha atención a lo que ocurra en materia de despidos porque los argentinos han aprendido a sobrevivir en períodos con caída de los ingresos reales como consecuencia de la aceleración inflacionaria, pero cuando se pierde todo tipo de ingresos no hay defensa posible. No cabe duda de que el mercado laboral recién tomará dinamismo cuando aumente la inversión y la economía vuelva a crecer. Pero tampoco cabe duda de que ese escenario tardará un tiempo en darse y hasta entonces hace falta algún tipo de respuesta. De lo contrario todo quedará en que la oposición encontró un tema para cuestionar al Gobierno ante lo cual la reacción oficial fue la previsible pero sin que se hayan logrado avances significativos.

Se destruyeron ocho millones de empleos

Según la consultora IDESA, entre 2004 y 2014 se destruyeron ocho millones de empleos en el sector privado pero se crearon diez millones. Es un fenómeno natural del proceso productivo y en todos los contextos económicos hay empleos que se destruyen, y eso no puede impedirse con una ley, según la visión de la consultora. De lo que se trata es de crear las condiciones para que el sector privado generar muchos empleos para que el saldo siempre sea positivo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés