El Economista - 70 años
Versión digital

lun 18 Oct

BUE 17°C

Versión digital

lun 18 Oct

BUE 17°C

El nuevo modelo chino

¿Quiénes ganarán y quiénes perderán?

13-06-2013
Compartir

China está cambiando, o intentándolo al menos, su modelo de crecimiento. Los líderes del Gigante Asiático procuran que el traccionador del crecimiento ya no sea la inversión sino el consumo interno y, para ello, deberán aumentar el poder de compra de las familias. Este cambio probablemente aminore el ritmo de crecimiento de su PIB.

En un trabajo reciente, Michael Pettis, profesor de la Universidad de Guanghu, sostiene que la banda de crecimiento de la próxima década será de 3-4%. Hay pronósticos más optimistas que anuncian de un rango de 5-7%. Pero quizás lo más interesante sea qué impactos globales tendrán estos cambios.

Pettis señala cuatro. El primero, una fuerte presión bajista sobre los precios de las commodities duras, como el aluminio, el cobre o el hierro. En términos relativos a su PIB, China importa entre 4 y 10 veces más de estos bienes que el promedio mundial. Con una inversión menos dinámica, estas commodities podrían caer hasta 50% en los próximos años. Se beneficiarán los países que importan estos bienes (y se perjudicarán quienes los exportan) y las empresas para las cuales representan una porción importante de sus costos. Según Pettis, hay una buena noticia para la Argentina: con mayor poder de consumo, las familias chinas seguirán demandando alimentos.

El segundo cambio es que los países y empresas que abastecen a China de bienes de consumo verán cambios en su demanda. En términos netos, el cambio no será grande pero sí habrá, sostiene Pettis, algunos proveedores que se beneficiarán y otros que se verán perjudicados.

El tercer punto está relacionado, y es que caerá la demanda de insumos de construcción, manufactura pesada, transporte y todos aquellos sectores que han alimentado el boom inversor chino.

Por último, el cuarto punto es que el cambio en el set de precios relativos que hará China redundará en beneficios para aquellos países que dependen mucho de su industria para crecer pues el Gigante Asiático será menos competitivo. Por ejemplo, dice Pettis, países como México ya se están beneficiando de ello.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés