El Gobierno pone en agenda la reforma del sistema jubilatorio

16-01-2017
Compartir

El titular de la Anses, Emilio Basavilbaso, se manifestó en los últimos días a favor de modificar la edad jubilatoria y señaló que se hará una propuesta en el Congreso. Meses atrás, el titular del Pami, Carlos Regazzoni, había dicho que “las personas a los 65 años están muy bien y pueden seguir trabajando”. Por más antipática que pueda parecer la idea, la modificación de la edad jubilatoria es una de las respuestas que ha encontrado el mundo a un problema generalizado. Se estima que hacia 2050 habrá sólo tres personas en edad de trabajar por cada mayor de 65 años, lo que pondrá en peligro la sostenibilidad de los actuales sistemas de pensiones.

Según un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en las últimas décadas, muchos países de América Latina y el Caribe han dado importantes pasos para garantizar una vejez digna. Entre 2002 y 2014 el número de adultos de más 65 años que reciben una pensión aumentó 50% en el promedio de la región. “Aunque todavía existen grandes diferencias entre los países, esta mejora en la cobertura previsional se explica, en la mayoría de los casos, por decisiones de política para potenciar las pensiones no contributivas”, señalaron. En Argentina, sin ir más lejos, la Anses dispuso el año pasado de la pensión universal a la vejez para mayores de 65 años, que equivale al 80% de la jubilación mínima. El régimen habilita a los titulares seguir trabajando para alcanzar los años requeridos de aportes que le permitan acceder luego a una jubilación ordinaria. Durante las gestiones kirchneristas también se había logrado incluir a miles de jubilados mediante un plan de inclusión previsional basado en moratorias.

Son los años

El problema de las pensiones jubilatorias a futuro está directamente relacionado con la evolución demográfica. América Latina y el Caribe cuentan todavía con una población joven si se la compara con otras regiones del mundo, pero es de esperar que el aumento de la esperanza de vida y la disminución de la natalidad implique un progresivo envejecimiento. Para 2050 la proporción de población mayor de 65 años será cuatro veces mayor que hoy. Por cada persona mayor de 65 años de la región habrá sólo tres personas en edad de trabajar, tres veces menos que en la actualidad.

El costo previsional ya es significativo dentro de los presupuestos de los países de la región. Según números del BID, en promedio, los gastos en pensiones (5,19% del PIB) son superiores a los de educación (4,76%) y salud (3,03%). En Argentina y Brasil la cuenta de las pensiones aumenta sustancialmente, acercándose al 10% del PIB, aunque en gran parte se debe a una mayor cobertura.

Los expertos aseguran que la adecuación de los sistemas previsionales debe darse mientras se tienen margen en el tiempo y condiciones demográficas favorables, porque las reformas acaban imponiéndose, a veces de manera drástica, como hemos visto en Europa durante el último tiempo. El debate es complejo, porque ?según sugiere el organismo internacional? cualquier sistema de pensiones debe lograr un equilibro entre tres aspectos principales: la cobertura (cuánta población tiene garantizada una pensión), la adecuación (que esas pensiones aseguren un ingreso suficiente y sean equitativas), y la sostenibilidad (que cuadren las cuentas de lo que cuestan las pensiones y los ingresos para financiarlas).

“Hay que cambiarla”

El gobierno de Mauricio Macri ya ha mostrado su intención de avanzar en este sentido. “A la ley hay que cambiarla. Hay países que ponen incentivos para que la gente siga trabajando y lo ideal sería que el sistema te permita seguir acumulando dinero y después cada persona elija si sigue trabajando o se jubila”, señaló Basavilbaso. De todos modos, el director de la Anses aclaró que para que se concrete una modificación será necesario que participen de la discusión “jubilados, sindicatos, partidos políticos”.

La ley de Reparación Histórica, promulgada en julio del 2016, contempla en uno de sus puntos la creación de un Consejo de Sustentabilidad Previsional en el ámbito del Ministerio de Trabajo. Este cuerpo, que debe contar entre sus miembros a un representante de los trabajadores activos, tiene como objetivo elaborar un proyecto de ley que contenga “un nuevo régimen previsional, universal, integral, solidario, público, sustentable”. El plazo de máxima para que esto ocurra son tres años, pero es posible que la iniciativa se una a la agenda 2017que ya se advierte cargada de debates laborales y previsionales.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés