El Economista - 70 años
Versión digital

vie 14 Jun

BUE 20°C

El Gobierno impulsa una nueva ley de Compre Nacional

El proyecto establece un margen de preferencia para la industria nacional y la integración de partes locales

18 abril de 2017

No es la primera vez que sucede, ni seguramente será la última. El Gobierno Nacional se propone enviar al Congreso de la Nación un proyecto de ley de Compre Nacional, haciéndose eco de una larga tradición en el país, que arrancó hace más de 45 años, allá por 1970, cuando se sancionó la ley 18.870 de Compre Nacional, impulsada por el entonces ministro de Economía Aldo Ferrer.

El nuevo proyecto, que se enviará esta semana a la Legislatura, prevé incrementar los porcentajes de adquisición de bienes o la contratación de servicios a empresas nacionales en las licitaciones que lleve adelante el Estado y también considerar la integración de partes y piezs producidas en el país. Según trascendió la iniciativa ya tendría el acompañamiento de la Unión Industrial Argentina (UIA), entre otras entidades empresariales, a partir de las oportunidades de negocios que se abrirán, por el mayor margen de preferencia que tendría la industria nacional en las compras públicas.

“El objetivo del Compre Nacional es contribuir con la creación de empleo en la industria y generar capacidades competitivas en sectores estratégicos que puedan luego salir a vender sus productos y servicios a la región y al mundo”, aseguró a la agencia Télam una fuente del Ministerio de Producción.

Apoyo empresarial

José Urtubey, vocal de la Unión Industrial Argentina y titular de Celulosa Argentina, destacó los beneficios del proyecto de ley. “Es una herramienta importante para darle lugar a la industria nacional, especialmente en todo lo que representan las compras públicas para potenciar el desarrollo tecnológico”, indicó el dirigente empresario a la agencia Télam. Sin embargo, Urtubey recordó la necesidad de “trabajar en cuestiones de la microeconomía sino también en dinamizar el consumo interno a través de variables macroeconómicas”.

En el mismo sentido, se manifestó el diputado nacional José Ignacio de Mendiguren (FR-Buenos Aires), titular de la Comisión de Industria de la Cámara de Diputados, quien consideró que el proyecto de ley de Compre Nacional “se encuentra en la dirección correcta”. Al respecto, el legislador aseguró que “el margen de preferencia a favor de la industria nacional de las compras públicas es una herramienta que está vigente en las economías más desarrolladas del mundo, como un instrumento clave de sus políticas de desarrollo”.

De Mendiguren añadió que “numerosos estudios han mostrado que sin el accionar de este instrumento dificilmente hubieran aparecido tantas innovaciones que han cambiado la vida de las personas”. Y argumentó que los países más desarrollados del mundo, como por ejemplo, Estados Unidos, Francia, Japón y Canadá, “se han inscripto en la Organización Mundial de Comercio para fomentar el Compre Nacional e impulsan una política muy agresiva para defender a sus propias empresas”.

Incentivos

El proyecto de ley, impulsado por el Ministerio de Producción y elaborado por la Secretaría de Industria, establece incentivos para los productos que contengan una mayor integración de piezas producidas localmente. En un escenario en el que las compras públicas representan nada menos que el 5% del PIB y generan el 2,5% del empleo, este instrumento pretende apuntalar el desarrollo de la industria nacional, en especial aquellos bienes con alto contenido tecnológico.

Desde el Ministerio de Producción señalan que en los próximos ocho años “el sector público invertirá US$ 200.000 millones en sectores como infraestructura, energía y minería; agroindustria, bienes industriales y servicios y tecnología”. Uno de los aspectos clave del proyecto establece que cuando se liciten bienes que no son producidos localmente, se determine un incentivo para que gane aquel proyecto que prevea utilizar mayor integración de piezas producidas en el país.

Por otra parte, se impulsa el incremento del margen de preferencia para la industria argentina, con el fin de promover una mayor integración de las pymes en las compras públicas. De este modo, se abona el terrerno para lograr acuerdos de cooperación en materia de transferencia de conocimiento y tecnología, y que así se radiquen aquí inversiones de mayor importancia.

Considerando las características del entramado productivo nacional, los márgenes de preferencia no serían fijos sino que se pautarían en función de la competitividad del sector. De este modo, las compras públicas serán una herramienta relevante para el impulso a la innovación y el desarrollo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés