El Economista - 70 años
Versión digital

jue 01 Dic

BUE 22°C
Versión digital

jue 01 Dic

BUE 22°C

El debut de Mario Draghi

Predijo una "suave recesión".

09-11-2011
Compartir

El nuevo presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, debutó con una baja de tasas.

El consejo gobernante del BCE decidió, por unanimidad, reducir la tasa de interés de referencia en un cuarto de punto: de 1,5 a 1,25%. Es la primera baja de tasas desde mayo de 2009. Este año, bajo el mando de su antecesor, Jean-Claude Trichet, el BCE había subido la tasa de referencia en dos ocasiones. El principal motivo detrás de la baja es el deterioro de las perspectivas de crecimiento (Draghi habló de una “suave recesión” hacia finales de año) y de una menor presión inflacionaria proyectada para 2012 (se espera que sea menor al 2% en 2012). A diferencia de la Reserva Federal, el BCE tiene como único mandato la estabilidad de precios.

La decisión era reclamada, aunque no esperada, por el mercado. Una amplia mayoría de economistas consultadas por Bloomberg preveía que las tasas quedarían inalteradas. Los síntomas de una desaceleración son cada vez más claros. La última semana, por ejemplo, se conoció que aumentó la tasa de desempleo en la locomotora de Europa, Alemania, por primera vez en dos años. La producción industrial de la eurozona, en tanto, cayó en octubre nuevamente. En diciembre, el BCE publicará sus nuevas proyecciones de crecimiento, empleo e inflación para 2012.

Riesgo financiero

El banquero italiano también anunció un nuevo programa de compra de 'covered bonds' en el

mercado primario y secundario, de alrededor de 40.000 millones de euros, a aplicarse entre noviembre de este año y octubre de 2012. La institución europea informó en Frankfurt que también bajó la facilidad marginal de crédito por la que presta dinero a los bancos durante un día, hasta el 2%, y la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, hasta el 0,5%. Esta política acomodaticia y heterodoxa del BCE, repitió Draghi, es temporal.

El objetivo del banco no es ser un prestamista de última instancia, acotó. La única manera de bajar las tasas de los títulos públicos de los países en problemas es con políticas económicas acordes de esos mismos países, dijo luego.

PERFIL DE MARIO DRAGHI:

“Mario Draghi está curtido en mil batallas, pero ahora tendrá que librar la mayor de su vida”, decía la última edición dominical del prestigioso periódico “El País”. ¿Cuál es la batalla que deberá encarar el flamante presidente del Banco Central Europeo (BCE)? Nada menos que salvar el euro. Experiencia no le falta. Draghi se formó en la Universidad de Roma y en el MIT, y luego ejerció la docencia en varias universidades de su país. Con posterioridad pasó al Banco Mundial, en el que se desempeño como director ejecutivo. En 1991 recaló en el Tesoro italiano, en el cual estuvo

una década. Entre 2002 y 2005 trabajó en Goldman Sachs. En el 2005 volvió a un cargo público en Italia, convocado por Silvio Berlusconi: se desempeñó como gobernador del Banco de Italia. En 2009, además, asumió la presidencia del Consejo de Estabilidad Financiera, organismo creado por el G-20 tras la reunión de Londres en ese año (también se desempeñaba en el Foro de Estabilidad Financiera, el organismo precedente, desde 2006). Ahora, con 64 años, acaba de asumir el cargo más importante de su vida. Estará en el cargo, en principio, ocho años.

(De la edición impresa)

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés