El Economista - 70 años
Versión digital

mar 29 Nov

BUE 30°C
Versión digital

mar 29 Nov

BUE 30°C
EMAE

El crecimiento de 10,3% de 2021 dejará un arrastre de 3 puntos para el PIB de 2022

“La recuperación superó las expectativas”, destacó desde el Gobierno y recordaron que “el FMI, el BM y la OCDE pronosticaban que el país tardaría 5 años en recuperarse”

Se espera una desaceleración en la tasa de crecimiento de la actividad económica
Se espera una desaceleración en la tasa de crecimiento de la actividad económica
23-02-2022
Compartir

En diciembre pasado, el Estimador Mensual de Actividad económica (EMAE) del Indec registró un incremento de 0,9% respecto a noviembre en la medición desestacionalizada y, en la comparación interanual, tuvo un aumento de 9,8%. Así, en 2021 el indicador acumuló un crecimiento de 10,3%. 

En diciembre, con relación a igual mes de 2020, 13 de los 15 sectores que conforman el EMAE registraron subas, destacándose el alza de hoteles y restaurantes (+43,5%) y transporte y comunicaciones (+16,9%). Ese sector fue, además, uno de los de mayor incidencia en la variación interanual, junto con la industria manufacturera (+9,9%): entre los dos aportaron 2,9 puntos porcentuales al incremento del índice total del EMAE. 

Por su parte, intermediación financiera se mantuvo prácticamente sin cambios respecto de diciembre de 2020, mientras que pesca registró una contracción de 4,7%, lo cual restó 0,01 puntos porcentuales a la variación interanual del indicador.

La visión oficial

Uno de los encargados de contextualizar los datos del Indec fue Fernando Morra, Secretario de Política Económica del Ministerio de Economía. 

“En diciembre, la economía creció 0,9% mensual, superando en 4,9% el nivel previo a la pandemia (febrero de 20). Para nosotros no hay estabilización macroeconómica posible sin una recuperación de la actividad que reduzca la pobreza y la desigualdad”, dijo Morra en sus redes.

“La recuperación superó todas las expectativas”, agregó y recordó que a inicios de 2021 “tanto el FMI, como el Banco Mundial y la OCDE pronosticaban un crecimiento de alrededor de 6% y que el país tardaría 5 años en recuperarse”. Hoy, dijo Morra, “podemos decir que la Argentina recuperó en solo un año prácticamente todo el terreno perdido en la pandemia”.

“Hemos dado un paso importante, pero es necesario continuar avanzando. Existen sectores que, a pesar de la evolución general, todavía no alcanzan los niveles previos a la pandemia. Por eso es importante continuar manteniendo políticas publicas activas que apuntalen la recuperación”, dijo, mirando hacia adelante.

Las consultoras

Entre los consultores, como es esperable, la visión fue menos parcial. “La recuperación de la economía resulta algo heterogénea, puesto que algunos sectores (en especial los de servicios) continúan en niveles inferiores a los de la prepandemia”, dijeron en LCG

En concreto, en el promedio de 2021, solo 6 sectores sobre 15 logran superar el acumulado en 2019. Por ejemplo, hoteles está 38,2% abajo, otros servicios (-20,4%), transporte (-11%), pesca (-7,7%), agro (-6,8%) y salud (-3,9%).

Además, en LCG recordaron que el EMAE de fines de 2021 todavía se encuentra 3,1% debajo del pico anterior de diciembre de 2017.

Para el 2022, la desaceleración en la tasa de crecimiento es un hecho. En el Gobierno, según trascendió en el borrador del acuerdo con el FMI, la expectativa es la de un crecimiento del PIB entre 3,5% y 4,5%.

El 2022

En el mercado tienen números un poco más bajos. El último REM del BCRA muestra una expectativa de 3% (promedio) y 2,9% (mediana). Ese crecimiento está determinado en gran medida por el arrastre que dejó el 2021.

“El crecimiento de la actividad en 2022 presentará ciertas dificultades y se verá condicionado por la corrección de varios desequilibrios (fiscal y tarifario, por ejemplo), en conjunto una dinámica inflacionaria alta que erosiona los salarios, vulnerando el crecimiento del consumo. Por otro lado, la actividad de la industria y el comercio quedará parcialmente supeditada a la disposición de divisas que surja del balance cambiario. En virtud de estas condiciones, esperamos cierta desaceleración en el ritmo de recuperación en el corto plazo y un crecimiento anual de la actividad más bien en línea con el arrastre estadístico del 3% que dejó el 2021”, dijeron desde LCG.

“La mejora en la actividad económica se habría mantenido en los primeros meses del 2022”, dicen en Ecolatina. De todas maneras, señalan algunos riesgos entrando al segundo trimestre. “Estos están asociados tanto a una menor liquidación del sector agropecuario, que podrían dificultar el financiamiento de mayores importaciones, como a una mayor incertidumbre en función del desarrollo de las renegociaciones con el FMI. Además, eventuales correcciones de precios relativos -principalmente tarifas- en los próximos meses podría también ocasionar una merma en el consumo privado en el corto plazo”, dijeron. Con eso, estiman que el crecimiento de la economía se ubique en la zona de 3% en 2022. “Esta mejora será explicada en mayor medida por el arrastre estadístico positivo que dejó el 2021 (3 p.p.), más que por una mejora genuina de magnitud”, agregaron, en línea con LCG.

“El crecimiento parecería estar mostrando síntomas de agotamiento. El 2022 parece que va a ser un año en el cual deben resolverse las distintas distorsiones y desequilibrios macroeconómicos para poder entrar en una senda de crecimiento sostenido”, dijeron desde ACM.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés