El Economista - 70 años
Versión digital

lun 05 Dic

BUE 34°C
Versión digital

lun 05 Dic

BUE 34°C

Con amplia mayoría, Cambiemos cerró el capítulo Ganancias

23-12-2016
Compartir

Cambiemos cerró uno de los capítulos legislativos más difíciles y costosos del año. El oficialismo en el Congreso no pudo sostener el pedido del presidente Mauricio Macri de sancionar el proyecto el año próximo, y por presión de la oposición, que tuvo su inicio y fin en Diputados, fue aprobada ayer la iniciativa que modifica el impuesto a las Ganancias, y que retoca las escalas luego de más de quince años.

En una sesión breve (atravesada por lo sucedido en la audiencia del juicio a Milagro Sala), considerada trámite por algunos oficialistas, y apurada en parte por la necesidad de los diputados en regresar a sus pagos para pasar las fiestas, en casi dos horas de debate ?situación inédita en la Cámara Baja? se aprobó uno de los proyectos más discutidos del año. La votación, que debía ratificar las modificaciones aprobadas el miércoles en el Senado, recibió el respaldo de 167 diputados, cuatro rechazos (del Frente de Izquierda) y tres abstenciones (Compromiso Federal y Proyecto Sur). El kirchnerismo estuvo ausente al momento de la votación.

Debate

Entre los pocos que tomaron la palabra, el macrista Luciano Laspina, presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, destacó que este proyecto “viene a reparar una injusticia histórica, las profundas iniquidades y distorsiones que se fueron generando en los últimos años”, y señaló la actitud de Macri en “convocar al diálogo y luego avisar que no iba a vetar la ley, que la dirigencia política debía hacerse cargo de sus decisiones”.

Estaba en el recinto e hizo uso de la palabra una de las figuras clave que tuvo la negociación por Ganancias. Héctor Daer, miembro del triunvirato que conduce la CGT y diputado del Frente Renovador, sostuvo que “el Poder Ejecutivo reconoció que se había equivocado y que tenía que ser flexible con su rigidez fiscal”. El sindicalista expresó que “por supuesto que no queríamos debatir en una mesa donde se nos tiraran las cuestiones de estabilidad o de situación fiscal de las provincias”, pero agregó “hubo algunos gobernadores que sobreactuaron lo que habíamos aprobado acá”.

Al cierre del debate, uno de los pocos presentes del FpV-PJ, José Luis Gioja (titular del PJ y exgobernador de San Juan), manifestó que “le tocó bailar con la más difícil”, al señalar “que no es llamativo que los cuatro diputados del FpV sanjuaninos estemos sentados ahora en el recinto”, en referencia a la quita de retenciones mineras como posible fuente de financiamiento del proyecto. Gioja acompañó a la iniciativa con su voto.

Sucesión de hechos

Una semana y media atrás, el martes 13 de diciembre, el peronismo en el Senado se alistaba para darle dictamen a la media sanción de Diputados, sobre un proyecto impulsado en la Cámara Baja por el Frente Renovador, el FpV, y el Bloque Justicialista. Por presión de los gobernadores, y por diferencias dentro del propio bloque, el presidente de la bancada PJ-FpV Miguel Angel Pichetto decidió reabrir la negociación en torno a Ganancias, pero avisó que debía aprobarse este año, y que la CGT debía ser el primer interlocutor del Gobierno en la nueva discusión.

La central obrera se reunió viernes y lunes con funcionarios de la Casa Rosada y allí establecieron los puntos principales del nuevo proyecto. El último martes, el Gobierno confeccionó los últimos detalles con los gobernadores, donde se definieron los detalles del financiamiento de la iniciativa, y en el cual el oficialismo asumió el compromiso de recomponer la diferencia entre el costo especificado para Ganancias en el Presupuesto 2017, y el generado por el nuevo proyecto.

Esa misma tarde, se anunció el nuevo acuerdo ante los legisladores, y el Senado aprobó el dictamen que al día siguiente aprobaría por 56 votos a favor, y sólo dos rechazos. El circulo se cerró en el mismo lugar en el que comenzó, el pasado 6 de diciembre, cuando la oposición avanzaba con la media sanción, o bien el 23 de noviembre, cuando el oficialismo envió a dos funcionarios al Congreso para evitar una sesión especial que planeaba el massismo y prometía convocar a extraordinarias para tratar los cambios al tributo.

Entre los aspectos principales, el nuevo proyecto eleva el mínimo no imponible a $28.000 para solteros y $37.000 para casados con dos hijos. Elimina viáticos hasta el 40%, y mismo porcentaje en alquileres, con un tope de $51.000, y no se cobrará Ganancias en los aguinaldos hasta $37.000. El costo previsto es de más de $50.000 millones, que será financiado en parte con impuestos al juego y al dólar futuro, y buscará reducir la cifra a $34.000 millones.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés