El Economista - 70 años
Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Versión digital

sab 16 Oct

BUE 18°C

Comercio exterior

Se achicó en agosto el déficit con Brasil.

07-09-2012
Compartir

Dos buenas noticias en materia comercial dejó el mes de agosto. Por un lado, la balanza comercial tuvo un superávit de US$1.637 millones, que duplicó al de igual mes del año anterior. Según anticipó la Presidenta, ese resultado se obtuvo después de una caída anual de 17% en las importaciones y de 6% en las exportaciones.

Por otro, el déficit comercial con Brasil se redujo casi 89% interanual en agosto al ubicarse en solo US$ 86 millones. La caída en el saldo con el país vecino obedece a la reducción de 24,3% interanual de las importaciones desde ese país y un crecimiento de 10,1% en las exportaciones. Se importaron US$ 1.669 millones desde Brasil y se le vendieron productos por US$1.583 millones, quedando más cerca del equilibrio. Según un informe de abeceb. com en base a datos de la Secretaria de Comercio Exterior de Brasil, el acumulado de los primeros ocho meses del año arroja un rojo de US$ 1.714 millones, lo que significa una caída de 54% frente al mismo período del año pasado.

Tras dos meses consecutivos de caída, las ventas argentinas al mercado brasileño se recuperaron sustancialmente. La mejor performance se explica por los mayores embarques de trigo y de vehículos de carga y productos siderúrgicos. En cambio, en las exportaciones de vehículos automotores y autopartes, naftas, propano y butano líquidos, plásticos, maquinaria y equipos, la tendencia sigue siendo declinante.

Los acuerdos bilaterales para reducir la cantidad de productos retenida en ambas fronteras tuvieron efecto, ya que las exportaciones argentinas y brasileñas crecieron en términos mensuales 19% y 12%, respectivamente. Esto además se tradujo en un incremento del 15% del flujo comercial. En cuanto a las importaciones, las menores compras argentinas se explican por la caída en la demanda de automóviles de pasajeros, máquinas y aparatos mecánicos, aparatos electrónicos y eléctricos, motores, mineral de hierro, polímeros plásticos, hierro fundido y neumáticos.

Al analizar lo que va del año, se observa un abrupto cambio en el intercambio bilateral: el tercer producto más comprado a Brasil resultó energía eléctrica cuando hace poco eran los celulares.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés