Pandemia

BID: el sector turístico argentino perdió US$ 8.209 millones por las restricciones

Además, pérdida de más de 1,1 millón de puestos de trabajo directos

BID: el sector turístico argentino perdió US$ 8.209 millones por las restricciones
27-10-2021
Compartir

El sector turístico local habrá perdido entre 2020 y 2021 una suma acumulada de US$ 8.209 millones, y reducirá su aporte al producto bruto interno en casi US$ 40.000 millones, debido a la menor llegada de visitantes del exterior por la pandemia de coronavirus, estimó hoy el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La crisis en el turismo receptor habrá implicado además, durante el bienio, la pérdida de más de 1,1 millón de puestos de trabajo directos, precisó el BID en su perfil del proyecto propuesto por el Gobierno de la Argentina, a fin de obtener financiamiento para el programa “La ruta natural”, de desarrollo, inversión y facilitación del turismo de naturaleza en el país.

  • El organismo advirtió en su diagnóstico, que “además de estas pérdidas, el sector puede verse afectado por la necesidad de recuperar la confianza de los turistas”.

Debido a las restricciones sanitarias aplicadas, la caída del gasto turístico receptor fue del 71% en 2017-20 y del 78% en el turismo interno, indicó el BID a partir de datos suministrados por la Dirección Nacional de Mercados y Estadísticas de Turismo (del Ministerio de Turismo y Deportes).

  • “Las perspectivas para el 2021 tampoco son auspiciosas, estimándose una caída adicional del gasto receptivo del 80% con respecto al 2020”, alertó el Banco Interamericano, sobre la base de su propio Modelo de Demanda Turística Internacional.

En el período previo a la pandemia (entre 2009 y 2019), la evolución tanto de llegadas como ingresos turísticos receptivos “había sido positiva”, con un aumento del 72% y 27%, respectivamente.

“El sector turístico tiene un papel importante en la economía argentina, ya que genera una producción directa de US$ 9.310 millones (en 2019), equivalente al 2,09% del PIB de la Argentina de ese año”, resaltó el BID.

Si se contabilizan los efectos directos, indirectos e inducidos ?agregó el organismo- se estima que en 2019 la contribución del turismo alcanzó a US$ 41.357 millones, equivalentes al 9,17% del producto bruto nacional.

A la vez, considerando el ingreso de divisas, el sector generó US$ 5.654 millones durante 2019, lo cual representó el 7,13% de las exportaciones totales de ese año.

En el plano laboral, la estadística de 2019 mostró un registro total de 826.767 asalariados en las ramas vinculadas con el turismo, lo que representó el 2,44% de los puestos de trabajo totales del país.

Pero si además se suman los efectos indirectos e inducidos, el sector generó en aquel año pre pandemia 1.424.910 de puestos de trabajo, un aporte equivalente al 7,47% del empleo formal total del país.

Restricciones y pandemia

Luego, la emergencia sobrevenida por la Covid-19 “impactó negativamente” tanto en los ingresos como en los empleos turísticos.

Según los datos oficiales, en 2020 la facturación real de las empresas pertenecientes a las ramas características del turismo cayó un 55,7%, mientras que en las empresas que no son turísticas la caída fue del 8,2%.

Los puestos de trabajo en las actividades del sector cayeron por su parte 7,3% durante el año pasado, mientras que en los rubros no turísticos el descenso fue de 3,2%, puntualizó el BID.

Crédito por US$ 33 M

A partir de ese cuadro, el organismo define un conjunto de desafíos orientados a: corregir la alta concentración de destinos turísticos; fomentar la inversión en infraestructura y el apoyo emprendedor; y reforzar la gobernanza del sector (con acciones de promoción, ambientales, marca país, turismo de naturaleza, etc.).

Para esos y otros fines, el ministerio que conduce Matías Lammens gestiona un crédito del BID por US$ 33 millones.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés