El Economista - 70 años
Versión digital

lun 18 Oct

BUE 16°C

Versión digital

lun 18 Oct

BUE 16°C

Afinando el lápiza para 2013

La lupa sobre los números fiscales.

13-09-2012
Compartir

El desempeño de los números fiscales será crucial en 2013. ¿Por qué? Porque si bien la economía argentina cerrará el año aún más desendeudada de lo que ya estaba, la posibilidad de financiarse a través de la emisión parece más riesgosa. La base monetaria creció 39% promedio anual en los últimos dos años y la tasa de inflación no cedió. La mayoría de los pronósticos señala que, en 2103, los precios subirán a un ritmo mayor que en 2012. Por ahora sólo se sabe que el Gobierno cerró una puerta: la de financiarse a través de una devaluación.

¿Y qué se puede esperar de las cuentas públicas? Miguel Angel Broda piensa que pueden darse cuatro resultados en 2013. Esto surge de estudiar el desempeño fiscal en los cuatro años en los que el kirchnerismo compitió electoralmente (2005-2007-2009- 2011). Primero, podría producirse una performance fiscal similar a la de 2011. El déficit fiscal primario crecería medio punto porcentual del producto bruto. Para que ocurra ello el gasto debe crecer a un ritmo más bajo que en 2007-2012 (35% promedio). El supuesto para este escenario es que la recaudación suba 27,8% anual y el gasto primario 29,9%. Segundo, el déficit fiscal aumenta un punto del producto: $ 2.700 millones. En ese caso, calcula el Estudio Broda, las erogaciones del Estado como porcentaje del producto aumentan a la misma tasa que en 2011 (0,9%). ¿Pero por qué se agrava el desequilibrio? Porque los ingresos permanecen estancados en términos del producto (en términos nominales se incrementarían 25,6%). Broda estima que la economía argentina asomó está comenzando una etapa de crecimiento bajo. Tercero, el rojo fiscal sube en el mismo porcentaje del producto que 2007, 2009 y 2011. En este caso el deterioro llega a $2.800 millones. El gasto público aumenta 32,5% respecto a 2012 y la recaudación 27%. Cuarto, el déficit fiscal aumenta dos puntos del producto ($3.800 millones). El resultado sería consecuencia de un desempeño fiscal similar al de 2007, 2009 y 2011 sin tener en cuenta para el año que viene una mejora en la recaudación.

El Estudio Broda señala que el año próximo “es probable” que se emita más para financiar al Fisco. “El déficit fiscal tenderá a aumentar con lo que las necesidades de financiamiento podrían subir aún cuando hubiera cierto alivio en los pagos de la deuda”. El monto de asistencia dependerá de la evolución de las cuentas fiscales y el rango, estima la consultora, es amplio: desde $132.367 millones a $180.238 millones. La emisión monetaria podría ubicarse entre $110.367 millones y $158.238 millones. En 2012 se estima en $95.173 millones. En ninguno de los casos ?si se cumple alguno de los pronósticos del Estudio Broda? el crecimiento de la base monetaria estaría por debajo del 35%.

Estimaciones

El Estudio Bein calcula que la recaudación en 2013 llegará a $ 858.541 millones, esto es, un crecimiento de 26%. El gasto totalizará $ 723.595 millones (29,3%). Las principales incógnitas de los economistas a la hora de estimar la evolución de la recaudación para el año que viene son dos: los impactos del ciclo económico y político. Por un lado están despejadas las dudas de que la economía crecerá a una tasa más alta que en 2013 y, por lo tanto, la recaudación debiera replicar ese comportamiento. La discusión es si el supuesto que respalda las proyecciones es un crecimiento más cercano al 5% o al 2%. Habrá que ver.

Por otro lado, se vislumbra el factor electoral. Sin embargo, hay quienes creen que ambas incógnitas están despejadas. Y no precisamente son economistas alineados con el Gobierno quienes lo sostienen. La consultora Economía & Regiones proyecta que el Gobierno se favorecerá de “un excedente de dólares en 2013”. El cupón del PIB no se pagaría en 2013. “Esto brindará oxígeno a la caja en dólares del Gobierno Nacional durante el próximo año. De acuerdo con nuestras estimaciones, en 2013 habría un excedente de dólares de US$ 11.859 millones, o sea, 66% (US$ 4.746 millones) más holgado que el excedente registrado en 2012”.

Ramiro Castiñeira, economista de Econométrica, calcula que si no se paga el cupón el año que viene se necesitan US$ 4.600 millones para el pago de la deuda en dólares y US$ 2.400 (0,5% del PIB) en 2014. “Ahora bien, por más baja que sea la deuda, se agotó el margen para financiarse con el impuesto inflacionario, sin que ello no implique devaluación. La notable baja en los vencimientos de deuda en 2013 y 2014, hace que la necesidad futura de impuesto inflacionario dependerá exclusivamente de la magnitud que alcance el déficit fiscal”.

Provincias

Un factor que incidirá en la estimación de las cuentas fiscales para 2013 es la situación de las provincias. Para los especialistas la coyuntura en la mayoría de las jurisdicciones es compleja por dos motivos. Primero porque la urgencia no es para 2013 sino mucho más inmediata. La gobernación de la provincia de Santa Cruz reconoció problemas para pagar salarios y la de Córdoba dirime una disputa judicial con la Nación por un mecanismo de transferencias acordados unos años atrás. Santa Fe, por su parte, también reclama al Gobierno Nacional una deuda acumulada. Los especialistas calculan un rojo fiscal acumulado de $ 30.000 millones para 2012. La mitad correspondería a la provincia de Buenos Aires ?que también atraviesa una situación delicada y fue 'rescatada' por la Nación?. Para el año próximo el rojo podría ubicarse en más de $40.000 millones. “Si la brecha entre el crecimiento del gasto y el de los recursos fuera de 5 puntos porcentuales, el déficit podría llegar a $50.000 millones”, dice López Murphy.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés