El Economista - 73 años
Versión digital

lun 15 Jul

BUE 13°C
Junto a Bridgestone

Grupo empresario de San Luis invirtió US$ 1 millón y abrió una planta de recapado de neumáticos

Está ubicada en el Parque Industrial Norte de esa provincia y es la segunda del país que incorpora tecnología de última generación. Cuenta con una capacidad inicial para recapar 880 neumáticos mensuales, y el proyecto incluye una segunda etapa que contempla el reciclado y reutilización del caucho.

Grupo empresario de San Luis invirtió US$ 1 millón y abrió una planta de recapado de neumáticos
25 junio de 2024

Grupo Martín, un grupo empresario de la provincia de San Luis, anunció una inversión de U$S 1.000.000 conjuntamente con su socio estratégico Bridgestone, a través de su marca Bandag, para levantar su primera planta industrial de recapados.

La inauguración se llevó a cabo este lunes y representa una gran apuesta en la región ya que le permite a este grupo ingresar en la fabricación industrial con una planta propia de recapados de neumáticos de camiones y buses, segmento donde se mueve una parte importante de su cartera de clientes.

La fábrica está ubicada en el Parque Industrial Norte de la ciudad de San Luis, tras adquirir un lote bajo el amparo de la ley de Fomento Industrial, y cuenta con 2.300 m2 cubiertos, convirtiéndose en la segunda planta de todo el país en equipar tecnología de última generación.

La maquinaria, aportada en comodato por Bandag, tiene una capacidad de recapar, inicialmente, unos 880 neumáticos al mes, aunque podría incluso llegar a las 1.000 unidades. En esta primera etapa se emplearán 15 personas en forma directa, aproximadamente, con la posibilidad de ampliarse si la demanda así lo requiriese.

"Para Grupo Martín esto representa un antes y un después en nuestra historia empresarial y familiar ya que damos el primer paso en el marco de la política de desarrollo que nos planteamos junto a mis hijos. Además, complementamos con las otras empresas de servicios integrales para las industrias automotriz, vial y agrícola" describió Fabián Martín, Director del grupo empresario que es dueño de las marcas Neumar, Ivemar, Vialmar, Agrimar y Redmar.

La inauguración de la planta tuvo lugar este lunes en el Parque Industrial Norte.
La inauguración de la planta tuvo lugar este lunes en el Parque Industrial Norte.

Por su parte, Rodrigo Escudero, Gerente de Asuntos Públicos y Prensa de Bridgestone Argentina, destacó: "Gracias al recapado, brindamos un servicio integral a cada flota de transportistas en lo que llamamos Golden Cycle: a través de Bridgestone, Firestone y Bandag ofrecemos productos y soluciones que cubren el ciclo de vida completo del neumático".

"Queremos impulsar y fortalecer el negocio de recapado ya que no solo representa una variante sostenible, sino que también una oportunidad para disminuir el impacto en el medio ambiente", puntualizó Escudero.

La alianza con Bridgestone y Bandag es esencial para este desafío ya que no sólo aportan el equipamiento, que representa un 40% de la inversión, sino también el know how, siendo líderes a nivel mundial en este segmento; desde Brasil viajaron expertos en el equipamiento para el armado, montaje y la puesta a punto.

Desde esta planta, Grupo Martín -a través de su empresa Neumar- atenderá la demanda de camiones y buses de esa provincia, del sur de Córdoba, La Pampa, Mendoza y el norte de Neuquén. 

Asimismo, no se descartan, en caso de que se agilicen los trámites para exportar, poder brindar servicios a empresas de transporte chilenas.

El recapado de neumáticos cumple una doble función: bajar los costos del transporte y contribuir al medioambiente.
El recapado de neumáticos cumple una doble función: bajar los costos del transporte y contribuir al medioambiente.

Atentos a las políticas para el cuidado del medioambiente y a las necesidad global de que las industrias se ocupen de sus propios residuos, Grupo Martín se encuentra desarrollando un plan para inaugurar, frente a la actual fábrica, una planta para la recuperación y tratamiento del caucho para la fase donde ya no se puede utilizar como neumáticos.

Para esta segunda etapa se proyectan cuatro naves, en un terreno de unos 5.000 m2 para hacer el tratamiento del desecho del caucho, donde se requiere una trituradora y una separadora del alambre y el caucho. 

Luego, los restantes se reutilizarán para fabricar productos compuestos con caucho como alfombras de goma, suelas de zapatillas, corazones de las pelotas de golf, entre muchas otras.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés