El Gobierno suma controles a la exportación de carne y el campo pide reapertura total

Los integrantes de la Mesa de Carnes organizará una conferencia "a las espera del levantamiento de las restricciones" el próximo martes, cuando finalizará el decreto 408 que estableció un cupo de 50%.

27 de agosto, 2021

El Gobierno suma controles a la exportación de carne y el campo pide reapertura total

El martes finalizará el decreto por el cual se estableció un cupo de 50% a las exportaciones de carne. En ese marco, el Gobierno sumó más controles y el campo convocó a una conferencia de prensa el 31 de agosto en rechazo a una posible (y probable) extensión del cierre parcial de ventas al exterior de producto vacuno.

La Dirección General de Aduanas (DGA) sumó ayer ocho cortes bovinos al listado de precios de referencia para las ventas externas del sector, por lo que ya son 28 en total desde que comenzó a regir esta norma. 

La resolución general 5054, que se publicó ayer en el Boletín Oficial, fijó valores referenciales para la exportación de aguja, marucha, bife angosto, peceto, tortuguita, nalga en su versión de contenido neto inferior o igual a 5 kilogramos o cuando se trate de corte superior a 5 kg, y cortes en juego en envases inmediatos de contenido neto superior a 5 kg.

Los países de destino de las exportaciones de carne vacuna para los que se establecieron los nuevos 8 precios de referencia son China, Japón, Hong Kong, Tailandia, Corea del Sur, Corea del Norte, Filipinas y Taiwán, siendo los mismos para los cuales regía la medida en los casos anteriores. Según la norma, los valores mínimos son una herramienta que permite detectar potenciales maniobras de subfacturación en las exportaciones. En tanto, ya existen en total 15 grupos de productos con precios testigos.

En la DGA, dependiente de la Afip, se decidió fijar valores de referencia, para “desarticular posibles maniobras de evasión de impuestos y prácticas abusivas que afectan el ingreso de divisas al mercado cambiario y, además, brindar reglas claras para los operadores que cumplen las normativas”. La Aduana actuó en conjunto con representantes del sector privado y otros organismos del Estado nacional para avanzar con la medida que fortalece las herramientas de fiscalización del comercio exterior, señaló el organismo.

 

La DGA denunció a finales de mayo a 19 frigoríficos que realizaron operaciones fraudulentas de exportación de carne. Las multas totales impuestas por el organismo alcanzaron un monto cercano a los US$ 6 millones. También se hicieron fiscalizaciones sobre los 150 frigoríficos de mayor envergadura del país donde se identificaron maniobras de subfacturación y/o no declaración de operaciones en 9 de cada 10 de los establecimientos controlados. 

El campo

Por su parte, los integrantes de la Mesa de Carnes decidieron organizar una conferencia de prensa “a las espera del levantamiento de las restricciones” el próximo martes, cuando finalizará el decreto 408 que estableció un cupo de 50% a la exportación de carne. Desde el Gobierno dejaron trascender que esta medida tendrá una extensión hasta fin de año, aunque no se descarta agrandar el cupo exportable.

La Mesa de las Carnes invita al Presidente y al Gobierno a repensar y levantar las restricciones a las exportaciones de carne bovina, ya que con la continuidad de esta medida perdemos todos y pierde Argentina”, indicó un comunicado reciente de la agrupación firmada por 34 entidades del sector.

Por otro lado, afirmaron que estas limitaciones derivan en pérdidas de ingresos de divisas al país por US$ 100 millones mensuales y que “los productores pierden $6.500 millones por mes por el impacto en los valores de la hacienda”.

El próximo 31 de agosto vence la regulación que dispuso la cuotificación del 50% de los embarques de carne como una estrategia para moderar el precio en el mercado interno. Esa medida dejó fuera a las cuotas arancelarias que tiene el país para Europa y los Estados Unidos y este mes liberó también una cuota de 3.500 toneladas para las ventas de carne kosher destinadas a Israel.

El último relevamiento que realizó el Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC) consignó que las exportaciones de carnes bovinas registraron para julio una baja del 1% mensual y una caída de 3% en los primeros siete meses del año. Ese mes, el precio de la carne vacuna al consumidor cayó 0,9% en el Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) respecto de junio, según informó el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna (Ipcva). 

Esa fue la primera baja medida por el organismo desde que el Gobierno limitó las exportaciones ante el fuerte incremento de los precios internos. De hecho, en julio registraba un aumento del 84,4% en los precios respecto del mismo mes de 2020, lo que convierte a la carne vacuna en uno de los alimentos de consumo masivo que más se encareció en el último año.

***

El INTA, nuevo frente de conflicto

Las legisladoras Alcira Figueroa (Salta) y Mabel Caparrós (Tierra del Fuego), ambas del FdT, presentaron un proyecto para cambiar la composición del Consejo Directivo del INTA. Allí tienen lugar Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Coninagro, Federación Agraria Argentina (FAA), Sociedad Rural Argentina (SRA) y la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (Aacrea). 

El cambio implicaría que, en el lugar en el que hoy están las entidades del sector, haya representantes del Ministerio de Agricultura, el Senasa, Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) y vocales “en representación de las provincias”. 

En la Comisión de Enlace no cayó bien la idea porque el INTA “garantiza una activa participación de los productores y profesionales en la fijación de las políticas públicas de investigación, desarrollo y extensionismo sectorial”, dijeron. “Hace unas semanas, nosotros mismos rechazamos proyectos de ley que pretendían apropiarse de tierras de las estaciones experimentales en distintas provincias. El organismo tiene un rol fundamental en el desarrollo tecnológico del sector y funciona a lo largo y ancho del país”, dijeron y agregaron: “Primero fueron por las tierras, ahora por la conducción. ¿Qué queda para mañana?”.

**

Trigo 2022: semáforo amarillo, dijo la BCR

Ante la demora de las lluvias, se esfuman las expectativas de superar el rinde promedio de 45 quintales por hectárea (qq/ha) que dejó el trigo en la región núcleo en 2017/18. 

El Gobierno suma controles a la exportación de carne y el campo pide reapertura total
Fuente: BCR

“Se recrudece el temor por el abatimiento del cultivo que dejó la falta de agua en la campaña pasada. En la región núcleo, el trigo 2020/21 obtuvo un promedio de 30 qq/ha, 9 quintales menos que la media de las ultimas 5 campañas anteriores. Esta vez, el cultivo se sostiene por las reservas de agua que dejó el otoño y los aportes de julio. Sin embargo, el cereal ingresa en una etapa más demandante y el 20% de los lotes se encuentran comenzando la encañazón”, dijeron desde la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) en su GEA. 

Hay  200.000 hectáreas en estado regular a la espera de lluvias para revertir su condición. “A una siembra 2021/22 que inició con todo el optimismo y encaminada a superar las 20 millones de toneladas, comienzan a aparecerle sus primeros nubarrones. Las lluvias en agosto siguen muy por debajo de los acumulados históricos y ya comienza a observarse falta de agua en algunos lotes en área núcleo. Para peor, el aumento en las chances de registrarse un fenómeno Niña por segundo año consecutivo esta primavera-verano hace temer por la provisión de agua en pleno período crítico, factor determinante para los precios en los meses que siguen”, agregaron Guido D’Angelo y Emilce Terré de la BCR.