Argentina recibirá US$ 4.355 millones del FMI: los usará para pagarle al organismo

Hoy las reservas argentinas se ubican en un nivel apenas por encima de los US$ 42.000 millones, según los últimos datos aportados por el Banco Central.

22 de agosto, 2021

El FMI mejoró la proyección de crecimiento de la Argentina en 2021: estima una mejora de 6,4%

El Fondo Monetario Internacional (FMI) repartirá mañana entre todos sus países miembro alrededor de US$ 650.000 millones por derechos especiales de giro (DEG), la moneda del organismo, y a la Argentina le corresponderán unos US$ 4.355 millones.

Con ese dinero, el país incrementará sus reservas y contará eventualmente con los fondos necesarios para cumplir con el pago de compromisos en dólares con los organismos internacionales para lo que resta del año.

Ese respaldo le permitirá afrontar la continuidad de las negociaciones con el FMI para reprogramar los vencimientos del préstamo por US$ 44.000 millones contraídos durante la administración de Mauricio Macri.

La distribución histórica de DEGs -debido a que nunca antes en la vida del organismo se asignó tantos fondos a los países miembro– entrará en vigor mañana y se distribuirá según el valor de la cuota de cada una de las naciones o Estados que lo integran.

A pesar de la ayuda que puede significar, el mecanismo vigente determina que el reparto de fondos sea desigual, en detrimento de los países que más recursos necesitan.

En este marco, a la Argentina le corresponde el 0,76% de la cuota, pero analistas privados estimaron que el nivel de los recursos que recibirá el país representaría un aumento del 10% en las reservas brutas y un aumento de más del 50% del stock de reservas internacionales netas inutilizables.

Los vencimientos que vienen

En este sentido, esta línea de fondos contribuiría en gran medida a cumplir con el pago programado del servicio de la deuda en DEG al FMI durante el segundo semestre del 2021, ya que resta pagar al organismo alrededor de 4.380 millones de dólares en 2021.

El primero de los vencimientos será en septiembre, por un monto de US$ 1.870 millones en concepto de pagos de deuda de capital.

En tanto, para el 22 de noviembre hay pautado un pago por intereses y recargos, que totalizan US$ 640 millones.

El último vencimiento fuerte del año está previsto para el 22 de diciembre, correspondiente a otro pago de capital, por US$ 1.870 millones.