Tras el reclamo de Fernández, el FMI defendió la tasa que le cobra a la Argentina

20 de mayo, 2021

Tras el reclamo de Fernández, el FMI defendió la tasa que le cobra a la Argentina

El Fondo Monetario Internacional (FMI) defendió hoy las sobretasas que pagan países como la Argentina cuando toman un crédito muy alto y por mucho tiempo. Aseguraron que permite que otras naciones en problemas accedan a préstamos a tasas muy bajas del organismo multilateral cuando no pueden emitir deuda en el mercado de capitales.

El vocero del organismo, Gerry Rice, indicó que se estudiará el pedido del presidente Alberto Fernández de disminuir estos sobrecargos. Sin embargo, aclaró durante una rueda de prensa que no se trata de una decisión discrecional de la directora gerente, Kristalina Georgieva, sino de la mayoría de los miembros del directorio del organismo.

Acerca de la sobretasa, indicó que “es algo que fue objeto de las conversaciones y Georgieva dijo que tomó nota de la solicitud y que se analizará el tema con otros miembros del directorio”. “Sobre el cambio en las sobretasas en primer lugar hay que aclarar que cualquier revisión estará a cargo del directorio; no es una decisión que pueda tomar la gerencia en forma discrecional, sino los países miembros”, dijo.

Estas sobretasas son una parte importante del análisis de riesgo porque permiten que el FMI siga siendo un prestamista de última instancia. Las sobretasas contribuyen a fortalecer el balance general del FMI y permiten que les prestemos a tasas bajas a los miembros del FMI cuando se ven excluidos de los mercados de capitales o afrontan tasas demasiado altas”, indicó. “La mayoría de los créditos para los países más pobres se otorgan a tasas nulas en general y sin ninguna sobretasa”, afirmó y agregó que éstas “se abonan únicamente cuando el crédito pendiente es muy alto y prolongado”.

Respecto a la reunión que tuvieron Fernández y Georgieva la semana pasada en Roma, Rice destacó que “la directora gerente calificó la reunión como muy positiva y hablaron sobre la necesidad urgente de seguir luchando contra la pandemia para seguir salvando vidas y los desafíos que tienen los países de ingresos medios para recuperarse”.

También detalló que allí hablaron sobre “los grandes desafíos económicos y sociales que enfrenta el país, agravados por la pandemia” y a seguir negociando un programa para “estabilizar la situación económica y un crecimiento inclusivo”.

“Seguimos trabajando conjuntamente en forma constructiva”, indicó Rice, pero reiteró que “no hay novedades sobre los plazos para el artículo IV o el nuevo programa; las conversaciones se llevan a cabo de manera constructiva”.

Por otro lado, evitó opinar sobre la situación política dentro del gobierno argentino, por las divisiones en torno a la estrategia con el FMI o a las pujas sobre el ministro Martín Guzmán. “No hacemos comentarios sobre eso. Sí entiendo que el ministro fue parte de las conversaciones y sigue siendo nuestro interlocutor”, determinó.