Fuerte apuesta oficial para que Argentina se sume a la industria 4.0

15 de abril, 2021

Fuerte apuesta oficial para que Argentina se sume a la industria 4.0

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, presentó ayer el “Plan de Desarrollo Productivo Argentina 4.0”. Se trata de una iniciativa ambiciosa que contempla 56 ítems y cuenta con un financiamiento de $12.500 millones. Como su nombre lo indica, tiene por objetivo promover la incorporación de tecnologías 4.0 al entramado productivo nacional.

Kulfas también anunció el envío al Congreso del proyecto de ley “INTI 4.0” para acompañar los desafíos tecnológicos de la Cuarta Revolución Industrial, y la aprobación del préstamo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) por US$ 50 millones para financiar políticas de transformación digital de las pymes.

Las 56 medidas del plan están divididas en cuatro áreas principales: financiamiento para la adopción de tecnologías; difusión, capacitación y formación; asistencia técnica y fortalecimiento de espacios institucionales vinculados a estas tecnologías. En conjunto representan una inversión de más de $12.500 millones realizada a través de distintas áreas dependientes del Ministerio de Desarrollo Productivo.

“Tenemos que estar simultáneamente en lo que es la agenda del cuidado de la vida, de las personas y además pensar en la industria 4.0, que es del presente y el futuro. Para tener ese futuro tenemos que trabajar hoy”, dijo Kulfas.

Desde la Universidad Nacional de San Martín, el funcionario destacó: “Si nosotros no lanzábamos un plan así, íbamos a quedar cada vez más lejos de los niveles de competitividad a nivel global. Por ende, este plan nace como respuesta a un desafío impostergable que tenemos como país para lograr posicionarnos e ir hacia una senda de desarrollo”.

Para Kulfas, “es una manera inteligente de insertarnos en el mundo, tomando políticas estratégicas que nos permitan tener más herramientas para competir, y no una apertura irrestricta y una ausencia de política industrial que llevó a desastrosos resultados”.

Con este plan, se espera para 2021 capacitar a más de 10.000 personas, asistir técnicamente a más 15.000 pymes, financiar inversiones por más de $25.000 millones en tecnologías 4.0 y financiar 40 espacios de difusión de estas tecnologías. “Así, la reactivación del aparato productivo que está en marcha será acompañado y fortalecido por un proceso de modernización e incorporación de tecnología”, dijeron cerca del ministro.

El secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores, Guillermo Merediz, aseguró: “Queremos fortalecer y reactivar al sector de las pymes, quienes sufrieron en el gobierno anterior un alto nivel de desfinanciamiento. Hoy para nosotros las prioridades son la inversión, los créditos, la creación de puestos de trabajo y, en ese camino, es fundamental que las pequeñas y medianas empresas cuenten con la asistencia y el acompañamiento que les permitan llevar adelante la transformación digital de sus sistemas productivos”.

El ministro también presentó el portal web del Plan de Desarrollo Productivo Argentina 4.0. Allí se podrá acceder a toda la información actualizada sobre las tecnologías 4.0 disponibles y las empresas interesadas podrán inscribirse en los distintos programas.

INTI 4.0: ley al Congreso

Por otro lado, el ministro anunció el envío al Congreso del proyecto de ley “INTI 4.0”, a través del cual se espera consolidar el proceso de recuperación de capacidades humanas, infraestructura y equipamiento iniciado en diciembre de 2019 así como adaptar las responsabilidades del INTI a los nuevos desafíos tecnológicos de la cuarta revolución industrial, acompañando la agenda estratégica definida por el ministerio.

“Destacamos otra dinámica de complementación público-privada sobre un eje estratégico como es el paradigma de Industria 4.0 para llegar a todas nuestras pymes. El INTI aportará sus capacidades para articular y avanzar en la implementación de soluciones para la transformación digital de la industria nacional en todo el país”, afirmó el titular del INTI, Rubén Geneyro, sobre el lanzamiento del plan.

Respecto del proyecto, destacó que “Argentina es uno de los pocos países que cuenta con un instituto nacional de tecnología industrial y a través de este proyecto se pretende favorecer el aporte de un INTI federal, con plenas capacidades, para acompañar una nueva agenda para la transformación tecnológica de una industria nacional más competitiva y sustentable”.

Con la consolidación del INTI, en plena complementación con los actores vinculados al entramado industrial y científico-tecnológico, se pretende favorecer la democratización del acceso a las tecnologías de las pymes, la reducción de la brecha digital y avanzar en la adopción de tecnologías 4.0 en la industria.

Al mismo tiempo, Kulfas anunció la aprobación del préstamo del BCIE por US$ 50 millones para el financiamiento de políticas de transformación digital de las pymes, realizadas en el marco de este plan.

Indtech 4.0

Durante el acto se firmó también el convenio Indtech 4.0, una iniciativa conjunta de la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores, la Agencia I+D+i, la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADIMRA), la Unión Industrial Argentina (UIA), Cámara Argentina de Industrias Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas (CADIEEL) y el INTI, que tiene por objetivo impulsar la transformación de la industria argentina hacia la cuarta revolución industrial y, a su vez, potenciar a los tecnólogos nacionales desarrolladores de soluciones de industria 4.0 como un nuevo sector estratégico de exportación de productos y servicios.

Por último, dentro del marco de cooperación existente entre los gobiernos de Argentina y Alemania y las instituciones representativas del empresariado, se anunció la firma de una declaración destinada a afianzar el trabajo mancomunado para fortalecer las capacidades de las pequeñas y medianas empresas argentinas.

El futuro 4.0 ya llegó

“Industria 4.0 es el resultado de aplicar las tecnologías más avanzadas a la industria: Internet de las Cosas, Big Data, inteligencia artificial, computación en la nube, impresión 3D, robótica avanzada, blockchain, ciberseguridad y más”, explica Joaquín Valdés, decano del Incalin, creado hace 26 años por un convenio entre Unsam e INTI.

El próximo 6 de mayo comienza el curso “Introducción a Industria 4.0 y sus tecnologías habilitadoras”, que se dictará de manera virtual, con un total de 33 horas.

“Simplificando, primero fue la implementación de la máquina de vapor y de la mecanización, después la electricidad y después la automatización y la computación. Ahora es el turno de las fábricas inteligentes, con sistemas de máquinas interconectadas y flujos de información constante, que permiten monitorear y regular de manera remota una producción a medida”,  señala Valdés sobre el futuro (que ya llegó).

“Hay pymes argentinas que tienen algunas partes de sus procesos productivos automatizados, pero no conozco a ninguna que tenga un sistema integrado de máquinas. Para avanzar hacia la industria 4.0 hay que contar con recursos humanos capacitados y eso es lo que ofrecemos: formación. Después cada profesional podrá calcular cuál es la inversión que hay que hacer en cada fábrica y cómo avanzar por etapas en el objetivo de reconvertirse en una fábrica 100% inteligente”, explica Juan Carlos Mollo, a cargo de la operación de la Learning Factory del Incalin y del curso dirigido a empresarios, profesionales y técnicos que se desempeñen en empresas de todo tamaño e instituciones.

En una columna de opinión, Valdés y Marcelo Estayno plantean que, para que Argentina se suma a la revolución 4.0, se precisan varios elementos. “Para lograrlo se requieren herramientas de financiamiento, asistencia técnica, investigación y trabajo en paralelo con industrias reales, evaluación técnica. Todo ésto es imposible de alcanzar sin el desarrollo del recurso humano calificado capaz de manejar las tecnologías emergentes”, señalaron en Anfibia.

A futuro, o no tanto, la destrucción de puestos de trabajo que generará la revolución 4.0 requerirá formar futuros trabajadores con otros elementos. Por eso, dicen, “se precisa unaalianza estratégica con el sistema educativo resulta imprescindible para la formación de recursos humanos de alta calificación, operarios, capataces, técnicos y profesionales que se inserten en toda la cadena productiva, incrementando ingresantes a nuevas tecnicaturas, carreras científico-tecnológicas, TIC e ingenierías”.

Una revolución que va más allá de la fábrica y la industria pesada de décadas anteriores. Incluye a los servicios basados en el conocimiento y, también, al sector agropecuario clásico.

“La expectativa de afrontar la restricción externa exportando más productos agropecuarios podría fracasar si para ello fuese necesario importar la maquinaria agrícola con el valor que ya le están agregando, por ejemplo, John Deere, Massei Ferguson o AGCO. Estas multinacionales ya ofrecen soluciones integrales, desde el guiado automático con acceso remoto a un monitor y asombrosa exactitud, aumento del rendimiento operacional en la preparación del suelo, en la pulverización, cosecha, con guiado automático de las máquinas y monitoreo controlado remotamente desde bases de referencia propias de esas grandes empresas)“, dicen los autores. Mantra que podría expandirse sobrea otras industrias emergentes, desde el cannabis hasta el litio, ambos muy en boga estos días.

Además, plantean: “Ante este escenario, es fundamental brindar asistencia tecnológica a las empresas nacionales de maquinaria agrícola para que incorporen soluciones propias de la transformación digital, en vez de recurrir a inversores financieros internacionales que vienen con su tecnología incorporada”.

Casos de éxito 4.0

Una solución para el cuidado eficiente de las máquinas de la industria. La empresa Hitec desarrolló la herramienta Terative, una plataforma que permite detectar anomalías y reducir fallas en las maquinarias de sus clientes. Esto fue posible gracias al Programa Soluciona.

Mayor almacenamiento para exportar al mundo. Sinteplast invirtió en herramientas de la industria 4.0, lo que le permitió incorporar un robot de paletizado, envasadoras de alta velocidad y un depósito automatizado. Ahora, su producción aumentó de 5 a 8 millones de litros de pintura por mes.

Para saber más sobre el Plan de Desarrollo Productivo Argentina 4.0, accedé a este documento