Apuesta por la reactivación y a la espera de vacunas

12 de enero, 2021

Apuesta por la reactivación y a la espera de vacunas

Por Pablo Varela

Alberto Fernández no tiene actos en agenda oficial fuera de la Casa Rosada hoy. Sin embargo, ello no implica que el Presidente no continuará monitoreando de cerca la situación epidemiológica, que ayer arrojó más de 8.000 casos.

En Casa Rosada la estrategia es clara: federalizar la toma decisiones en cuanto a la lucha contra la pandemia, conscientes que las realidades epidemiológicas y del sistema de salud de cada una de las provincias, son harto difíciles.

Ayer, las declaraciones de la virtual viceministra de Salud, Carla Vizzotti respecto de la vacunas, encendieron las alarmas en Juntos por el Cambio que salió a reclamar un plan de vacunación. Sin embargo, en el oficialismo le bajan el tono a la polémica, y sostienen que se está pensando en la mejor estrategia al mismo tiempo que reconocen que el proceso de vacunación viene lento, con el objetivo de garantizar la correcta aplicación. La primera dosis genera 75% de inmunidad en el paciente y la posibilidad de aplicar solo la primera dosis (como sucede en Gran Bretaña) duplicaría el número de inmunizados y permitiría llegar mejor al mes de marzo.

En el Gobierno aseguran que los 5 millones de dosis de la vacuna Sputnik V llegarán, y admiten que hay trabas con las vacunas de origen chino producto de las negociaciones por el precio de las mismas. En medio del cambio de embajador en Pekín, en el oficialismo prima el optimismo respecto del millón de dosis que se está negociando.

En la antesala de un año electoral, en donde el Gobierno juga buena parte de su capital político, rechazan la idea de volver a plantear la dicotomía entre economía y salud. Hoy, la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, hará anuncios referidos al programa de Precios Cuidados, y mañana habrá una nueva reunión del gabinete económico.

Una fuente en Casa Rosada aseguró que la Mesa de Enlace es poco representativa del sector agropecuario y que en los acuerdos firmados con el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) está contemplado un precio para la comercialización interior, y otro para la exportación.

En Casa Rosada admiten que ha habido tensiones entre el ala de Salud y el ala económica. La segunda insiste en continuar con la producción, y que las cifras de la economía comienzan a mostrar los primeros repuntes. Además, muchos creen que en la industria y en la producción hay protocolos que han mostrado un buen funcionamiento y no es allí donde se generan los casos de contagios.

Al mismo tiempo se prevé una mejora en los programa Repro, que requieren de una mayor cantidad de requisitos comparado con los ATP. Además, los Repro estarán sectorizados para aquellas ramas como el turismo y la gastronomía que podrían continuar viéndose afectados por nuevos cierres.

Es por eso que hay conciencia que los contagios provienen de la circulación de personas y de eventos sociales.

Si bien la preocupación en las últimas horas se centró en la Costa Atlántica y en los centros turísticos, en el Gobierno ya piensan en los regresos de dichos turistas, que en un 80% viven en el AMBA, por lo que el alerta se extiende hacia los meses venideros.